THE GREASTEST LOVE (I) – Korea del sur – 2011 – Kdrama – (Ep. 1 al 5) de 16

Featured image

Tras finalizar “Pasta” se me quedó un regusto amargo en la garganta; no era una mala serie pero bajo mi punto de vista era demasiado tibia con algunos asuntos y paradójicamente excesivamente partidista con otros; por un lado no me transmitió nada alejándose encima del objetivo de sumergirnos en el mundo culinario y por otro se ponía demasiado a favor de un protagonista que por carácter no lo merecía.

Si encima tenemos en cuenta que anterior a ésta había ya claudicado con “The Queen of reversals”, tenía que escoger muy bien el siguiente serial a visionar ya que tres traspiés seguidos sería demasiado para un solo año.

La opción era clara, “The Greatest Love”, una serie con un enorme atractivo, su protagonista Cha Seung-Won, a día de hoy mi actor favorito asiático. Además, Seung-Won fue el protagonista de “City Hall” no solo la predecesora de “The Queen of Reversals” en cuanto a mis visionados sino también a la postre otra de mis favoritas.

El contrapunto negativo lo ponía su protagonista femenina, una Gong Hyo-Jin a la que acababa de soltar en “Pasta”. Y es que si bien a ella no le echo la culpa de todos los errores de aquella, en cierta manera me había decepcionado su rol indolente, demasiado ñoño y a la deriva de unos guionistas poco objetivos. Pero aún así, la atracción de un Cha Seung-Won al que sigo desde que comenzó en el mundo del cine a finales de los noventa y al que he visto pasar por varias etapas desde “Rey Midas” de la comedia a casi desaparecer víctima de querer dar un giro a su carrera, me empujaba a volver a darle un oportunidad a ésta.

Además, no nos engañemos junto al galán teníamos otros factores que invitaban a ver la serie sin miedo a tropezar, valores como su resultado frente a la audiencia, unos secundarios de lujo y un argumento que si bien no era muy original al menos aseguraba situaciones chocantes.

Sobre lo primero, la audiencia, es cierto que no te puedes fiar ya que no garantiza el éxito pero al menos evitas toparte con un despropósito si sus resultados son funestos. “The Greatest Love” a pesar de vérselas con una competencia tan dura como la pseudo adaptación de “City Hunter” protagonizada por un ídolo de jovencitas como Lee Min-Ho siempre resultó ganadora en el duelo superando un porcentaje del 20% de cuota de pantalla, algo que no estaba nada mal dentro del efervescente y difícil mercado televisivo surkoreano.

De los secundarios destacamos especialmente a Jeong Jun-Ha, complemento habitual de comedias como la saga gangsteril “Marrying the Mafia”.

Por último pero no menos importante, un argumento que volvía a situar a un actor como protagonista. En los dos últimos años nos habíamos encontrado con “The last scandal of my life” y “That Fool”, dos series que utilizaban el glamouroso mundo del cine para ambientar las mismas. Pues bien, no sé si a raíz de ello o qué pero lo cierto es que estas se convirtieron, junto a la citada “City Hall”, en mis seriales de referencia. Ahora otra vez era un actor el que ejercía de protagonista y ello abría otra vez la puerta tanto a un entorno propicio para disfrutar de lo mejor de la sociedad surkoreana como para buscar los guiños con éste mundillo al que me siento tan cercano.

Dicho todo esto vayamos con la serie en sí.

1º CAPITULO: De la mejor de las maneras.

Gu Ae-Jeong formaba parte de la girl-band mas popular del país. Ahora, tras mas de diez años, la separación del grupo y una carrera en solitario mas víctima de los escándalos que del éxito intenta que los rescoldos de su celebridad no se terminen de apagar y acude como invitada secundaria a decenas de programas de radio y televisión. Por el otro lado tenemos a Dok Go-Jin un actor en la cresta de la ola que paralelamente no quiere verse desalojado del lugar que ocupa en el corazón de sus compatriotas eligiendo con precaución y dudas sus siguientes proyectos. El destino los unirá en una situación comprometida en el que ambos desconocen sus respectivas identidades, volviéndolos a reunir en otro difícil escenario del que Ae-Jeong sacará finalmente partido. Y es que valiéndose de un pequeño secreto que ha descubierto gracias a esas casualidades que a veces depara la vida, la antigua cantante hará creer a la opinión pública que es amiga del actor. Éste por su parte no tendrá otro remedio que aceptar las pretensiones de Ae-Jeong por miedo a que desvele su pequeño secreto.

Genial. Si no fuese porque ya estoy acostumbrado a fiascos postreros tras un capítulo inicial idílico como éste, no tendría miedo al afirmar que la serie apunta maneras y muchas. Pero como digo, es habitual encontrarse con primeros capítulos refrescantes y llenos de chispa que auguran buenas sensaciones para luego toparse con un grueso lleno de tópicos y con resultados menores a los esperados. Pero mientras llega esto no se le puede reprochar nada a la entrega de hoy.

Mi mujer dice que Cha Seung-Won siempre pone la misma cara y puede que tenga razón pero en éste “The Greatest Love”, al menos por ahora, sus reacciones son mucho mas desatadas y divertidas que en algunos de sus anteriores trabajos. Me he quejado amargamente – … como ya he dicho he visto todos y cada uno de sus trabajos, incluso de secundario cuando empezó por lo que sé de qué hablo no en vano “de momento” es mi actor asiático favorito – de que en los últimos años en pos de quitarse aquella imagen de “Rey Midas” de Korea gracias a un buen puñado de comedias, había olvidado sonreír; sin embargo aquí a pesar de ofrecer una vez mas esa “su” imagen “cabronesca” parece reírse del propio estereotipo que se había creado volviéndonos a traer a aquel “payaso” que tantas carcajadas nos arrancó hace mas de diez años.

Y ya no solo es ese “tira y afloja” de la secuencia de la gasolinera tan divertida que nos retrae a las sensaciones que despertaba la “High comedy” hollywudiense – siempre he dicho que Seung-Won es el Cary Grant surkoreano – es el juego de miradas del actor al teléfono móvil a la espera de la llamada de su nueva amiga. Grandioso.

Y claro, influyen tanto los actores – otro día hablaré de Gong Hyo-Jin, contrapartida del galán como la Kate Hepburn del cuento – como el ritmo de la serie. Siguiendo a esa llamada de teléfono, la puesta en escena del concurso es tan vibrante como sorprendente y no por las preguntas si no porque te llevan al “huerto” como a los protagonistas sin darte cuenta. Mas que acusarla de tramposa podríamos tacharla como de embaucadora; todos salimos ganando.

Por lo demás, y en la línea de lo que llevo diciendo, nos encontraremos con esos detalles como sobreimpresiones, efectos sonoros e incluso alguna infografía que enriqueciendo éste tipo de primeras entregas luego por norma general suelen desaparecer. Atractivo gancho pero gancho al fin y al cabo.

Ojala continúe por la misma línea.

2º CAPITULO: Qué siga la fiesta.

Go-Jin no habrá resuelto el entuerto provocado por el desliz de Ae-Jeong cuando se verá involucrado en otro: tras perseguir a la antigua idol sufrirá un pequeño percance con su vehículo chocando contra el de ésta; intentará sacar partido de la situación cuando fingiendo mas lesiones de las provocadas por el accidente esgrima que por ésta razón ha sido rechazado para realizar el papel de la producción norteamericana que esperaba. A consecuencia de ello Ae-Jeong no saldrá bien parada ya que será acusada de llevar el infortunio al actor. Cuando Go-Jin se apiade de ella saldrá otra vez escaldado cuando por culpa de su precipitación pierda de nuevo su oportunidad de dar el salto al otro lado del charco habiéndosele otra vez abierto la puerta para regresar a la producción. Menos mal que por lo menos a Go-Jin la vida le sonreirá cuando sea elegida para participar en un concurso televisivo. Finalmente Ae-Jong instará a ésta a que se olvide de él y no utilice su corta relación para volver a la primera línea de la actualidad.

Mis deseos de momento parecen cumplirse ya que la entrega de hoy parece no haber perdido ni un ápice del sentido del humor que caracterizó su primer capítulo. Seong-Won – con chiste privado inclusive – sigue haciendo de las suyas moviéndose como pez en el agua en la comedia de enredo con tintes de surrealismo. La escena del hospital con las muletas puede parecer inocentona, algo torpe, pero seguro que hará reír a mas de uno.

El ritmo sigue siendo vibrante aunque se aprecia un tanto el descenso de comicidad cuando entra en juego la contrapartida a nuestros protagonistas con un talante mas serio. Por otra parte es de prever y espero que exploten el encanto de Pil-Ju y la belleza de Se-Ri para que al menos surja la duda cuando en episodios venideros sus caminos se entrecrucen.

Por último destacar que aunque perdamos también un poco de vivacidad en lo que a puesta en escena se refiere, continuarán tanto las ilustrativas sobreimpresiones como los llamativos efectos sonoros que ponen aún mas de relieve la hilaridad de algunas situaciones.

3º CAPITULO: Disparo de salida a los sentimientos.

Perplejo y hasta un tanto conmovido por la escena que acaba de presenciar, Go-Jin comenzará a sentir algo de simpatía por Ae-Jeong. Es mas, sin saber la naturaleza de las palpitaciones que está sufriendo intentará averiguar si estas están provocadas por lo que siente por la ex-cantante. Pero mientras éste dilucida el cariz de sus sentimientos, Ae-Jeong, enterada de que el Dr. Pil-Ju va a participar en el “Formando Parejas” intentará congraciarse con él con tal de, en el caso de coincidir con ella, no la rechace a las primeras de cambio. Sin embargo lo peor para ella no será el joven médico si no una rencorosa Se-Ri que recordando los tiempos en los que estaban juntas en el grupo querrá quitársela de encima cambiando incluso las reglas del concurso a su antojo. Y por fin llega el día en el que Ae-Jeong debe debutar en el programa. ¿Caerá en la primera ronda?.

Tercer capítulo y de momento la serie no pierde comba. Es cierto que puede parecer demasiado precipitado el “enamoramiento” del protagonista anticipándose unos cuantos episodios a lo que es habitual pero contando con el carácter irascible y sobre todo variable del protagonista, podemos esperarnos todo. Sí, ya sabemos que va a beber los vientos por Ae-Jeong pero no creo que baje las defensas a las primeras de cambio evidenciando que tiene el corazón conquistado.

Y esto por otro lado tiene su contrapartida divertida ya que ese juego del escondite puede traernos situaciones como poco chocantes. Basta ver la escena con las distintas reacciones de Go-Jin cuando su secretario – estupendo Lim Ji-Gyu – le pide su opinión para votar a la candidata mediante la tablet. Por cierto, hay que ver como se nota que todas las compañías quieren abrir un hueco en el mercado para estas plataformas ya que nos las meten hasta por los ojos.

Y ya que estábamos hablando de Ji-Gyu; es de agradecer, como siempre en éste país, que los numerosos secundarios vuelvan a ser los que mantienen el nivel cómico cuando los personajes principales se encuentran en otros menesteres. Desde la mama de Pil-Ju hasta el sobrino de Ae-Jeong; desde la guionista de “Formando parejas” hasta el Cardiólogo de Go-Jin, un reparto variopinto pero siempre acertado.

Por ultimo destacar que con el capítulo de hoy además de dar pie a los sentimientos, comenzamos a ser víctimas de esos “videoclips” musicales mas propios de un vulgar relleno que de algo necesario. Sí, de sobra sabemos que todo responde a una maniobra de marketing para vender tanto los singles de las distintas canciones como al final de la corrida, la banda sonora al completo pero creía necesario reseñarlo. Una única salvedad: la canción de marras de las “National Treasure Girls” se pega como una maldita lapa.

4º CAPITULO: ¿Quién dijo celos?.

Sorprendido Go-Jin verá como Ae-Jeong contra todo pronostico salva el primer obstáculo lo que le planteará mas de una duda respecto tanto a lo que siente Pil-Ju por ella como a sus propios sentimientos. Pero mientras que descubre lo que siente su corazón – nunca mejor dicho… – éste intentará mantener las distancias… o mas bien la apariencia. Su conflicto interior será tal que hasta sentirá curiosidad por la impresión que la joven cantante tiene del Doctor. Un nuevo malentendido volverá a unir a la pareja en casa del actor deparando no pocas sorpresas. Finalmente llegará la fecha en la que se ha de conmemorar los 10 años del debut de las “National Treasure Girls” y mientras la presuntuosa Se-Ri lo celebra a lo grande, Ae-Jeong se tiene que conformar con una gala de tercera, gala a la que acudirá anónimamente Go-Jin.

Grande, como esto siga así tiene toda la pinta de convertirse en mi nueva serie favorita. Y es que aunque la componente sentimental esté presente llegando por momentos a pecar de demasiado acaramelada – las escenas de Ae-Jeong y el médico tapándole los oídos y la del final de ésta con Go-Jin – es el sentido del humor el que prevalece borrando cualquier mal sabor de boca.

Por ejemplo, ese pasaje en el apartamento de Go-Jin es divertidísimo importando poco que nuestro protagonista sobreactúe un tanto o que su contrapartida femenina tenga reacciones poco lógicas; queremos reírnos y sobran las críticas que busquen algo mas que el efectismo. Las series surkoreanas son así y el único reproche que se le pueden hacer – siendo ventajista para mi discurso – es cuando no alcanzan el objetivo para las que están confeccionada.

En estos términos podemos decir que por ejemplo el final de hoy no solo resulta estirado si no que vuelve a evidenciar la dependencia para vender un producto; no pega esa muestra de afecto tan a destiempo y desmesurada habiendo pasado tan solo cuatro entregas.

Por lo demás, aplaudir de nuevo la puesta en escena con esos detalles tan agradecidos como son en ésta ocasión el juego de sobreimpresiones de los títulos de las series o la utilización de melodías de célebres bandas sonoras de producciones occidentales para dar mas significados a algunas escenas, ver la de “Saw”, “Kill Bill”, “La roca”, etc.

Por cierto y para acabar; ese imitador de Go-Jin en el Club… ¿es Baek Bong-Gi compañero de reparto de nuestra protagonista en “Pasta”?.

5º CAPITULO: Declaración formal.

Tras rescatar a Ae-Jeong de una posible humillación Go-Jin se llevará a la joven hasta las inmediaciones del Lotte World donde con el acompañamiento de los cerezos en flor le declarará su amor. Sin embargo la estampa idílica se romperá cuando Ae-Jeong lo rechace. Pero Go-Jin no es de los que se rinden fácilmente y en lugar de sentirse dolido le advertirá no solo que luchará por su amor si no que temiendo que ésta tenga ya el corazón ocupado eliminará todo rival. Al día siguiente la prensa se hará eco de la noche romántica del actor pero al desconocer la identidad de su acompañante comenzarán a surgir los rumores. La propia representante Mun intentará que Kim Jae-Seok descubra la identidad de ésta poniéndosele pronto la oportunidad a tiro cuando Go-Jin invite a Ae-Jeong al cine. El problema no solo será el asistente si no la propia Se-Ri, el productor y la guionista de “Formando Parejas” que han acudido al lugar junto a Pil-Ju.

Alucinado. Sí, tengo que confesar que sin saber a donde me llevará la serie me tiene no solo atrapado si no sorprendido; y es que si en el anterior capítulo el protagonista reconocía su amor por Ae-Jeong, hoy no tiene miedo en confesárselo. Es la primera vez que veo una serie tan directa y lo mejor es que de momento no pesa en su contra esto echándose a faltar contenido. Quedan todavía 11 capítulos y hay espacio de sobras para que la cosa se tuerza pero no puedo negar que estas cinco primeras entregas han sido de las mejores que he visto.

Y es que tanto en términos globales como individuales se nota que los responsables de la serie cuidan todas y cada una de las entregas. Por ejemplo, además de todos esos detalles que llevo comentando desde el principio y que no han cejado de acompañarnos, tenemos que añadir hoy ese par de pasajes “fantásticos” que dejando de lado ya la impronta de gancho demuestran el interés y medios puestos en la serie. Son ese en el que la pareja protagonista revive una parte de un cuento popular tradicional y otro en el que Go-Jin/Seung-Wo se “empequeñece” para torpedear a Ae-Jeong/ Hyo-Jin.

Featured image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s