“Blackfox”, nueva serie anime original de una superheroina ninja.

“Blackfox” es un nuevo anime original ósea que no viene de ningún manga o novela y está producido por el Studio 3Hz. Desde su página web oficial se ha lanzado el que es su primer vídeo promocional de esta producción de ciencia ficción y superhéroes. Y la verdad es que pinta de lo más interesante.

Este nuevo proyecto dentro del Studio 3Hz está a cargo de Kazuya Nomura (Ghost in the Shell: The Movie”) mientras que en la dirección de la serie esta en manos de Keisuke Shinohara (Devilman Crybaby). Naoki Hayashi (“Citrus/”Flip Flappers”) está al cargo de los guiones.

Rikka es la hija mayor de un clan de Ninjas, ella vive en una residencia de ninjas escondida en un rincón de una ciudad futurista. Todos esperan que ella sea la sucesora de su abuelo, pero tiene más interés en ser investigadora como su padre. Un día, la casa de Rikka fue atacada repentinamente. Ella superará esta crisis convirtiéndose en una justiciera enmascarada.

Anuncios

Takeru Satoh, Nana Komatsu, Shota Sometani en la épica,“Samurai Marathon 1855” de Bernard Rose.

Tráiler para la película “Samurai Marathon 1855” la cual se basa en la novela de titulo “Bakumatsu Marason Samurai” obra de Akihiro Dobashi siendo publicada en el año 2014 por Kadokawa Haruki Corporation. Film que cuenta con producción japonesa y británica, está dirigido y co-escrito por el director británico Bernard Rose (“Candyman, el dominio de la mente”).

El film que se estrenara en las salas de cine de Japón el 22 de febrero del próximo año está protagonizado entre otr@s por Takeru Satoh, (“Inuyashiki”-Live-Action), Nana Komatsu (“El mundo de Kanako” ), Mirai Moriyama (“20th Century Boys”, trilogía en live-action), Shota Sometani (“Parasite parte 1 y 2”-Live-Action), y Munetaka Aoki (“Rurouni Kenshin”-Trilogia en live-action).

Para preparar a sus guerreros para posibles ataques extranjeros, en Hanshu se crea un maratón que se correrá a lo largo de un sendero montañoso de 58 kilómetros. Mientras tanto, el gobierno central de Edo ve erróneamente a la maratón como un acto de traición. Los asesinos son enviados al castillo de los Hanshu. El joven Jinnai Karasawa aparece por allí haciéndose pasar por un samurái normal, pero en realidad es un espía del gobierno central. Este se da cuenta de que los asesinos ya están en el castillo de Hanshu.

“Touken Ranbu: The Movie”: Tráiler y nuevas imágenes de este Live-Action de acción y ciencia ficción.

Un teaser tráiler y nuevas imágenes de los personajes de la película “Touken Ranbu: The Movie” se han mostrado a través de la pagina web oficial de la adaptación live-action del videojuego de cartas de la célebre franquicia de Nitroplus y DMM GamesTouken Ranbu“.

Las imágenes son del reparto con sus respectivos personajes; Yoshihiko Aramaki como Kunihiro Yamanbagiri, Masanari Wada como Hasebe Heshikiri, Fuma Sadamoto como Toushirou Honebami, Hiroki Suzuki como Munechika Mikazuki, Hiroaki Iwanaga como Nihongo y Tomoki Hirose como Uguisumaru Hiroaki.

“Touken Ranbu: The Movie” dirigida por Saiji Yakumo (“Ankoku Joshi”) es una cinta de acción y ciencia ficción distribuida por la TOHO y contando con un guión de Yasuko Kobayashi (“Kakegurui” /”Ataque a los titanes“) que se lanzará en los cines el próximo 18 de enero de 2019 en Japón.

Esta saga que ya ha obtenido tres adaptaciones al anime nos cuenta la historia de un sacerdote Saniwa que tendrá que viajar al pasado para derrotar a las fuerzas del mal que intentan cambiar el curso de la historia.

 

 

 

 

 

Tráiler para la séptima entrega de la saga “Tournament” de nuevo con Samuel Leong (Sam Gor).

Samuel Leong (mas conocido en Hong Kong como Sam Gor) es un cineasta independiente que durante los últimos años ha estado rodando películas de bajo presupuesto con títulos como “Bio SARS Zombie” (“Ebola zombie”), “TV Z” y la serie cinematográfica de “Tournament”. Sus películas tienen mala crítica en general, pero aún así el hombre nunca ha renunciado a su pasión por hacer películas.

Está claro que para Samuel Leong su mayor éxito comercial hasta la fecha es la saga de “Tournament” la cual diese inicio en el año 2015 con el estreno de la que fuese su primera entrega y que desde entonces hasta hoy día lleva seis entregas, siendo la séptima y última (por el momento) la cual tendrá estreno en febrero del próximo año.

La última secuela de la saga de “Tournament” que lleva por título “Tournament 7: DX-29”, ha sido escrita, dirigida y protagonizada nuevamente por el propio Leong. Jim Ping-hei (“Three”), Ho Ying-wei (“Flirting Scholar”) y Ng Yo-yo (“Tournament”) completan el reparto.

“Saint Seiya: Saintia Shō” presenta una nueva imagen promocional de la serie.

Ya tenemos nueva imagen promocional para la adaptación a serie de anime para televisión del manga “Saint Seiya: Saintia Shō” obra de Chimaki Kuori que llegara el próximo 10 de Diciembre a Japón mientras que a Europa lo hará en el mes de enero.

Quien está en la dirección de este esperado proyecto es Masato Tamagawa (“Aria the Animation”/Air Gear”) , siendo escrita por Ikuko Takahashi (“Asura”), mientras que el mítico estudio GONZO es el que esta encargado de su producción animada, Toei Animation en esta ocasión estará como productora.

El manga homónimo que se publica desde el año 2013 en las páginas de la revista Champion Red de la editorial de Akita Shoten y que hasta ahora cuenta con 11 tomos recopilatorios en Japón. Mientras que en España se lleva editados los primeros 9 por Editorial Ivrea.

Mientras los clásicos caballeros de bronce se preparan para el Torneo Galáctico, este spin off nos presenta a la joven Shoko, quien busca a su hermana mayor Kyoko desde hace cinco años cuando este entró en el programa de la Fundación Grad (Fundación Kido).

 

saintia0

THUGS OF HINDOSTAN – Vihay Krishna Acharya – Bollywood – 2018 – Acción

Thugs

Cuando lanzaron el tráiler de la película los más críticos soltaron eso de “¡La India ya tiene a sus “Piratas del Caribe!”. Meses más tarde, cuando se estrenó y los medios más generalistas tuvieron constancia de ella, volvieron a soltar lo de “¡La India ya tiene a sus “Piratas del Caribe!”. Pues coño, aún estoy esperando que alguien diga eso de “¡La India homenajea a Sandokan!”. ¡Qué corta es la memoria…!

Y es que si bien cada cual se aferra a lo que quiere –o puede…- el film de Vihay Krishna Acharya tiene más de películas clásicas de aventuras que de fantasías que recrean espectáculos de parque de atracciones. Además, conviene otra vez refrescar la memoria y decir que la intención de Acharya y los Chopra como productores no es la de rivalizar con la de la Disney sino con sus vecinos del este y con cierta producción que empieza por ‘Baahu’ y termina por ‘bali’…

Dicho esto, vayamos con la peli. La trama es bastante sencilla y vista ya en otras tantas producciones de este origen: los hindús están esclavizados por los británicos y luchan por su libertad. Nada más y nada menos. Alguno dirá que casi tres horas da para mucho pero aquí el ‘mucho’ son escenas de acción por mucho –again…- que les pese a los críticos de su país, de ahí algunas malas críticas.

Es verdad que la palabra ‘Libertad’ se repite varias veces, pero fuera del espectáculo el trasfondo que más peso tiene no es el discurso por la entidad de la nación, la independencia o esos alegatos que como decía nos tienen acostumbrados por aquellos lares; curiosamente en la película tiene más importancia el individuo que el colectivo, y eso, visto lo visto, no gusta a un país… o mejor, a unos críticos que creen que la fuerza del grupo reside en su unidad.

La explicación a ello la tiene el protagonismo del personaje interpretado por Aamir Khan, una mezcla de varios personajes vistos ya en otras producciones estereotipo del ‘minion’ granuja/sinvergüenza/mentiroso/sin-ideales con el que comenzamos a ver las grandes –abismales- diferencias de esta con la de la Disney. En la saga “Piratas del Caribe” el ínclito Johnny Depp interpretaba a un borrachín afeminado que sin dejar de ser intrépido a fuerza del azar no tenía más objetivo que provocar la carcajada. Aquí, aunque guarde algunos rasgos en común, se busca incidir en esa conciencia que decía, que deje los egoísmos a un lado y “luche” por algo más que su bolsillo. Lo mejor: que aunque la perorata es previsible no se hace recalcitrante. Y es que como venía comentado, aquí importa más la diversión que el lavado de cerebro.

Era difícil rivalizar con la ‘película épica’ de las ‘películas épicas indias’ por antonomasia como era “Baahabuli” en sus dos partes y creo que esta, al menos a la segunda, la ha superado. Son diferentes porque una es épica a nivel bélico-medieval y esta a nivel aventuresco con lo que implica de números de extras, batallas, etc. pero en cuanto a lo que espectáculo/diversión se refiere se encuentran a la par sino la supera.

Y todo muy al gusto… occidental.

Apuntar como directores de la segunda unidad y de acción a Franz Spilhaus que trabajó en el serial piratesco por excelencia como fue “Black sails” y en otras producciones reconocidas como “Distrito 9”, “Dredd”, “Marea letal”, “Hitman”, etc., a Lee Whitetaker que a sumó en la propia secuela de “Baahubali” y en las occidentales “Fast & Furious 5”, “Abraham Lincoln: cazador de vampiros” o “La jungla 4,0”, entre otras y a Grant Powell con algunos títulos de serie B y otro más reconocidos como la última “Tomb raider”, la saga “El rey escorpión” u otra vez “Black sails”. Pero por encima de estos un nombre: el del gran Gleen Boswell con títulos tan míticos a sus espaldas como las sagas “Matrix” o “El hobbit”. Y no entro en los locales porque no os quiero aburrir…

Así es que con estos currículums no os esperéis lo típico de Bollywood como son patadas y puñetazos al aire o proyecciones de enemigos venciendo a la gravedad. Una película de piratas es una película de corsarios, navíos, duelo a espada, abordajes y aventura, y de todo eso tenemos dosis generosas. La esgrima –practiqué durante seis años este deporte en mi juventud- que veremos no es la más técnica ni elegante, pero tampoco es lo que se busca. Todo es más burdo, más directo y trepidante, buscando el ritmo en lugar de la excelencia, tomándole el pulso al espectáculo, algo de lo que los hindús saben mucho.

Y junto a todo esto tanto unos efectos especiales bastante apreciables, de primera me atrevería a decir, como unos fondos naturales exóticos tan brillantes como imprescindibles para tanto una producción del género como –y sobre todo- de la ‘YR Films’, especializados en fotografías cuidadas para ofrecer una apariencia impecable.

Hay algún elemento disonante como ese barril ‘llámese torpedo’ que sale disparado tras ser soltado de una cuerda sin más impulso que la imaginación de algún guionista sin excusas, pero en cuanto a explosiones, enfrentamientos navales o recreaciones infográficas, pocas pegas.

Seguimos con el espectáculo pero en otra vertiente, el de los números musicales. Lamentablemente cuatro serán las únicas ocasiones en las que podremos disfrutar del dominio de este campo de esta cinematografía. Y es que es tal la sensación de disfrute y satisfacción de las escenas de bailes que uno se queda con ganas de más.

Suraiyya” nos trae un divertido número con Katrina Kaif como foco de atención de un ‘soltadisímo’ Aamir Khan. Aunque ya hayamos visto este número en otras ocasiones cambiando los roles y actores no dejamos de disfrutarlo gracias a su ritmo y desenfado siempre que, como en este caso, los intérpretes se entreguen a esa fusión de comedia y baile.

Más racial, es decir, más tradicional pero no menos efectivo se haya “Vashmalle”. Impecable a nivel coreográfico y teniendo a los hombres como protagonistas, busca más la contundencia que la plasticidad. Amitabh sigue demostrando a su edad estar aún en forma. Y es que el que tuvo, retuvo.

Por su parte “Manzoor e Khuda” me atrevería a decir que es una Obra Maestra, ya no solo por el elevado número de participantes sino por toda esa vistosidad y fuerza en su puesta en escena. Si uno no se queda con la boca abierta tras ver estos cinco minutos de espectáculo y pasión, es que no ama la música. Por cosas así, “Thugs of Hindustan” justifica ya su visionado. La palabra ‘grandilocuente’ pierde su significado al lado de esta demostración de poderío.

No puedo acabar sin dejar al menos un par de líneas que hablen sobre sus protagonistas. De Amitabh poco se puede decir. Hasta personalidades dentro del séptimo arte como Baz Luhrmann o Danny Boyle se han rendido ante él. El ‘Sandokan’ perfecto tras tres décadas; mejor que el propio Kabir Bedi.

Fatima Sana Shaikh es la que, contrariamente al veterano actor, me ha sorprendido. Bachchan ya sabemos que no nos va a fallar, pero Sana Shaikh… No es guapa, pero no era belleza lo que requería el personaje sino determinación y credibilidad en cuanto al derroche físico, y como heroína ha superado a muchas estrellas consagradas del firmamento cinematográfico de la India. Casi parece una luchadora profesional a la altura de Ronda Rousey o Gina Carano.

Luego nos queda Aamir Khan. Katrina lamentablemente solo brilla bailando y dejándonos perplejos ante ese su nuevo labio superior operado/hinchado… Del trío de Dioses “Khan” de Bollywood, Aamir siempre ha sido el que menos gracia me hacía. Shahrukh es Shahrukh y aunque ha perdido el encanto de antaño, es como el Chow Yun-Fat de la India: a carisma no hay quien le gane.

Salman te cae bien a la fuerza. Es tan… exagerado en todos los aspectos… pero sus limitaciones las compensa con una voluntad que termina por convencerte y vencerte.

Pero Aamir… ¡es tan perfecto! Que si buena acción por aquí, que si excelente interpretación por allí. ¡Da asco de lo bueno que es! Pero coño, mira por dónde en esta película ha dejado atrás una imagen impoluta para encarnar a un canalla hijo-de-su-madre. Y lo mejor es que me lo creo. Lo veo por primera vez un tío de andar por casa. No solo nos hace reír sino odiarlo y volverlo amar. Decir que es un personaje hecho a su medida sería echar abajo todo lo dicho, pero es que realmente más que seguir un papel parece que improvisa y se nota por la frescura. Uno de los mejores personajes que uno se puede echar a la cara en este mundillo del celuloide que tanto nos gusta.

Un último apunte. En la Banda Sonora suena el “Jackeye’s Tale” de la Banda Sonora de “El Rey Arturo, la leyenda de Excalibur” de Daniel Pemberton cada vez que aparece Aamir Khan, sin embargo no aparece en los títulos de crédito. Se lo pregunté al mismo Pemberton pero no obtuve respuesta. Algo raro hay ahí…

Resumiendo, si todo lo dicho no te anima a verla, olvidando críticas malas y puntuaciones bajas en diversos medios online, es que no te gusta el cine. Yo valoro una película por lo que es. “Thugs of Hindostan” es espectáculo puro. No es “Piratas del Caribe”, es una película de piratas clásicas puesta al día y pasada por el filtro de Bollywood y la YRFilms. Tyrone Power y Errol Flynn estarían orgullosos, ¿por qué tú no? Quizás es que las películas de piratas siempre han estado infravaloradas en contraposición al Western, pero sea como sea, es un entretenimiento sano y de calidad.

4  / 5

Simon Yam trabaja en “Quills” el remake chino de una película de gran éxito en Japón.

El estupendo actor de Hong Kong Simon Yam (“Election 1 y 2”/ “SPL II: A Time for Consequences”/”Sparrow”) trabaja en el film, “Quill”, remake chino de la cinta japonesa de mismo nombre del 2004, que a su vez se basaba en el libro homónimo muy popular en Japón, “Quill: The Life of a Guide Dog” obra de Ryohei Akimoto y Kengo Ishiguro.

Él actor protagonizará el film junto a un reparto de lo mas interesante en el que se incluye a Gigi Leung (“The Monkey King”), Charlie Yeung (“Cold War 2”) y Him Law (“The Monkey King 1, 2 y 3”). Esta película está siendo dirigida por Law Wing Cheong (“Iceman” el que fuese uno de los grandes fracasos en la taquilla de Donnie Yen).

Yam, quien interpreta a un hombre ciego en el film, el actor ha comentado que la filmación ha sido particularmente difícil ya que no se le permite enfocar o parpadear, y tuvo que filmar una escena donde tenía que cruzar la carretera 48 veces antes de obtener una buena toma.

littleq