CITY HALL (I) – Korea del Sur – 2009 – Kdrama – (Ep. 1 al 5) de 20

Featured image

La crisis económica que está azotando a la sociedad éste final y principio de nueva década está poniendo las vergüenzas de nuestros dirigentes políticos al descubierto. Inmersos en recortes presupuestarios para reducir el déficit nos ofrecen una imagen modélica rebajándose unos sueldos que no dejan de ser un reflejo de total desfachatez. Pero las dudas sobre el sistema capitalista nos han traído también unas refriegas dialécticas entre los diferentes dirigentes políticos que a veces convierten los estamentos burocráticos en ostentosos rings pugilísticos donde las palabras parecen hacer mas daño que los puños.

Y si hablamos de enfrentamientos políticos no podemos mirar hacia otro lado por mucha simpatía que le tengamos a la pequeña península asiática y reconocer que no hay temporada que no veamos en los noticiarios trifulcas en el Parlamento Surkoreano.

Uniendo ambas coyunturas uno se formaría rápidamente una imagen algo violenta del panorama político koreano. Pues sí, pero sin olvidar la importancia que el mundo del espectáculo juega en el país no resulta tan extraño el cuadro que contrariamente pinta ésta serie. Y es que siendo ahora mas que nunca nuestros dirigentes los protagonistas del día a día del país, la política no podía vivir al margen de la cotidianeidad, ¿y que mejor para representar a estos humanizándoles por un lado y mostrando críticamente sus miserias que una serie de televisión?. Pues eso.

En España sería imposible dada la parcialidad de los medios pero en Korea, donde interesa mas la audiencia que el mensaje, el milagro podía ser posible. Así nació éste “City Hall”, una propuesta diferente y hasta un poco atípica.

1º CAPITULO: Comienza la guerra.

Shin Mi-Rae es una treintañera que lleva siete años trabajando como secretaria en la alcadía de Inju, una localidad de algo mas de 100.000 habitantes. A pesar de su trayectoria su labor no va mas allá de la de servir de recadera y hacer cafés para compañeros de mas rango. A la alcaldía llegará un día Jo Guk un prometedor joven con grandes aspiraciones políticas al que su “padrino” le obligará a coger el cargo de Teniente de Alcalde de Inju con tal de ir adquiriendo experiencia. Con fama de ser el “hombre perfecto”, en la ciudad lo recibirán por un lado con la lógica hospitalidad y por otro, con el clásico recelo. Mi-Rae se sentirá atraída por Jo Guk creyéndose correspondida; no obstante la situación es totalmente opuesta ya que éste la ve como un bicho raro, inútil y poco femenina. La primera misión que le asignarán a Jo Guk será la de regir un concurso de belleza, amañando todo sea dicho, con la intención de malversar fondos. Mi-Rae necesitada de dinero y desconocedora del tejemaneje, pensará no solo en participar sino en ganarlo.

Sí, es cierto, cuando concluía la introducción decía que la serie se planteaba atípica y sin embargo por lo resumido en el primer capítulo parece que nos encontramos con un “mas de lo mismo”, es decir, tanto un argumento que nos trae de nuevo a una pareja poco afín que seguro terminará uniéndose como a una protagonista que calca el papel de “Cenicienta”. Pues sí, no se puede negar pero no es menos cierto que existen elementos – además de ese contexto político que marca la serie – que distancian un tanto a ésta de esas líneas generales que caracterizan las comedias románticas televisivas del país; por ejemplo, que la protagonista se crea correspondida.

En esa misma línea con la que yo mismo parecía rebatirme, diré que algunos de los personajes secundarios se acogen también al arquetipo de estos encontrándonos con, por ejemplo, el Secretario Lee Jeong-Do quien al parecer a las primeras de cambio ya tiene adjudicado el rol de perdedor en un supuesto triangulo amoroso.

Por otro lado, sobre todas éstas relaciones asoma la temática política con todo ese trasiego de juegos de influencias, corrupción y malversación de fondos públicos que en manos de un occidental daría para poco menos que un tostón pero que aquí pasa por tal tamiz de naturalidad – recordar que hasta hace bien poco Korea del Sur era uno de los países desarrollados con mas corrupción del mundo – que hasta resulta cómico. Amén, del ya no poco sentido del humor que luce el capítulo.

Y es que éste es otro – junto a sus protagonistas – factor estrella de la serie. A pesar de esa presunta apariencia seria y trascendental que debería tener la serie por temática, nos encontramos con un montón de gags que redundan tanto en las situaciones chocantes como en ese carácter llano y demasiado inocente de los koreanos de lejos de la capital. Doy fe de ello. Así “City hall” por lo visto en su primera entrega hará las delicias de los que adoramos esas comedias costumbristas y que tantos paralelismos nos traen con ésta “piel de toro” en la que me encuentro.

Es cierto que en ocasiones recurre a situaciones nada creíbles – la pintura de la casa del protagonista – pero es mas bien una excusa que un recurso necesario.

Por último destacar lo que ya había señalado en los anteriores párrafos: el gran atractivo de sus protagonistas. A Kim Seong-Ah estamos acostumbrados a verla en series y comedias intrascendentes, sin embargo a Cha Seung-Won lo recuperamos para la causa.

Al estilizado galán en los últimos tiempos lo he bautizado como “El actor que perdió la sonrisa” tras perder aquel toque con la taquilla que lo convirtió en el “Rey Midas” de la península al querer cambiar de registro abandonando la comedia que le dio fama. Tras cinco años desaparecido del género – si exceptuamos “Small Town Rivals” con demasiadas coincidencias precisamente con ésta serie – Seung-Won regresó a la comedia recuperando, al menos por ahora, viejas sensaciones.

2º CAPITULO: Primer posicionamiento.

Mi-Rae descubrirá lo equivocada que estaba respecto a Go Juk cuando éste deje clara la opinión que tiene de ella en una conversación sobre las opciones que tiene de ingresar en el concurso de belleza. Mientras que la secretaria piensa como contraatacar, el Gobernador visitará la Alcaldía ignorando al alcalde y solo poniendo la atención sobre Go Juk. Esto pondrá nervioso al veterano político mandando a Mi-Rae para que ejerza de espía, sin embargo ésta mantendrá una posición neutral. El concurso comenzará con paso firme a pesar de que Go Juk no quiera hacerse cargo del mismo delegando responsabilidades en el Director Lee. Finalmente Mi-Rae podrá participar en él tras aparentemente apaciguar su relación con Go Juk.

Muchas cosas pasan en éste episodio y de diferente cariz. Por un lado tenemos descubrimientos como los que nos cuentan el pasado de Go Juk o la relación del Director Lee con la concejal Min. Por cierto, estupendo éste Lee Hyong-Cheol ya que tras verlo en uno de los papeles mas odiosos que recuerdo en el serial “On Air” aquí se “reforma” ofreciendo la otra cara de la moneda.

Por el otro lado, la todavía presentación de personajes como son en ésta ocasión los amigos de la protagonista. Delirantes. Y es que la serie sigue siendo fiel a ese humor tan marcado que vimos en su primer capítulo; no solo no ha perdido un ápice de gracia sino que lo ha acentuado.

Muchas escenas nos recuerdan al manga japonés con esas reacciones tan exageradas – ver a Jo Guk y a su ayudante tras el destape de Go Juk o a los amigos de la anterior cuando ésta disimula diciendo que la cerveza es tan amarga – y otras no dejan atrás ese estilo surkoreano que aunque algo previsible – la “traición” de los directores de sección del Ayuntamiento – es lo que buscamos cuando acudimos a una de éstas producciones.

3º CAPITULO: Sorpresas y risas, muchas risas.

Go Juk recibirá calabazas pero aceptará con resignación su nueva misión: derrocar al actual alcalde. Antes de regresar a Inju visitará a… su prometida. Tras lidiar con ésta retornará a la pequeña ciudad para supuestamente hacerse cargo del concurso de belleza. Sin embargo volverá a pasarse de listo y ésta vez no podrá sobreponerse a su insolencia: el Director Lee le dejará toda la responsabilidad de lo que queda de evento. Sin saber que hacer recurrirá a Shin Mi-Rae la cual se aprovechará de su posición de privilegio ajustando las nuevas pruebas a sus habilidades. La primera, ayudar a los pescadores locales a capturar Baendaengis. Mientras que esto ocurre hasta Inju llegará la madre e… ¡¡ hijo de Go Juk !!. Al día siguiente la prueba para las candidatas será reformar la casa de una anciana. Para sorpresa de todos la mujer estará relacionada con la propia Mi-Rae.

Tronchante, no puedo decir otra cosa. La verdad es que la serie me está sorprendiendo gratamente no solo por su alto contenido cómico sino porque además resulta hasta imprevisible. El ejemplo mas claro lo tenemos cuando la protagonista despierta tras “pasar” la noche junto a Go Juk. Cualquiera podría pensar que éste le ha dejado la cama como un perfecto caballero y… pues eso, verlo.

Por otro lado sorprende que a éstas alturas aún no solo se nos presenten personajes sino que estos tengan un carácter… asombroso. En fin, espero que en breve se despejen las dudas que plantea éste episodio.

4º CAPITULO: Solo lo diré de una forma: bestial.

Go Juk y Mi-Rae lograrán superar el mal rato pasado. Esa misma noche la secretaria ayudará a terminar el trabajo comenzado en casa de su abuela lo que influirá para que al día siguiente llegue tarde a los ensayos de “Miss Baendaengi”. Resentido por lo acontecido el día anterior Go Juk la expulsará del concurso apoyándose en que ha roto las normas. Sin embargo la providencia se volverá a poner del lado de ésta cuando la Ministra de Igualdad del país llame al alcalde felicitándole por la idea de incluir a una mujer tan “normal” en el certamen. Sin otro remedio deberá no solo reingresarla sino apoyarla para que gane. Las pruebas se irán sucediendo hasta la esperada votación final.

El episodio es tan bueno que no recuerdo uno de una serie asiática con el que me haya reído tanto. Eso lo convierte ya en toda una referencia aunque tenga una contrapartida negativa, que de ahora en adelante todo parecerá poco.

Pero no nos pongamos la venda antes de la herida y contemos las virtudes de éste capítulo que lo han convertido desde ya para mi en todo un hito en la comedia televisiva surkoreana.

Teniendo al humor como su principal baza, el primer factor que apoya a éste es la dosificación. El capítulo merece un segundo visionado y quizás tras escribir éstas líneas me decida a ello y mida el “tempo” del mismo para poder dar el dato exacto de “gag/minuto”, en todo caso no me extrañaría que anduviese por los dos minutos/gag y eso que su arranque hacía prever otra cosa.

Y es que el segundo factor sería ese, el ya comentado en la anterior entrega como es la imprevisibilidad. En la línea de lo dicho en el anterior párrafo no sé ni las veces en la que le sorprenden a uno. Genial.

El tercero serían sus protagonistas, que pareja. Ese toque cabronazo de Cha Seung-Won tan serio y recto hacen mas divertidas esas escenas donde se suelta y vuelve a ser el que fue al principio de su carrera. El par de “recreaciones” de la protagonista son de las que hacen época y sirven para valorar mas aún al intérprete. Kim Seong-Ah, en su línea, pero no por ello menos efectiva.

Cuarto, aunque ya no influya en el contenido cómico, destacar la buena selección musical del episodio. Hay para todos los gustos pero siempre con un grado de idoneidad poco antes visto.

Para acabar, esperar que temas como la relación Go Juk-Director Lee nos depare alguna buena sorpresa y ya que estamos hablando sobre éste personaje, desear que no se convierta en víctima de un romance no correspondido.

5º CAPITULO: Giro de 180º, llega el drama.

Tras ganar el certamen Shin Mi-Rae se encontrará preocupada ya que todavía no ha recibido el premio en metálico de 20 millones de Wons. Pronto el Director Lee le resolverá, para su desgracia, todas sus dudas. Lee le enseñará unos documentos firmados por la propia secretaria – falsificados evidentemente – con los que demostrar que ésta ha donado el premio a una asociación benéfica. Lee no se quedará ahí y le explicará que todo responde a un desvío intencionado del dinero hacia los intereses de los corruptos de turno con lo que Mi-Rae tiene dos opciones: o aceptarlo y en contraposición quedarse con solo un millón o destapar el escándalo luchando contra el sistema. Contando con un tiempo de reflexión la secretaria le pedirá ayuda a Go Juk pero éste como siempre la ignorará. Eso sí, Mi-Rae para su sorpresa se enterará de la parte de culpa que tuvo éste en el proceso de reingreso en el concurso aunque confundiendo su propósito. Finalmente se rendirá y aceptará ser parte del juego. Esto tendrá consecuencias ya que el Director Lee cansado de servir de cómplice, dimitirá de su cargo. Quien no se rendirá será Mi-Rae que acudirá al Alcalde para pedirle que le dé todo el dinero del premio, obteniendo a cambio un revés: la concejala Min pedirá su dimisión.

Como decía al principio, en éste episodio nos encontramos con un cambio radical no solo en lo que respecta a la anterior entrega sino a lo que llevábamos de serie; y es que ya no solo es que no mantenga el nivel – algo por otra parte que suponíamos viendo lo “inalcanzable” del último – sino que sustituye el buen rollo reinante por un tono apesadumbrado y hasta mezquino; casi de telenovela de sobremesa. Esto me plantea muchas dudas al respecto del futuro de la serie pero dadas las sensaciones despertadas en sus cuatro primeros episodios no tiene un voto de confianza sino todavía muchos.

Adentrándonos en el capítulo diremos que se agradece que nos reserven alguna sorpresa como la implicación del protagonista tras expulsar a Mi-Rae del concurso o que se mantenga el misterio respecto a la relación del mismo con la estirada jovencita Bu-Mi pero por lo demás, esperemos que solo resulte una dura transición.

Como último apunte y desdramatizando mis impresiones diremos que sorprende encontrar al inicio del episodio un tema instrumental de corte flamenco. Será el único apunte simpático de la poco mas de hora de metraje.

Featured image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s