THAT FOOL (The Accidental Couple) (II) – Korea del sur – 2009 – Kdrama – (Ep. 7 al 11) de 16

Featured imageBREVE RESUMEN DE LOS 6 PRIMEROS CAPITULOS:

Dong Baek trabaja en la oficina central de correos de Seúl como vendedor de seguros postales. Su carácter inocente y bonachón lo convierten en un individuo anodino para sus compañeros y todos lo ignoran. Viviendo solo con su hermana, la vida de Dong Baek se ha convertido en una rutina que el ingenuo funcionario acepta feliz. Sin embargo el destino le pondrá en bandeja una divertida aventura: huyendo de un periodista la pareja formada por Ha Ji Su, la mas afamada actriz del país y Kim Kang Mo, hijo del candidato a la alcaldía de la capital, estarán a punto de atropellar a Dong Baek. Para evitar el escándalo que supondría su relación, se aprovecharán de la bondad de éste para hacerlo pasar por el acompañante de Ha Ji Su a la cual éste idolatra. Pronto la noticia saldrá a la primera plana de las noticias y Dong Baek aceptará seguir el juego haciéndose pasar por novio de la actriz cuando la pareja de enamorados vean que es su salida para huir de los rumores. Pero la cosa se complicará cuando entre en juego el padre de Kang Mo viendo que ésta puede ser su oportunidad de separar definitivamente a Ji Su y a su hijo, el cual ha prometido a la heredera de un imperio editorial; difundirá la noticia de que Ji Su y Dong Baek van a casarse. Sin remedio, estos tendrán que aceptar firmando un contrato que los unirá durante seis meses.

7º CAPITULO: El humor vuelve por sus fueros.

Aunque molesto al descubrir que es víctima de un engaño por parte de los dos enamorados, Dong Baek intentará que no se le note. Dado su habitual plácido carácter pronto Ji Su advertirá que algo no va bien. El cartero tendrá que inventarse mil y una excusas para disimular, situación que no les traerá pocos problemas a ambos cuando Kang Mo regrese a Korea. Finalmente la actriz le confesará la identidad de su presunto amigo y todo volverá a la normalidad. De vuelta a Seúl Dong Baek tendrá que continuar con la pantomima del matrimonio trasladando todas sus pertenencias al hogar de Ji Su. Éste trajín mas lo acontecido en la antigua colonia española ha fortalecido la relación entre ambos y otra vez la manager Cha Yun Kyung tendrá que avisar a la estrella del riesgo que corre ya no por su persona sino por el bien futuro de Dong Baek. Para enmendar un tanto la plana decidirán invitar a la casa a la hermana de éste y a Seung Eun, su mejor amiga la cual parece estar enamorada de Dong Baek preparándole el camino para cuando éste termine la relación “contractual”. Lo que parecía una feliz reunión se convertirá en una desagradable sorpresa cuando las chicas se encuentren al funcionario peleándose con Sang Chul tras comprobar éste en carne propia lo que el reportero Baek le había contado: que el matrimonio de su hermana era tan solo una farsa.

Tras un episodio sinceramente aburrido y casi odioso por culpa de Kang Mo, nos encontramos con uno donde el humor vuelve a impregnarlo todo regresando las buenas sensaciones que nos despertó en sus primeras entregas.

Y es que se nota, cuando el “buen rollito” entre los protagonistas sale a relucir no solo nos hacen reír sino que una inmensa ternura nos envuelve olvidando nuestras penas aunque tan solo sea por una hora.

Dejando de lado esto decir que me parece un acierto que Kang Mo no sepa que Dong Baek conoce su verdadera identidad; de seguro que esto trae mas de una divertida situación.

Por último, un nuevo tanto para su banda sonora. A los excelentes títulos que habitualmente acompañan a la acción, en éste capítulo nos encontramos con el “A whole new world” de la película “Aladdin” que aunque pueda parecernos infantil en el contexto en que aquí es utilizado queda genial.

8º CAPITULO: De momento, el mejor capítulo de la serie.

A pesar de los intentos de disimular de Dong Baek, todos notarán que algo ha pasado de importancia entre él y Sang Chul. El joven saldrá disparado del hogar de la nueva “pareja” dispuesto a contar todo lo que ha visto al reportero Baek. Dong Baek lo seguirá e intentará convencerlo de que por el bien de su hermana no lo haga. No será hasta cuando éste declare su amor por la actriz cuando Sang Chul cambie de idea; viendo que el funcionario no tiene la culpa de la situación y que Ji Su solo ha aceptado casarse a la fuerza por amor a Kang Mo, Sang Chul decidirá llevar a cabo su plan B: hacer que su hermana se enamore realmente de Dong Baek. Por su parte éste tendrá que aceptar la oferta del joven bajo riesgo de que destape todo el escándalo a la prensa con todo el perjuicio que ello conllevaría en lo que se refiere tanto a la propia Ji Su como a su hermana. Mientras que la pareja pone en marcha el plan llegando incluso a obtener resultados truncados en parte por la sensatez de la manager Yun Kyung que volverá a poner los pies en el suelo a Ji Su, Kang Mo volverá a decepcionar a ésta cuando se vaya de vacaciones a Jeju mintiéndole cuando le diga que va solo en lugar de con su padre, prometida y progenitor de ésta. La actriz se refugiará de nuevo en Dong Baek y éste, tonto de él, abogará otra vez por el rico heredero. Todo acabará bien menos por un “pequeño” detalle: alguien está grabando con la cámara del móvil toda la escena…

Si hace tan solo dos episodios comentaba que el rumbo que estaba tomando la serie me estaba decepcionando y que de seguir la cosa así igual dejaba de verla, ahora tengo que confesar que tras retomar de nuevo el vuelo, ésta “That fool” lleva camino de convertirse en mi serie favorita.

Ya no solo es el humor que no abandona en casi ningún momento a los protagonistas, es que cuando éste pierde su razón de ser, la ternura entra en juego para conmovernos hasta un extremo que parecía imposible.

Por otro lado, se confirman mis sospechas y empezamos a ver como el personaje de Dong Baek comienza a crecer; notamos ya los primeros brotes de carácter en su persona ya que con una meta en su camino éste puede dar mas de sí de lo que parecía en un principio.

Y es que el cambio que ha registrado la serie nos ha pillado de improviso, mejorando notablemente el rendimiento de la misma. Todos mas o menos sabemos – o intuimos – que Dong Baek y Ji Su acabarán juntos pero no que ello iba a venir de la mano del hermano de ésta. Éste giro argumental amenaza para bien con depararnos muchas sorpresas y no solo por ese final tan inesperado sino por el contenido cómico inherente a ésta situación.

9º CAPITULO: Increíble, un episodio aún mejor que el anterior.

La velada la acabarán Dong Baek y Ji Su como dos auténticos novensanos; tras terminar la jornada de trabajo cerrarán la misma disfrutando de una autentica salida en pareja, cumpliendo el sueño del cartero de tener algún día una cita. Sin embargo estos no están solos ya que junto a la legión de curiosos que los siguen dada la celebridad de la actriz, se les une el misterioso “espía” que no deja de tomar videos e imágenes de ambos. Afortunadamente éste resultará ser Sang Chul el cual utilizará la felicidad de su hermana para fastidiar a Kang Mo cuando le vaya enviando las sucesivas fotos y grabaciones. Los celos se apoderarán de éste y casi no podrá refrenar su ira. Mientras Dong Baek, ajeno a todo esto, tiene sus propios problemas; en el despacho su jefe le obligará a celebrar la Fiesta de Bienvenida y sin otra salida tendrá que apoyarse en la manager Yun Kyung para celebrarla sin molestar a Ji Su. Sin embargo otra vez Sang Chul se interpondrá pidiendo a la actriz que comparezca en la fiesta. La noche se solventará con éxito salvo por un pequeño problema: Kyung Ae en un desliz de la estrella con su manager se enterará de que el “matrimonio” vive en habitaciones separadas. Otra vez Ji Su tendrá que apagar el incendio de los rumores apareciendo en la oficina de Dong Baek y, sorprendiendo a propios y extraños, disimular dándole un beso al funcionario. Pero lejos de la pareja una tormenta comienza a formarse cuando la amiga de Min Ji se entere por una conversación de Sang Chul y el reportero Baek que el matrimonio de Dong Baek es una farsa. Para rematar el asunto, Kang Mo se presentará en el “hogar de los Baek” dispuesto a desvelarle al cartero su identidad.

Lo que parecía imposible se ha hecho realidad. Si el anterior capítulo decía que era el mejor de la serie, éste le ha superado y es que…. que jartá a reír me he pegado. Nunca me he reído tanto con una serie como con ésta y nunca con un capítulo como con éste. Y no es demagogia barata, es que en un par de escenas no he podido retener ni las lágrimas de las carcajadas que soltaba.

Los gags dentro de la casa como ese de los “Peperos” – nombre que se les da a los palitos de chocolate que se regalan por San Valentín -, el de los huevos y las situaciones que conducen al enredo mas absoluto convocan uno de los sesenta minutos mas divertidos que se pueden ver actualmente en una serie de televisión asiática. Y es que dejando de lado las connotaciones románticas que de momento no son muchas, conviene recordar que ésta “That fool” es una COMEDIA en mayúsculas sin apóstrofes que conlleven al error. Quizás esa fue una de las claves de sus mediocres resultados de cara a la audiencia, que no se ajustase a los estándares de comedia romántica del país.

Aunque menos obvio pero cargado igualmente de una gran dosis de comicidad tenemos ese regustillo de ver como Kang Mo lo pasa mal y contrariamente, como Sang Chul se está convirtiendo en uno de los mejores personajes de la serie al pasarse al bando de los “buenos”.

En plan personal, éste episodio me depara dos sorpresas: la primera, ver a la pareja cantar un tema de mis queridos “Big Bang” y la segunda, con algo menos de frikismo, aplaudir la elección de los responsables de la serie a la hora de mostrar la película que van a ver al cine los protagonistas que no es otra que “Cyborg Girl” de Jae Young-Kwak. Y es que es curioso, a pesar de que el film japonés del hijo prodigo de Korea sucumbió en la taquilla surkoreana, aquí parece que la hayan escogido como reivindicación hacia su persona. Solo hay que leer la reseña que escribí de la misma para entenderlo por lo que me congratulo que una serie tan genial homenajee a éste Frank Capra local con, por otro lado, toda lógica ya que responde en todo momento al espíritu de tanto uno como otro.¡¡¡ Si hasta Hwang Jung Min nos recuerda a Jimmy Stewart ¡¡¡.

Resumiendo, un episodio redondo, desbordante de humor y lleno de detalles y sorpresas. Un 10.

10º CAPITULO: Menos humor, mas sentimientos y algún giro argumental.

A Dong Baek le tocará disimular cuando Kang Mo le descubra su “verdadera” identidad. Pero el plan de éste último no se quedará solo en sorprender a su “rival” sino que intentará humillarlo para marcar la distancia entre Ji Su y el cartero. Lo hará tan descaradamente que hasta la actriz le recriminará su actitud, algo que no gustará nada al rico heredero. De resultas de todo ello, Ji Su terminará finalmente por abrir los ojos y notar que siente algo por Dong Baek. Sin embargo será el propio funcionario el que ponga freno a sus emociones por miedo a salir herido cuando todo acabe. No obstante la estrella no es de las que se rinden y tras encajar un esquinazo de Dong Baek acabará confesándole sus sentimientos. Una mala jugada del destino provocará que crea que todo responde a un plan orquestado por Sang Chul y el propio Dong Baek.

Poco contenido para un episodio paradójicamente bastante completo. Humor poco, como casi siempre representado por los compañeros de trabajo del protagonista pero sentimientos, muchos. Por primera vez vemos emocionarse a Dong Baek y lo que parecía imposible a éstas alturas tan prematuras como era que Ji Su se sintiese atraída verdaderamente por su compañero, sucede aún a falta de siete episodios para la conclusión.

Claro que esto que previsiblemente debería ocurrir en las últimas entregas tiene una cara negativa: la ruptura con el buen rollo; y es que parece que ésta “That fool” se acoge a esa tradición – manía – de las comedias locales para la gran pantalla de romper un tono distendido, metiendo algo de drama para darle mas trascendencia a la historia. Aquí ese final tan descorazonador apunta a una próxima tormenta destrozando el encanto que se había conjurado y que hacía felices a todo el mundo. Habrá que esperar.

Por otra parte, muchas otras cosas ocurren en éste capítulo que vaticinan cambios y sorpresas y no todas muy agradables. Que el reportero Baek conozca de la existencia de la madre de Ji Su y que la prometida de Kang Mo sepa que éste ha comprado cierto colgante abre muchas vías que seguro los guionistas utilizarán para “mal” en los capítulos venideros. Esto junto a lo dicho en el anterior párrafo no augura muy buenos tiempos para los protagonistas. Lo dicho, habrá que esperar.

Para terminar, una curiosidad. Aunque nos separen miles de kilómetros es curioso: los juguetes que nos rescatan del pasado de los hermanos son los mismos que sin ir mas lejos yo tenía de niño. Sí, las edades son parecidas pero cuando yo digo que Korea y España se parecen…

11º CAPITULO: Episodio de transición.

Dolida, Ji Su se marchará de casa de Dong Baek terminando la velada en el regazo de Kang Mo. A la mañana siguiente cuando su hermano y “esposo” decidan volver a la carga, la actriz decidirá vengarse de estos. Finalmente le dirá a Dong Baek que sabe toda la verdad y que se siente decepcionada. En lo que respecta a Sang Chul lo invitará a que vuelva a Australia. Deteriorada la relación y viéndose perdedor, el joven decidirá jugarse la última carta: le dirá a su hermana que no culpe a Dong Baek porque en realidad éste hizo todo por amor a su hermana y en cierta forma, a ella. Cuando parezca que todo vuelva a la normalidad surgirá un nuevo problema: la prometida de Kang Mo atendiendo a los rumores que hablan de una relación de éste con la actriz, le pedirá que invite a ésta y a su reciente esposo a la exposición que organiza para por sí misma confirmar las habladurías. La prueba la saldará la pareja con un aprobado pero por primera vez Dong Baek, en un ataque de rabia, dejará de defender al heredero para hacerle notar a Ji Su que éste la está utilizando, algo que no le sentará muy bien a la estrella; ofendida le propinará un bofetón. Cuando vaya a disculparse a la oficina postal, toda la escena será observada por Kyung Ae, colocándolos en un grave aprieto.

Otra vez nos encontramos con un capítulo con poco contenido. Parece que las situaciones son redundantes y no avanzamos nada; eso sí, al menos se ha de agradecer que la serie afortunadamente no tome los derroteros que habíamos vaticinado y que aquella tormenta que se cernía sobre los protagonistas solo se haya quedado en un chaparrón.

Y es que, ¿quién se imaginaba que la protagonista se iba a tomar de esa manera la manipulación de su hermano y temporal pareja?. Se ha hecho honor al humor que caracteriza a la serie y eso nos debe de congratular. Además, eso tiene otras connotaciones ya que viendo como acaba el episodio uno se pregunta por donde nos saldrán los guionistas en ésta ocasión.

Mas allá de todo esto, un episodio bastante mas dramático de lo habitual – si se puede llamar así a que no haya casi humor… – pero que como siempre se verá en un suspiro.

Featured image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s