PRINCESS HOURS (I) – Korea del sur – 2006 – Kdrama – (Ep. 1 al 6) de 24

Featured image

En Enero del 2006 la cadena televisiva surkoreana MBC estrenó el serial “Princess Hours/Goong” una serie que adaptando el popular manhwa de Park Soo-Hee del mismo título intentaba llamar la atención del público juvenil. A lo largo de tres meses la serie no solo logró “hipnotizar” a los millones de adolescentes que habitan el país si no que se convirtió en la serie mas vista del momento. Su formato de una hora, periodicidad de dos capítulos semanales y contenido mezcla de romance, humor y sobre todo, glamour fueron las claves para que “Goong” lograse captar la atención de todo tipo de espectadores.

Al frente de la misma los responsables de la serie no solo colocaron a la habitual “gente guapa” si no a intérpretes cuya popularidad trascendía mas allá de la pequeña pantalla como la propia protagonista Yoon Eun Hye mas conocida por ser miembro del grupo “BabyVox”, un popular modelo como Joo Ji Hoon y otro cantante de éxito como Kim Jeong Hoon.

El éxito de la serie fue tal que a día de hoy – Enero del 2007 – se acaba de estrenar un “spin off” que por culpa de los derechos de autor deberá llamarse “Goong S” y para finales del mismo o principios del 2008 se espera una continuación directa de la propia serie. Lamentablemente no se ha confirmado la participación de los mismos actores aunque se rumorea con la continuidad de casi todo su elenco.

1º EPISODIO: Se nos presenta a los protagonistas y personajes principales poniéndonos rápidamente en situación.

La Republica de Korea del Sur que hoy conocemos se ha trasformado en un estado monárquico constitucional. Sin embargo este reinado tiene peligro de desaparecer cuando al regente se le detecte una enfermedad degenerativa. La solución: casar al joven príncipe para que continúe con el legado de sus antepasados. El problema: que éste a pesar de aceptar el sacrificio no sabe que su prometida es una traviesa compañera de instituto con la que incluso ha tenido algún que otro altercado. Y es que ésta, Shin Chae-Kyeong, es una jovencita alocada, idealista y nada común. Dada su rebeldía cuando sus arruinados padres reciban la noticia de que por un compromiso adquirido con anterioridad Chae-Kyeong es la designada para convertirse en nueva reina, intentarán convencerla para que acepte el matrimonio. A regañadientes esta acudirá al palacio real al encuentro de su – a la fuerza – prometido…

A pesar de partir de un futuro probable, la serie se acoge al siempre “casual” destino para atar a dos personajes encontrados con un presente coincidente. Sin embargo esta aparente barrera para la originalidad será mitigada por una acción directa, es decir, a pesar del elevado número de episodios, éste inicio no sirve solo de introducción de personajes si no que nos expone desde un principio la trama de la serie – el matrimonio concertado – involucrando a todos los personajes.

En la misma línea debo decir igualmente que existen ciertos conceptos que intentan evadir la previsibilidad como el par de reacciones del príncipe ante el anuncio de la identidad de su futura esposa o cuando ésta le moja las zapatillas.

Pero donde realmente encandilará la serie – al menos a mi y en este primer episodio – será tanto por su sentido del humor como por su propia protagonista, ambos en cierta manera interrelacionados. De lo primero diremos que nos encontraremos con las típicas reacciones “toons” de, por otra parte, actores sobreactuados; algo que por otro lado ya deberíamos estar habituados los aficionados a la comedia asiática. A esto deberíamos añadir algún gag mas elaborado e ingenioso como el de la maquina de coser o el de los agentes de fianzas.

Y por lo segundo decir simplemente que Shin Chae-Kyeong es la típica joven pizpireta asiática con la que cualquier aficionado fantasea; desde una parafernalia – peinado y vestuario particular – hasta unas reacciones y reflexiones frescas y espontáneas pasando por un amaneramiento divertido e inocente.

Para terminar, si bien a nivel técnico la serie luce como pocas contiene algunos detalles interesantes y posiblemente divertidos – las sobreimpresiones en pantalla – cuyo mayor problema radica en eso, que solo son “posiblemente” ya que no existen subtítulos para los citados mensajes, reflexiones impresas de los protagonistas.

2º EPISODIO: Se nos sigue presentando tanto a nuevos personajes secundarios como aún a otros principales.

Nos encontramos con una Chae-Kyeong en “terreno enemigo”. Su futura suegra, la actual reina, no aprueba el matrimonio pero debe resignarse ante el empuje de la “reina madre” empeñada en llevar a cabo el deseo de su fallecido esposo. El desparpajo de nuestra protagonista le permitirá envalentonarse y pedir a cambio de la aceptación por su parte del matrimonio, una compensación económica para sus padres. Tras el sí definitivo todos decidirán llevar a cabo el enlace haciéndolo primero oficial. Cuando esto ocurra el mundo de Chae-Kyeong se vendrá abajo ya que tanto sus amigas le acusarán de no haberlo contado como la prensa empezará a vulnerar su intimidad. Mientras que esto ocurre a Seúl llegará Yool, el hijo del hermano del actual monarca, al que debe su ascensión al trono a la muerte de éste en accidente. A pesar del revés del destino entre Yool y Shin, nuestro príncipe, existe una excelente amistad. Rebelde, el joven decidirá distanciarse de la corte entrando por demás como alumno en el instituto de nuestros protagonistas. La providencia hará que Chae-Kyeong y Yool coincidan en el pasillo provocando que el otrora heredero fije su atención en la jovencita. Ésta, ignorante de todo tendrá que dejar su vida al lado de su familia para entrar en la corte e iniciar un rápido aprendizaje antes de la boda.

Como decíamos al inicio, dada la considerable extensión de la serie, en este segundo episodio todavía se nos sigue presentando personajes que a la larga pueden ser importantes como por ejemplo el del príncipe Yool. Esto provoca a su vez que surja el temor ante la previsibilidad que puede vaticinar un triangulo amoroso pero esto está aún por venir.

El resto de nuevos personajes, sobre todo los que están relacionados con la corte, ejercerán de contrapunto cómico o entrañable al carácter romántico que caracteriza la historia principal.

De todas formas es en el núcleo familiar donde mejor y mas situaciones ingeniosas vamos a encontrar, siguiendo la línea descrita en el primer episodio.

Como anécdota diremos que para dotar a la corte de un aire mas exótico (para ellos) y aristocrático en general, a nuestro principito le gusta practicar la latina esgrima en lugar del mas habitual y cercano Kendo o Kenjutsu.

3º EPISODIO: Se nos muestra uno de los momentos claves de la serie: la boda.

Gracias a la picardía de nuestra heroína, la misma pasará con nota la fase de aprendizaje dentro de palacio, no sin algún que otro quebradero de cabeza y travesura. Tras este periodo, se celebra la boda de la pareja, la cual a pesar de su inexperiencia y dificultades se solventará favorablemente. Al margen de esto, mientras Min Hyo-Rin – la verdadera dueña del corazón del príncipe – sigue con su idea de triunfar en el mundo del ballet sacrificando tal vez su relación con Shin, el primo de éste – Yool – observa con aparente indiferencia el cariño del pueblo surkoreano por sus monarcas.

A pesar de que el ritmo de la serie, hasta el momento, era destacable y poco común para la extensión de la misma, en este episodio se aprecia una cierta desaceleración. Por otra parte es comprensible ya todo lo que rodea al acto central de esta entrega es digno de tal embelesamiento. El vestuario, el protocolo y el propio ritual es un conjunto no solo bello en formas y solemne en significado si no atractivo desde el punto de vista cultural.

Además del despliegue de medios dispuesto para reproducir este magno acontecimiento, la serie demuestra su ambición recurriendo a infografías para cubrir las calles de Seúl de una ingente cantidad de público que asiste al desfile de los ya recién casados.

4º EPISODIO: El peso del protagonismo parece compartirse además de entre la pareja de personajes principales, en Yool y Min Hyo-Rin.

Min Hyo-Rin es admitida en la escuela de ballet viendo así cumplido su sueño sin embargo unas imágenes en la televisión de la boda real le hará reflexionar y sorprendentemente, cambiar de opinión. Mientras en Seúl se dispone todo para que la educación de la nueva princesa dé comienzo. Opuestamente al “trauma” que esto le supondrá tendrá una compensación que ella ni imaginaba: obtendrá una cuantiosa cantidad de dinero y posesiones en contraprestación a su nuevo estatus. Lejos de diplomacia, protocolo, historia y costumbres palaciegas nuestros jóvenes protagonistas deberán continuar con su educación formal regresando al instituto. Allí Chae-Kyeong se encontrará otra vez con un Yool cada vez mas interesado por su persona – aunque sin identificarse todavía como primo de Shin – mientras que éste último se sorprenderá al coincidir con una Min Hyo-Rin arrepentida de no haber luchado por su amor. El destino provocará que ésta sea a su vez la que averigüe la verdadera condición de Yool cuando éste aparezca junto a su madre, Hwa-Yong, regresada de Inglaterra y dispuesta a recuperar su lugar dentro de la familia real.

Como veníamos diciendo en el anterior episodio parece que el ritmo se ha vuelto a ralentizar: las situaciones narradas se hacen hasta cierto punto predecibles y las notas de humor se hacen de esperar. Lo mejor: la presentación del villano de la función – villana en este caso – cuya condición no está dictada por los estándares habituales en este caso de maldad y contrapunto negativo “porque sí” si no que viene motivada por unas causas bien comprensibles y hasta lógicas.

5º EPISODIO: Episodio un tanto intrascendente si no fuese porque en él se otean las primeras adversidades.

El reencuentro de Shin con Min Hyo-Rin no hace mas que despertar los recelos – mas que celos – en Chae-Kyeong. La sola mención de la antigua novia del príncipe heredero provocará una disputa en los recién casados; esto conllevará que incluso los sentimientos se hieran y se desaten precipitadas reacciones. Pero mientras la difícil vida conyugal continúa nuestros protagonistas deben seguir con su vida al margen de su relación. Los padres de Chae-Kyeong visitan el palacio pero por culpa de los estudios de su hija no pueden ni verla, provocando un gran desánimo en la misma. Por su parte la madre de Yool en complicidad con un periodista iniciarán su asalto a la corona haciéndose valer de la propia prensa. Su plan, colar en la fiesta de cumpleaños del príncipe Shin en una residencia real en las islas Jeju a un par de fotógrafos para que intenten “sacar” el mayor número de trapos sucios de los allí reunidos.

En este episodio comenzamos a asistir a la transformación de la protagonista, tanto a nivel físico – se le ve mas madura – como a nivel interpretativo con sendas escenas de lágrimas de gran realismo. El contraste nos llega por parte de Shin ya que resulta cada vez mas distante, hiriente y cruel, un rol ciertamente buscado para que cuando lleguen los momentos tiernos, el efecto llegue mas al espectador.

Por otro lado la faceta humorística en esta ocasión ha pasado de la familia de la protagonista a manos de las amigas de la misma.

Para terminar, una apreciación. Estoy seguro que el éxito de los primeros episodios de la serie pilló por sorpresa a sus productores. De tal guisa parece que quisieron aprovechar el tirón incorporando una banda sonora atractiva sobre la marcha denotando incluso un pequeño fallo de racord como demuestran esos minutos finales del episodio al mas puro estilo videoclip.

6º EPISODIO: El título del episodio – “El atentado” – nos hace augurar lo peor…

La vida en palacio continua. La educación de Chae-Kyeong avanza a pasos agigantados y cuenta cada vez mas con las simpatías del propio Rey y de la Reina Madre; es la Reina la que mas escéptica está sobre su papel en la corte. Mientras, Hwa-Yong, la madre de Yool se presenta en sociedad inaugurando un centro de Yoga. A él acudirá Min Hyo-Rin como invitada; el destino provocará que el periodista la reconozca de las fotos “robadas” de la Isla de Jeju cosa que aprovechará Hwa-Yong para llevársela hacía su terreno con a saber que oscuros planes. Nuestros protagonistas por su parte también serán víctimas de las trampas de ésta cuando en una presentación el príncipe sea humillado, el tan traído atentado del título. Éste incidente servirá para que la relación entre la pareja se enternezca un poco. La última cita en el episodio nos llevará a una especie de baile de gala donde el protagonismo se lo lleva contrariamente a la familia real, la propia Hwa-Yong.

Este episodio volverá a los cauces casi didácticos que caracterizó sus inicios; al comienzo del mismo se nos enseñarán diferentes rituales ligados a la tradición koreana como el “Shishun” o prueba de alientos destinados al rey, el té de lirios blancos o mas curiosamente, el “Gyuk Pa”, un deporte parecido al golf del que se nos asegura que incluso puede haber sido su antecesor ya que hay registros que aseguran que se practicaba dos siglos antes que el que hoy conocemos.

Lejos de datos y apuntes históricos el episodio parecer encauzar la serie hacia un terreno menos predestinado que en los anteriores, es decir, si todo parecía apuntar a que Chae-Kyoeng terminaría por juntarse con Yool, el paulatino cambio de intereses de Shin por su persona nos hace prever un triángulo amoroso. Como en el anterior episodio tenemos un par de minutos mas cercanos a un videoclip que a la dramatización de la serie, otro indicativo de que el producto funcionaba y que sus productores abrían caminos en otros campos. El detalle del cierre: el del tango, un baile al que parecen tenerle mucha afición los koreanos ya que lo hemos visto en anteriores ocasiones en forma de otras “citas” cinematográficas.

Featured image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s