THE LEGEND (Tae Wang Sa Shin Gi) (II) – Korea del sur – 2007 – Kdrama – (Ep. 7 al 12) de 24

Featured image

BREVE RESUMEN DE LOS SEIS PRIMEROS CAPÍTULOS:

Dam Deok y Ho Gae nacieron el mismo día. En el momento de su alumbramiento una estrella brillaba en el cielo, la estrella de Jooshin, una señal que según la leyenda anuncia el regreso del heredero de Hwanwoong – el hijo de Dios – quien volverá a traer la paz a la tierra. El destino provocó que no solo ambos fueran primos sino herederos al trono de Goguryeo. Llegado el momento de la sucesión, saltará la sorpresa y será el segundo en la línea sucesoria el que vista la corona. Viendo que su hijo Ho Gae nunca podrá reinar, la hermana del recién proclamado Rey intentará envenenarlo pero será Dam Deok el que con la ayuda de una sacerdotisa – Kiha – al servicio de un clan que anhela conquistar el mundo, el que no solo cure a su padre sino encuentre a la culpable. Deshonrada, ésta terminará suicidándose, algo que nunca le perdonará Ho Gae a Dam Deok. Los años pasarán y mientras el primero se postula entre el populacho como claro aspirante al trono gracias a sus victorias en el campo de batalla, Dam Deok cultiva su mente y cuerpo en secreto con tal de no llamar la atención de los enemigos del reino. Pronto comenzarán las intrigas para derrocar al Rey…

7º CAPITULO: Se ralentiza la acción pero se desbordan los sentimientos.

Mientras que el maestro Hyungo discute con el resto del clan Hyunmu los nuevos acontecimientos intentando adivinar la identidad de la persona que al igual que Sujini manifiesta el poder del Fénix, a Dam Deok se le comunica que va a ser coronado. Sin embargo él sigue pensando que la persona que debe portar la corona es Ho Gae. Esto pasará a un segundo plano cuando nuestro protagonista se entere de que han secuestrado a los hijos de tres ministros y de resultas de ello puede surgir una revuelta ya que su tío y secuaces culpan de tal fechoría al Rey. Haciendo caso omiso a su padre decidirá ir en persona, acompañado de Kiha y de un grupo de soldados, a rescatar a los cautivos. Sin embargo no todo saldrá como esperaba ya que será su propia guardia la que le pare los pies. Paradójicamente será Ho Gae el que salve su vida. El Rey, acorralado y víctima de la codicia de su cuñado, no tendrá otro remedio que mandar a los hombres de Julno de regreso a su casa esperando que Dam Deok pueda refugiarse entre ellos.

Las cosas se ponen realmente peligrosas para nuestros protagonistas y ésta vez parece que no saldrán victoriosos. Sin embargo por encima de ambiciones y odios que al fin y a la postre son bastante tópicos en éste tipo de historias, subyacen una serie de sensaciones y/o sentimientos que son los que engrandecen, en éste caso, el episodio.

Ya no es la previsible relación entre Kiha y Dam Deok, ni siquiera ese eterno juego de sacrificios y amores imposibles, es la propia obstinación de Ho Gae que sabedor de que ésta a quien desea es a su primo, no se apocará esperando que el amor que siente ésta gire finalmente hacia su persona.

Y es que resulta curioso que sea el personaje de Ho Gae el que de mas matices disfrute ya no solo sentimentales si no hasta éticos. Vale que en el torneo sucumbiese finalmente a las “malas artes” pero parece que ha aprendido de sus errores y ya no quiere ganar la partida con una baraja marcada.

Superado ya el primer cuarto de la serie es hora también de sacar unas cuantas conclusiones. La primera, que por ejemplo me sorprende ver a un actor tan eficaz como Choi Min-Soo perpetrando una interpretación tan marcadamente teatral que hasta resulta sobreactuada. Min-Soo parece haber realizado un Master sobre Fu-Manchú y hasta sus gestos parecen estar copiados de ésta mítica figura literaria y sobre todo, cinematográfica.

Del resto del reparto alabar a Moon So-Ri y a los dos patriarcas de los antagonistas, aunque todo sea dicho, aquí Park Sang-Won haya perdido esa templanza que hasta el momento le hacía brillar.
Por último, destacar que en éste episodio veamos por primera vez lo que parecen ser ejércitos y otros detalles de atrezzo puramente épicos que nos auguran fuertes sensaciones en siguientes episodios.

8º CAPITULO: Vuelve la acción y a grandes dosis.

A Kiha le remuerde la conciencia tras su traición; primero se confesará ante Ho Gae pidiéndole que escoja a otra para ser su esposa y segundo, convencerá a su siempre fiel Sa Ryang para que interceda por ella ante los mercenarios liderados por Jumuchi. Estos acogerán con agrado el encargo de Kiha, rescatando a los hombres de Julno y a Sujini prisioneros en la residencia Yon. Sin embargo Dae Jang-Ro reprenderá a Sa Ryang por su actitud y contrariamente a su buena acción, tendrá que dejar pistas falsas en la prisión para que se culpe de la liberación de los hombres de Julno al propio Dam Deok. Finalmente los liberados se encontrarán con el príncipe y juntos huirán de las tropas de los Hwancheon que los persiguen. Sabedor de que su padre se ha quedado sin apoyos, Dam Deok no aceptará ir junto a sus compañeros a Julno y opuestamente acudirá al rescate de los hijos de los ministros para limpiar el nombre de su padre. En lugar de ello serán víctimas de una trampa: los Hwanchon matarán a los inocentes jóvenes y provocarán que Dam Deok y compañía sean descubiertos en el lugar del crimen pareciendo a todas luces como los culpables; con ésta prueba los ministros se pondrán en contra del Rey dispuestos a todo. Nuestros héroes acudirán a las tropas de retaguardia en el Castillo Da Jae para llevarse otra desagradable sorpresa…

Como decía, vuelve la acción y la aventura. Persecuciones a caballo, numerosas tropas y enfrentamientos a espada con la inestimable ayuda de la infografía a la hora de mostrar llamativas sangrías. En la misma línea nos encontramos hasta con aquellos efectos digitales que nos descubrían las conchas de invisibilidad de los Hyunmu elevando la espectacularidad del episodio.

Lejos de las nuevas tecnologías nos encontraremos con escenas como el escarmiento de Dae Jang-Ro a Sa Ryang o la lucha de Dam Deok en el Pueblo de los Indigentes que en base a trucos de cables o trabajadas coreografías nos traerán recuerdos de aquellas producciones del viejo Wuxia.

Por otra parte es tal la actividad que se vive en éste capitulo que hay poco tiempo para las relaciones entre los distintos personajes; la sensación de que se ha tenido que incluir un par de escenas, protagonizadas por Kiha y Dae Jang-Ro para dotar de algo de contenido apartado de la acción es tal que, éstas terminan por parecer parches encajados a la fuerza.

9º CAPITULO: Nos llega uno de los capítulos mas importantes de los vistos hasta el momento.

Las huestes de los Hwancheon en complicidad con la familia Yon irrumpen en el Castillo de Goguryeo dispuestos a derrocar el Rey. Las pocas tropas que permanecen fieles a éste lo conducirán al Santuario de los Reyes. Kiha casualmente será la única que lo acompañará en el mausoleo ya que la entrada está vetada a todo el mundo excepto a la familia real y al clero. Mientras que la joven sacerdotisa intenta convencerlo para que huya al encuentro de Dam Deok, éste se suicidará dejando como culpable a la propia Kiha ante los ojos de la Teniente Gak Dan. Será Dae Jang-Ro el que acuda al rescate de su sierva dando por hecho también que ésta es la responsable de la muerte del monarca. Mientras que Sujini, Hyungo, Gak Dan y un par de sus hombres (mujeres) van al encuentro del príncipe, éste deberá de vérselas tanto con los Hwancheon como con sus propios soldados que creen que es un traidor bajo el influjo de uno de los secretarios del clan Yon. Justo cuando Dam Deok se enfrente a su primo a las puertas del Castillo Da Jae, llegará la Teniente Gak Dan que le comunicará la muerte de su padre a manos de Kiha. Por si fuera poco, los Hwancheon harán su ataque final; solo el poder desatado provocado por el encuentro entre el Símbolo de la Tortuga-Serpiente que porta Hyungo y el propio príncipe, les salvará de una muerte segura. Aún así, muchos caerán víctimas de las flechas de sus enemigos. Pronto ésta demostración de poder llegará a oídos de Dae Jang-Ro y la familia Yon, poniendo en duda la identidad de Ho Gae como príncipe de Jooshin.

Como decíamos, importante episodio no solo por las primeras bajas importantes de la serie sino porque comienza a postularse abiertamente Dam Deok como el heredero de Hwanwoong.

Pero entre tragedias y revelaciones, tenemos un capitulo que no baja en intensidad en lo que se refiere a acción y aventura con un despliegue de medios envidiables. No solo son los numerosos ejércitos, atrezzo o caballos, son esos efectos especiales que apoyan todo ese despliegue de flechas y lanzas que surcan el aire dirigiéndose con gran espectacularidad a su objetivo.

Dejando de lado lo mas superficial y volviendo a su trasfondo sentimental decir que las muertes que se dan en éste capítulo resultan hasta conmovedoras, aumentando el caudal humano y emotivo de la serie.

10º CAPITULO: Tras episodios llenos de acción y aventuras nos llega un descanso.

Tras los acontecimientos del día anterior Dae Jang-Ro se replanteará la posición de la familia Yon. El padre de Ho Gae en lugar de tranquilizarlo se pondrá a la defensiva insinuando que por mucho poder que posea éste, una acusación de magnicidio puede hasta acabar con él. Mientras, un decidido Dam Deok decidirá volver a Goguryeo para esclarecer los rumores sobre la muerte de su padre y la implicación de Kiha en todo el asunto. Valiéndose de Sujini le hará llegar un mensaje para propiciar una reunión entre ambos; el problema es que Dae Jang-Ro será conocedor del asunto y tenderá una trampa al propio príncipe impidiendo la reunión y dejando aún con mas dudas al joven tras oír la declaración de la única testigo viva de la muerte de su padre. Pero lo peor estará por llegar ya que al día siguiente, en el funeral del Rey, todos esperarán la aparición de Dam Deok, al que Yon Ga-Ryuh y Dae Jang-Ro ya se han ocupado de cargarle el muerto de ser el instigador del asesinato de su padre por mediación de la teniente Gak Dan. Es mas, todos esperan que el príncipe se presente a la prueba que tradicionalmente decide sobre la inocencia de un noble: la Espada del Juicio.

Vuelven las intrigas palaciegas aunque con menor intensidad y es que en ausencia de acción, los discursos y sentimientos protagonizan el capitulo.

Así tenemos a un Bae Yong-Jun que por fin asume el liderazgo de la serie recogiendo las mejores frases del guión y dándole una mayor dimensión al protagonista. Sí, Kiha sigue postulándose como el mejor personaje de la serie pero por contra de otros que al principio resultaban densos e interesantes como el de Ho Gae, ésta no pierde ni un ápice de su valía y entereza correspondiendo a su vez con una perfecta interpretación. El primo del héroe por su parte se ha estancado resultando por demás ambiguo ya que quiere acabar con él pero a su vez no deja de darle oportunidades para salvar la vida.

Por lo demás, que a falta de un contenido romántico mas acusado entre Dam Deok, Kiha y Sujini, resulta interesante como se está planteando el triangulo amoroso entre Jumuchi, Bason y Dalbi.

11º CAPITULO: Tanto por contenido como por función nos enfrentamos a un episodio de transición donde todos preparan armas…

Tras la llegada del Príncipe al Gabinete, Yon Ga-Ryuh no podrá esperar el momento para enfrentarlo a la prueba de la Espada del Juicio para quitárselo de encima. Pero antes, Dam Deok intentará averiguar la verdad sobre la muerte de su padre y limpiar el nombre de la Teniente Gak Dan. Una vez sometido a la prueba será su primo el que empuñe la espada sagrada para “ajusticiar” al heredero del trono pero para sorpresa de todos será Kiha la que ayude a dar el golpe mortal teniendo en mente morir junto a su amado. Tras unos segundos en los que éste parecía muerto, la espada se desintegrará desvelando a todos los presentes quién es el verdadero Rey de Joo Shin. Lo que era una prueba irrefutable, los Yon la convertirán en un engaño volviendo a poner a los nobles de la nación en contra de un proclamado Rey por el Oráculo. Así, estos comenzarán a reunir soldados con tal de hacer la guerra al nuevo monarca pero Dam Deok no se quedará con los brazos cruzados: una vez asegurada la lealtad de la Guardia Real, de los hombres de Julno y del Clan Hyunmu, éste se ganará primero a Bason y sus habilidades como herrera e intentará hacer lo mismo con Jumuchi.

Otro final con suspense que deja al publico expectante. Y es que ante la falta de acción y aventuras del episodio, su cierre con un reto al estilo del que episodios atrás propuso Dam Deok a Gak Dan nos predispone a un próximo capitulo bastante emocionante.

Y si de emociones hablamos no hay que olvidar que ésta entrega esconde tres momentos que como poco, resultan conmovedores. La prueba de la Espada del Juicio, la convalecencia de Kiha o los recuerdos de la infancia del protagonista pondrán a prueba nuestra entereza.

En todo esto tiene mucho que decir otro vez, como en anteriores episodios, Joe Hisaishi ya que con su gran partitura realza los momentos mas significativos de la serie. Es tal la constatación de ello que la banda sonora se convierte en un protagonista mas cuando en detrimento de los diálogos la acción se recrea en los personajes acompañados solo por la música.

12º CAPITULO: Llegados al meridiano de la serie seguimos cogiendo aire de cara a las inminentes batallas.

En el duelo con Jumuchi, Dam Deok no solo saldrá airoso sino que como esperábamos, se ganará la confianza del fiero guerrero. Como no disfruta de la disponibilidad económica de su rival, el monarca le prometerá al mercenario que le devolverá sus tierras. Con un nuevo aliado, Dam Deok tendrá que vérselas con otro desafío ya que Go Hae elevará su petición al Gabinete para hacer la guerra a los vecinos de Baekje con tal de apoderarse de uno de los símbolos sagrados que según se dice estos poseen. Ya con sus hombres de confianza el recién proclamado Rey estudiará las posibilidades y problemas que puede sacar de verse inmerso en una guerra propiciada por sus enemigos; para sorpresa de todos, éste en lugar de negarse a participar o dar su conformidad, urdirá un plan para apoyar al ejercito de Ho Gae reservándose un papel estelar en la supuesta victoria de estos. Mientras, Kiha sigue sufriendo con el corazón destrozado y ni siquiera la complaciente paciencia de Ho Gae aliviará su dolor; dispuesta a aclarar el asunto con Dam Deok se escabullirá en el palacio para encontrarse con una escena que no esperaba: su amado, feliz y divertido, junto a una Sujini a la que se dirige como su hermana. Ante esto, Kiha parecerá resignarse dispuesta a olvidarlo.

Volvemos a incidir en los mismos parámetros que en los anteriores episodios donde parecía que todos los personajes velaban armas ante próximos envites. Así en el final del episodio podemos ver dispuestos ya batallones de soldados listos para la batalla aunque de momento solo sean simples apuntes.

En lo mas personal, decir que las distintas relaciones entre los protagonistas siguen igual de enquistadas no entendiendo particularmente la que conlleva la amistad entre Sujini y Dam Deok muy lejos de resultar, de momento, creíble en un supuesto triangulo amoroso con Kiha como tercera punta.

Lo que si que se llega a apreciar en éste capítulo es un crecimiento en el personaje del protagonista. Por primera vez Bae Yong Jun demuestra – para aquel que todavía no lo conociese – el porqué de su popularidad regalándonos una interpretación natural a la vez que llena de matices como requiere un personaje protagonista a la altura de éste Dam Deok. Los momentos mas dramáticos en los que expresa su amor por Kiha en contraposición con los mas distendidos como ese en el que apura una botella de vino para fastidiar a Sujini, son una buena muestra de sus capacidades.

Por último destacar un par de detalles. Uno, la plasticidad del duelo entre Jumuchi y Dam Deok y dos, la cada vez mayor importancia de Dalbi, toda una sorpresa.

Featured image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s