A GENTLEMAN’S DIGNITY (II) – Korea del Sur – 2013 – Kdrama – (Ep. 6 al 10) de 20


Featured image

BREVE RESUMEN DE LOS 5 PRIMEROS CAPÍTULOS:

Kim Do-Jin, Im Tae-San, Choi Yun y Lee Jeong-Rok son cuatro amigos desde la niñez que han entrado en la barrera sicológica de los 40. Salvo el último, todos están solteros y al que más y al que menos, no le importa su situación ya que siendo como son hombres de éxito, tienen a su alcance a cualquier mujer que se precie, incluido el propio Jeong-Rok al que la fidelidad no le supone ningún obstáculo. Sin embargo ha llegado el momento de encauzar sus vidas, así Tae-San cree haber encontrado el amor de su vida en Se-Ra, una golfista profesional. Lo que no sabe el arquitecto es que la mejor amiga de esta y compañera de piso, la profesora I-Su, está secretamente enamorada de él desde hace años, incluso desde antes de que Se-Ra lo conociese ya que eran amigos. A su vez Do-Jin, socio de Tae-San, se ha enamorado de la maestra, pero aún confesándole su amor I-Su sigue teniendo ocupado el corazón por Tae-San. Quién está también enamorado de I-Su es Choi-Yun, pero este tiene sus propios problemas intentando deshacerse de la hermana pequeña de Tae-San, mucho menor que él, a la que sigue viendo como una niña. Las cosas se enredarán aún más cuando Se-Ra se entere de que I-Su está enamorada de su novio…

6º CAPITULO: Vuelve el humor y vuelve el reparto de minutos.

Tras acudir al rescate de I-Su todo volverá a su cauce con ambos amantes intentando alcanzar su sueño imposible de ver correspondido su corazón. Por su parte, Choi Yun sigue rechazando a Me Ah-Ri hasta que la vea junto a Collin, el jovencito llegado de Japón que guarda un secreto relacionado con los cuatro amigos. Entonces comenzará a sentir algo parecido a los celos, celos que ya siente la propia jovencita al verlo junto a una de sus colegas abogadas. Jeong-Rok no sale de una para meterse en otra, tanto que estará a punto de romper, por enésima vez, su matrimonio a causa de su torpeza. Por último, Tae-San, que a pesar de reconciliarse con Se-Ra, será el protagonista de un nuevo malentendido cuando abrace a I-Su por la espalda creyendo que era su novia. Por si faltase algo, Se-Ra le desvelará al arquitecto el secreto que guardaba I-Su respecto a él. Lo que no sabe la pareja es que Do-Jin finalmente ha besado a la maestra y ha despertado algo en ella…

Pedazo de capítulo, y no sólo por el regreso del humor.

Para empezar, el arranque y el desenlace son antológicos. El arranque porque es imprevisible y divertido. Enlaza con el final de la anterior entrega de una manera memorable. No digo nada para no desvelarlo, pero sorprenderá y sobre todo, te hará reír.

El final, porque es un conglomerado de sensaciones. Unas, divertidas por el malentendido y otras, por lo emocional. Se juntan muchos factores y aunque se augura un futuro no tan brillante, más cercano a un culebrón, coincidiremos todos que al menos la puesta en escena ha sido no sólo elegante con esos añadidos digitales tan chulos -a alguno les parecerán un tanto ñoños…- sino concisa, midiendo los tiempos sin que nada resulte forzado.

Por lo demás, el contenido del episodio, un tanto intranscendente quedándonos con la sensación de que, de no haber sucedido lo de la parte final, hemos asistido a un ejercicio de pura transición. Basta con decir que nos regalan sendos videoclips musicales para avalar mis palabras.

Eso sí, el reparto de protagonismo nos deparará entretenimiento sin par. La parejita Choi Yun/Ah Ri, encantadora por previsible que resulte, y cada vez más, en ambos sentidos. Tae-San/Se-Ra recuperando terreno respecto a los anteriores, aunque ya es hora de que a Tae-San le den más peso como corresponde a un actor de su talla. Por último, Jeong-Rok/Min-Suk; estos, encasillados en el rol de pareja “como el perro y el gato”, comienzan a resultar un tanto repetitivos; sólo espero que la dubitativa figura del tal Collin les dé mayor presencia si cómo barrunto tienen mucho que ver con él.

7º CAPITULO: ¡Sorpresas!

Do Jin despertará sin recordar lo acontecido el día anterior. Descubriremos que desde hace años padece una curiosa patología por la que, cuando sufre momentos de gran stress, olvida lo ocurrido; de ahí que no abandone nunca su bolígrafo grabador. Lo malo, es que en esta ocasión la chaqueta donde estaba guardado el bolígrafo está en poder de I-Su. Así, cuando este vaya a reclamarle la chaqueta, la maestra le preguntará por lo ocurrido el día anterior. Sin acordarse, le dará largas. Más tarde, con la ayuda de Tae-San y la escucha de la grabación se pondrá al corriente de lo acontecido, incluidas las reacciones de la propia I-Su a su beso. Por su parte, Tae-San y Se-Ra vivirán una crisis cuando la joven pierda los nervios. Las consecuencias salpicarán hasta a su compañera de piso cuando le confiese que le ha contado a Tae-San su secreto. Por último, Choi Yun, que ya no sabe lo que siente por Me Ah-Ri hasta que llega la celebración de su cumpleaños….

Si decíamos que la anterior entrega era, literalmente “un pedazo de capítulo”, este ya es la bomba. Humor y emociones a partes iguales sin un segundo para el aburrimiento. Sí, es intrascendente pero no por ello desechable.

El episodio empieza francamente mal, apuntándonos una rara enfermedad del protagonista que inicialmente nos hace temer por el devenir de la serie y esa manía que tienen los guionistas del lugar de querer matar a los protagonistas al final de la misma por muy cómico que haya sido su desarrollo, pero todo quedará en una aparente anécdota; al menos eso espero. Y ya no es que, repito, gracias a Dios no sea nada grave, sino que se convierte en un recurso para buscar nuevas risas.

Y si hablamos de carcajadas hay que destacar a Jong-Hyuk/Jeong-Rok y su monoloquio en la iglesia. Casi lloro de la risa. Sin olvidar a un cada vez más suelto Dong-Gun. El bailecito SNSD, mítico.

Pero si de humor vamos sobrados, también de emociones. El contenido romántico funciona sin edulcoramientos, y cuando las cosas se vuelven duras para nuestros protagonistas se nos encoje el corazón como por, en este caso, la tensa relación que mantienen Tae-San y Se-Ra; pero hoy toda nuestra atención se la lleva el desenlace. No cuento nada para no destriparlo, pero creo que no hay nadie que vea el capítulo que no esperase lo que sucede, y no por ello termine igual de conmovido. Soberbio.

Para acabar y desempañarme los ojos, contrariamente hablaré de su arranque. Muy bueno lo de poner a Choi-Yun/Kim Min-Jong a cantar cuando fuera de la gran y pequeña pantalla es un conocido cantante.

8º CAPITULO: Amistad.

El cumpleaños de Choi Yun acabará con una promesa por parte de este a Tae-San, asegurándole que no se enamorará de Me Ah-Ri; sin embargo todos saben que el abogado comienza a sentir algo por la jovencita. Mientras, I-Su y Se-Ra continúan con su guerra particular: aparentando indiferencia pero dolidas en el fondo por estar estropeando una bonita amistad. Será tal el stress al que está sometida la golfista que llegará incluso a sufrir un desmayo. Esperando que Tae-San vaya al hospital preocupado por su salud, el arquitecto por el contrario, se desentenderá del asunto. Y es que este tiene sus propios problemas, como zanjar el tema de I-Su con Do-Jin…

Si no fuese por el par de secuencias emotivas y, claro está, las decenas de ocasiones en las que la serie nos provoca la risa, diría que esta entrega ya no es de transición sino casi de relleno. No pasa nada en absoluto, y las situaciones resultan hasta redundantes sin avanzar en las relaciones de los protagonistas.

Pero como decía, hay que aplaudir a los guionistas y su capacidad para conmover con incluso gestos vacíos y hasta forzados. Por ejemplo, las lágrimas de Se-Ra en el hospital. Uno no entiende la actitud de Tae-San, pero por incomprensible y, sobre todo, evidente que resulte como trampa para provocar el drama, funciona.

En el otro extremo debemos criticar severamente la ambigüedad de algunos asuntos, como por ejemplo, esa promesa de Choi Yun a Tae-San. Cómo si importase algo que el letrado se quedase con su “cuñada”. Al fin y al cabo, es lo que va a suceder al final… ¿Estirar la morcilla?

Por último, parece que estamos cerca de saber qué pasa con Collin -a pesar de que hoy no haya aparecido- debido a la aparición de esa jovencita en el tramo que nos resume el pasado de nuestros héroes.

9º CAPITULO: Reconciliaciones y rupturas.

Tae-San le dará vía libre a Do-Jin respecto a I-Su, ya que él se ha decidido finalmente por Se-Ra. Así, el arquitecto decidirá aprovechar la coyuntura pasando unos días en la casa de la profesora, montando el mini-bar que su socio le ha comprado a la golfista. El regalo significará el inicio de la reconciliación de la pareja, culminada por el apoyo moral que Tea-San, junto a sus amigos, le brindará a la deportista en un torneo. Por la noche, la situación se volverá algo violenta cuando a la fiesta inviten a I-Su. Para alejar sospechas, será la propia maestra la que confesará que en un primer momento se vio atraída por Tae-San, pero que ahora está felizmente saliendo con Do-Jin. Sintiéndose utilizado, el arquitecto le aconsejará que se aleje de él, ya que está harto de sus juegos. El rechazo provocará que I-Su se dé cuenta por primera vez de que siente algo por Do-Jin, el problema es que este, desengañado, ya pasa de ella.

La verdad es que podría volver a decir que estamos frente a un episodio de transición, pero en el fondo la serie ha llegado a tal extremo de inmovilismo que ya es algo normal; normal, pero no malo o erróneo. Y es que una cosa es que no sucedan cosas, que estén estancadas, y otra que sean aburridas o no tengan interés.

Es cierto que se aprecia un viraje hacia los doramas tradicionales, es decir, una aproximación a los esquemas habituales en las series que predominan en el país, hasta cierto punto dirigidas a amas de casas o mujeres, centradas en relaciones sentimentales marcadas por las etapas de enamoramiento-rechazo-reconciliación, pero sus guionistas aún se reservan puntazos como esos que evidencian que estamos un escalón por encima de esa media conformista.

Por ejemplo, esos detalles infográficos que en esta entrega adquieren un significado especial, o los últimos cinco minutos; para empezar, es difícil mantenerle la mirada a un Jang Dong-Gun enfadado. Y para terminar, esa reacción que nadie se espera. ¡Tres puntos colega!

10º CAPITULO: Titubeos.

Do-Jin, a pesar de ver dolida a I-Su, decidirá unilateralmente que lo mejor para ambos es que olviden lo pasado y que cada uno coja su camino. No obstante, la profesora no puede olvidar al arquitecto e intentará que este le perdone provocando varios encuentros que Do-Jin, sin querer evitarlos, frustra con su indiferencia. Por su lado, Jeong-Rok vive una situación complicada cuando su esposa crea que de nuevo la ha engañado con otra mujer. Hasta sus amigos dudan de él, pero es que el playboy en esta ocasión no puede contar el motivo de sus continuas desapariciones ya que este no es otro que el reencuentro con Eun-Hee.

La verdad es que tengo sudores fríos cada vez que me encuentro con un capítulo como este. Y es que ya no es la intrascendencia que como decía en la entrega 8ª te deja cara de tonto, es que es tan poco lo que acontece en el capítulo que casi no me da margen a escribir unas pocas líneas.

Para empezar, no se puede decir que sea un episodio malo; “solo” uno de los peores, eso sí, dentro del excelente nivel medio decir “peor” en este caso es superar incluso el aprobado. Entretiene, que es lo que importa. Lo peor, es la reiteración de algunos asuntos que evidentemente no pueden esconder su función de relleno. Por ejemplo, esos encuentros de la pareja de protagonistas al final terminan por resultar innecesarios a tenor de cómo se resuelve el capítulo. ¿Para qué tanto intento si al final…? Pues eso.

Luego, la parte de la historia de Jeong-Rok en este capítulo me parece mal contada ya que uno no sabe de dónde sale cuando su esposa y amigos están en el apartado del club. ¿Mal montaje?

Para acabar, paradójicamente, su arranque. La publicidad a “Starcraft” está bien encajada, graciosa como ya nos han habituado en todos los inicios de los episodios, pero el mejor chiste es cuando mencionan a Gianna Jun Ji Hyun.

Featured image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s