CITY HALL (III) – Korea del Sur – 2009 – Kdrama – (Ep. 11 al 15) de 20

Featured image

BREVE RESUMEN DE LOS DIEZ PRIMEROS EPISODIOS:

Jo Guk debe acatar la decisión de su padrino político – y padre biológico no reconocido – y hacerse cargo de la Tenencia de Alcaldía de Inju, una pequeña ciudad costera de poco mas de 100.000 habitantes. Al llegar se convertirá en el centro de atención de todos los funcionarios pero su actitud altiva junto a la desgana de encontrarse allí pronto provocará que se gane algunos enemigos. Rápidamente tomará la decisión de derrocar al Alcalde allí casi perpetuado. Adivinándosele las intenciones será relegado a actividades secundarias tales como regir un Concurso de Belleza instaurado con la única intención de derivar el premio a la campaña electoral de un político afín al Alcalde. Al certamen se presentará Mi-Rae, una de las secretarias de la Alcaldía, la cual a pesar de su falta de talento y edad no muy “vinculada” a éste tipo de eventos – 36 años – cree tener posibilidades de ganarlo. Jo Guk relegará responsabilidades en el Director Lee, el único burócrata del Ayuntamiento integro consiguiendo que no solo el Concurso de Belleza salga adelante sino que la propia Mi-Rae sea la ganadora tras mil y un avatares. El problema surgirá cuando a la hora de cobrar el Premio ésta reciba solo una pequeña parte, víctima del corrupto desvío de fondos. Ante ésta injusticia, Mi-Rae se revelará siendo despedida y afectando incluso su comportamiento a los que la rodean. Impotente, Jo Guk decidirá ayudarla utilizándola como arma contra el Alcalde. Fruto de su lucha el político será depuesto abriendo la guerra por la Alcaldía. El destino y los tejemanejes de Jo Guk convertirán a Mi-Rae en una de las cinco candidatas al Sillón de Alcalde de Inju.

11º CAPITULO: Llegó el gran día.

Nerviosa ante lo que parece un disputa de celos entre Jo Guk y el Director Lee, a Mi-Rae se le escapará que solo se presenta a las elecciones para conseguir el número suficiente de votos para que le devuelvan el deposito de dinero puesto para formalizar la candidatura. Ante tal reacción, engañado el Director Lee dimitirá. Pero la vida sigue y Mi-Rae deberá continuar con el programa electoral dando su primer mitin. Insegura al saber que sus promesas electorales, escritas por Jo Guk, son irrealizables decidirá hacer un discurso mas sincero. Ante la bronca del ex-Teniente de Alcalde, Mi-Rae lo despedirá. Será el propio Director Lee, al que ha acudido la candidata buscando de nuevo su apoyo, el que le dirá que lo vuelva a traer al redil ya que necesitan de sus habilidades. Y menos mal ya que tras ser objeto de las malas prácticas de sus rivales políticos, el joven hará uso de su información privilegiada para resolver el nuevo entuerto. Y finalmente llega el gran día de las elecciones. ¿Se habrá ganado Mi-Ran los corazones – y voluntades – de los habitantes de Inju?.

Genial. Tras unos episodios donde la serie había bajado el nivel volviéndose hasta cierto punto vulgar aquí vuelve a recuperar el tono gracias paradójicamente no al sentido del humor que le había dado brillantez sino a su vertiente sentimental dividida en varios aspectos.

El primero, porque sus guionistas han construido un discurso político tan ideal que derriba fronteras. Las respuestas que da la protagonista en ese debate televisivo no solo enardece al público allí reunido sino a nosotros mismos por mucho que nos separen miles de kilómetros. El problema de los políticos, metidos como estamos en España siempre en precampañas, es su lejanía con el ciudadano de a pie y de eso se aprovechan, como decía, sus guionistas firmando una serie de sentencias acertadísimas.

El segundo porque resulta conmovedor. Está claro que volvemos a ser víctimas del tópico de la “Cenicienta”, es decir, de esa máxima instaurada en las teleseries asiáticas donde la protagonista femenina se beneficia de un crecimiento personal, pero no por ser mas conscientes de ello disfrutamos y nos emocionamos menos, cada cual a su nivel, de ver como triunfa nuestra heroína.

Y tercero y en consecuencia de ello, la relación de Mi-Rae con nuestro caballero de brillante armadura como es Jo Guk. Ya no son esas imágenes acarameladas acompañadas por la banda sonora, son escenas como esa en la que tras ser vilipendiada la candidata a la alcaldía y ver como ésta recibe el apoyo de su público, éste sonríe abiertamente. No es satisfacción ni orgullo, es sentimiento puro.

Para acabar, dos apuntes. Uno, al hilo de lo que decía en el anterior párrafo añadir que me ha parecido genial la utilización de temas musicales en éste episodio, muy por encima del simple acompañamiento – dígase relleno – de otras entregas. Y dos, mostrar mi inquietud por el rumbo que puede tomar ahora la serie. Lo de hoy parecía un episodio final y tiemblo al pensar por donde pueden estirar el chicle.

12º CAPITULO: Ha costado pero… ha vuelto el humor.

Tras ganar las elecciones Mi-Rae y Jo Guk tienen que afrontar su nuevo futuro. A pesar de que la Alcaldesa comienza con pie firme los funcionarios del Ayuntamiento conspirarán contra ella esperando su derrumbe. Sin nadie que le ayude Mi-Rae no se acobardará e intentará dar una imagen firme contraatacando, de todas formas su soledad le supondrá un duro obstáculo ya que no tiene a nadie en quien apoyarse; por suerte, alguien le tenderá una mano amiga. Jo Suk por su parte comienza a mover los hilos que le lleven al Senado y tras hablar con el Gobernador irá en busca de los amigos de Mi-Rae para que le ayuden a montar la campaña. Estos solo lo harán si éste guarda algún tipo de relación con la nueva Alcaldesa. Mintiendo hará ver que están enamorados; cuando llegue la ex-secretaria le seguirá el juego. Al acabar la reunión la pareja resolverá el “malentendido”. Al día siguiente Mi-Rae le pedirá a Bu-Mi y al Director Lee que vuelvan a sus puestos pero con lo que no contará es con la decisión del resto de funcionarios…

Uno de los mejores episodios que llevamos vistos de la serie; y es que se nota, cuando el humor que dio lustre al serial en sus inicios regresa, todo cambia.

Y en ésta ocasión las situaciones cómicas vienen de la mano de un Cha Seung-Won desatado. Desde esa charla con el Director Lee imitando a las “marujas” surkoreanas hasta esa farsa con Mi-Rae delante de los amigos de ésta. Digo lo de siempre, ¿cuándo volverá Seung-Won a la comedia en la gran pantalla?. Si es que ha nacido para ello.

Por lo demás, poco ya que estamos claramente ante un episodio de transición donde todo debe reorganizarse ante el nuevo status adquirido por los protagonistas. Quizás el momento romántico en lo alto de la colina con ayuda digital.

Eso sí, acabado de fallecer el maestro García Berlanga en algún momento estaba esperando a que Mi-Rae pronunciase esa mítica frase que popularizase Pepe Isbert en la nunca bien valorada “Bienvenido Mr. Marshall”: “Como Alcalde vuestro que soy os debo una explicación, y como os la debo os la voy a pagar…”. Seguro que D. Luis hubiese disfrutado mucho con ésta serie. Hasta siempre, Maestro.

13º CAPITULO: Comienza no una sino dos guerras.

A pesar de la dimisión en bloque de los Directores de Departamento del Ayuntamiento, Mi-Rae intentará mantener la calma continuando con su programa de actuaciones. La siguiente será ceder la casa en la que le toca vivir al Alcalde a la Guardería de su amiga. Allí se encontrará con la madre de Jo Guk que trabaja como voluntaria. De vueltas a la realidad verá que la dimisión de sus subalternos tiene relación con un complot para alejarla de todo mando. Será Jo Guk tras otra noche romántica el que le dé ánimos para continuar y sobre todo, el empujón que le permita contraatacar. Sacando fuerzas de flaqueza pondrá en jaque a sus enemigos pero habrá una cuestión con la que no contaba: para rechazar el traslado del Ayuntamiento a la nueva localización deberá encontrar una fisura en el entramado burocrático construido para tal efecto hasta el momento. Por su parte Jo Guk comienza su andadura hacia el Senado.

Episodio completísimo en el que afortunadamente no echamos a faltar el humor. Desde la batalla interior en la que se nos a nuestra protagonista cual Juana de Arco contra los malvados burócratas hasta la campaña electoral emprendida por Jo Guk que parece depararnos no pocas satisfacciones. Delirante su foto de campaña como superhéroe.

Y es que el contenido del capítulo de hoy es tan denso – reservándonos alguna que otra sorpresa como es el origen del hijo de Jo Guk – que poco mas hay que comentar resumido su argumento.

Solo dos detalles. Uno, esa escena cómica en la que las esposas de los funcionarios rebeldes reprenden a sus maridos haciendo honor al genio de las mujeres de aquel país, y dos, ¿qué se esconde tras la intención de Jo Guk para que Mi-Rae no lleve a cabo el traslado del Ayuntamiento?. Sí, su padre pero, ¿por qué?.

14º CAPITULO: Casi todo de color de rosa.

Las cosas parecen mejorar para Mi-Rae y todo parecerá salir a la perfección. Al primer contacto “íntimo” con Jo Guk hay que sumarle la rendición definitiva de los Directores de Sección. Mientras al joven político por su parte no parecen irle peor las cosas ya que poco a poco se irá convirtiendo en el nuevo fenómeno popular de la ciudad de Inju al igual que pasase con Mi-Rae semanas atrás; eso sí su discurso dista mucho del de ésta. Al que no le van las cosas tan bien es al Director Lee ya que al olerse que su mujer se esconde tras el aviso a los terratenientes del cambio de planes de la Alcaldesa, le pedirá el divorcio. Todo responde a un plan de éste para que Mi-Rae le ayude a recuperar el amor de su esposa. Finalmente la felicidad de nuestros protagonistas se romperá cuando un fotógrafo irrumpa en la habitación de hotel donde estos se encuentran tomándoles comprometedoras fotos. En lugar de ir a la prensa tal y como creía la pareja, éste irá a la prometida de Jo Guk.

Cincuenta minutos de distendimiento y diez de sobresalto, eso es lo que nos vamos a encontrar en el episodio de hoy.

Para empezar la relación de Mi-Rae y Jo Guk va viento en popa y de la mejor de las maneras, sin edulcoramiento y con humor; da gusto verlos juntos y percibir esa química que desprenden. Por otro, disfrutaremos con los discursos del último; y es que al igual que decíamos con su compañera hace unas entregas, los guionistas de la serie se estrujan el cerebro para saber lo que hay que decir y sobre todo, de parte de quien viene. Los alegatos de Mi-Rae salían del corazón e iban directos al pueblo llano. La arenga de Jo Guk, aunque panfleto, está adornada de toda esa palabrería vacía pero cargada de sentimiento, razón y fuerza; imposible no votarle.

Por último, resaltar las cualidades cómicas de los secundarios, en especial esos Directores de Sección. Qué payasos… en el mejor sentido de la palabra.

15º CAPITULO: Culebrón total.

La visita de BB no será tan gratificante como parecía al principio. A pesar de darle su apoyo de cara a las elecciones, el verdadero interés del viejo gobernante es el de separar a Jo Guk de Mi-Rae. Inicialmente parecerá que a la fuerza todos cederán a sus pretensiones pero pronto la obstinación de Jo Guk conseguirá convencer a Mi-Rae de que no pueden estar separados uno del otro. Y mientras la parejita intenta reconducir su relación, el Director Lee tiene que ver como su esposa firma los papeles del divorcio saliéndole mal la jugada con la que intentaba reconquistarla. Finalmente, se celebrarán las elecciones al congreso; el resultado, mas que confirmar el éxito de Jo Guk, se convertirá en un nuevo obstáculo en la relación de los dos jóvenes políticos.

Uffff… sí, lo primero reconocer que la entrega de hoy es de sobresaliente pero los ríos de lágrimas que desata éste episodio pueden llegar a desbordarse y amenazar con ahogar a los menos amigos de los sentimientos desbocados.

Pero como decía, no hay que menospreciarlo; es cierto que se abusa del drama para, con el chantaje al corazón del público, hurgar en su interior y provocar la lágrima fácil – solo había que ver a mi mujer que cual María Magdalena enjugaba sus lágrimas sin casi poder achicarlas – pero la interpretación de la pareja es notabilísima empezando por un Seung-Won menos predispuesto a mostrarse vulnerable.

Y poco mas, ya que entre adioses forzados y reconciliaciones previsibles la hora se pasa volando; al menos los mas reacios pueden considerar éste capítulo como un cambio de fase ante las últimas cinco entregas.

Featured image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s