THE GREASTEST LOVE (III) – Korea del sur – 2011 – Kdrama – (Ep. 11 al 16) de 16. FIN

Featured image

BREVE RESUMEN DE LOS 10 PRIMEROS CAPITULOS:

Dok Go-Jin es el actor preferido del público surkoreano: el hijo que toda madre quisiera, el esposo con el que toda mujer sueña casarse y el colega con el que todo hombre quisiera salir de copas. Sin embargo bajo esa imagen idílica se esconde un tipo inseguro, caprichoso y algo pedante. Un día conocerá a Gu Ae-Jeong, la miembro líder de una girlband ahora ya desaparecida pero de gran éxito diez años atrás. Tras unos cuantos malentendidos Ae-Jeong conseguirá ganarse el corazón del actor pero no será hasta cuando ésta entre en un concurso televisivo recibiendo las atenciones de un amable joven Doctor, cuando Go-Jin se dé cuenta de cuan prendido está de ella. Tras declararse y recibir el rechazo de la joven, seguirá insistiendo hasta que un día fruto de la continua indiferencia de ésta, se desengañe. El problema es que cuando ella caiga en el error ya será demasiado tarde y a pesar de que se desanden los caminos, cada uno llevará ya direcciones opuestas.

11º CAPITULO: Emociones: 1 – Contenido: 0.

Los paparazzis rodearán la casa de Go-Jin por lo que Ae-Jeong no podrá salir; esto lo aprovechará el actor para volver a la carga intentando conquistarla. Sin embargo la joven está presa de las dudas por lo que seguirá resistiéndose. Finalmente Go-Jin arrastrará a los periodistas tras de sí, permitiendo que ésta huya. Al día siguiente Pil-Ju le pedirá que abandone a la estrella para entregarse totalmente a él; y así lo hará, empujando a Go-Jin a que se desengañe totalmente de ella, plantándolo primero en una cita y luego obligándolo a ver cómo llega junto al Doctor.

Otro episodio de transición y solo espero que esto sea el resultado de esa carrerilla hacia atrás para coger impulso para llegar hasta la meta. Y es que de chicha, hoy poca. Ni humor, ni argumento, solo dos minutos finales esplendidos pero poco justificativos para algo mas de una hora.

Porque la investigación que quiere llevar el Director Jang está muy bien pero pocos serán los que duden que esto va a volverse en su contra “santificando” al final a la protagonista. Es mas, ya se han dado demasiadas pistas a lo largo de la serie para no pensar en otra cosa.

Y luego que me perdone quien piense lo contrario pero la decisión tomada por la protagonista para escaldar a Go-Jin no me parece muy justa. Con un no, basta; así lo que estás haciendo es perjudicarte a ti, a él por supuesto, pero también a la tercera pata del trípode, un Pil-Ju encantador aunque falto de sangre. Y menos mal…

Eso sí, la intrusión del actor en casa de Ae-Jeong nos deparará unos buenos minutos de humor para al menos, que no notemos tanto el vacío de la entrega.

12º CAPITULO: Nuevos rumbos…¿ o no ?.

Finalmente Ae-Jeong se rendirá ante Go-Jin estableciendo algo parecido a una relación. Eso sí, la ex-cantante le pedirá perdón aPil-Ju por su actitud los últimos días. Éste aparentará estar repuesto pero en realidad está dolido por haber perdido a la que él creía como su pareja perfecta. Y mientras unos tratan de curar metafóricamente su corazón roto, otros lo intentan literalmente, dígase Go-Jin apelando a su cardiólogo a que haga lo imposible por salvarlo. Abstraída de todo ello Ae-Jeong continuará recibiendo buenas noticias, la última, su incorporación a un programa como reportera. La coyuntura la aprovechará el actor para haciéndose pasar como entrevistado por ésta, anunciar frente a la opinión pública que ha roto su relación con Se-Ri. Abierta la puerta para mostrarse como pareja, no todo será felicidad para Go-Jin ya que aún queda confesarle a Ae-Jeong su grave problema de salud.

Aún quedan cuatro capítulos y la verdad es que no sé por dónde van a transcurrir las cosas; espero que no sea como suelen pasar en las series de ésta nacionalidad, reduciendo todo a un enorme relleno hasta el episodio final.

Y es que eso de que nuestra parejita ya esté feliz junta, me escama. Van a darle mil y una vueltas a lo de la enfermedad del protagonista y solo espero que esto no se convierta en un nuevo “More tan blue” donde el tortolito de turno sabiéndose muerto le busca un nuevo amante a su pareja.

Por lo demás, muy bueno ese pasaje en el que Jae-Seok entra borracho en la casa de su jefe dado a pie a una escena en la que es fácil interpretarla como una declaración homosexual y otra vez quitándome la razón en lo que a mis apreciaciones se refiere – de lo que me alegro – ver como el tema de Mi-Na puede dar un giro sustancial en base a quién sabe si un chantaje. Eso sí, que en una ciudad de 11 millones de habitantes te encuentres a la persona que buscabas…

13º CAPITULO: Con dos… cajones.

Mi-Na se presentará ante Ae-Jeong para pedirle que vuelva a echarle una mano ocultando lo ocurrido 10 años atrás. A pesar de que la protagonista ahora tiene verdaderos motivos para no ensuciar su imagen ya que podría estropear en un futuro la de Go-Jin, su buen corazón volverá a mandar sobre la razón. Pero éste no será el único quebradero de cabeza de la cantante ya que gracias a una rencorosa Se-Ri y al Director Jang la prensa comenzará a difundir rumores sobre ésta que hacen referencia tanto a que traicionó a Pil-Ju abandonándolo por un nuevo amante como al motivo que causó la separación de las “National Treasure Girls”. El actor intentará distanciarla en un primer momento de la polémica pero sin poder retenerla ésta decidirá, para no dañar la imagen pública de Go-Jin y traicionar a quienes la rodean, asumir toda responsabilidad y desaparecer de la primera línea de la vida pública. Sin embargo ocurrirá lo impensable…

Hay que ver como son las cosas, pasamos de unos veinte minutos iniciales deleznables que abusan de la edulcoración y por el contrario evidencian una falta notable de contenido a otros cuarenta restantes entretenidos culminados por los 5 minutos finales mejores de lo que llevamos de serie.

Y es que esa irrupción de Go-Jin con una declaración de intenciones arrebatadora es el mejor rescate de un personaje que he visto en una serie sin tener que recurrir a artificios grandilocuentes. Aquí solo tenemos a un caballero de brillante armadura que tira de sentimientos para salvar a la mujer que quiere. Sí, ya habíamos visto anteriormente como en “The Last Scandal of my life” otro personaje, también casualmente de oficio en la serie actor, rescataba a una damisela en peligro, en aquel caso de una jauría de paparazzis, pero aquí, como decía, solo participan las palabras y un par de corazones desbocados. Grande.

Por lo demás “solo” detalles si exceptuamos ese pasaje del pic-nic super-encantador: por un lado lo irreal que queda que un médico le ponga a una paciente una tirita pírica para la herida que tiene. Bueno vale, aceptaremos “pulpo” porque es un Doctor en Medicina Oriental y a lo mejor no sabe muy bien que es una tirita… Coñas aparte, sorprende.

Por otro lado, mas anecdótico, que volvemos a ver a Go-Jin con esa chaqueta con el parche de la bandera de España. !! Qué ilusión ¡¡.

Y por último y menos agradable… ¿se creen que somos tontos?. Tanto darle vueltas al asunto cuando la idiota de Jenny puede resolver todos los problemas con su testimonio. Ahhh, claro, que si no se acababa la serie.

14º CAPITULO: Llegó el momento.

Aunque no hayan motivos lógicos para rechazar la oferta de Go-Jin, Ae-Jeong tirará de orgullo para oponerse de una manera casi irracional. En la rueda de prensa asumirá toda la responsabilidad pidiendo disculpas por sus actos. Sin embargo cuando los periodistas comiencen a atacarla con preguntas impertinentes, la joven se derrumbará afectada a su vez por las palabras de Go-Jin confesándole que se encuentra al borde de la muerte. Esto provocará un revuelo aún mayor que los escándalos que se le apuntan pero otra vez saldrá el actor en su auxilio cuando anuncie la inminencia de la operación que se le tiene que realizar. La gravedad de la noticia convertirá a éste en primera plana de todas las noticias y rumores, acallando lo ocurrido con Ae-Jeong. Y mientras los tortolitos pasan sus últimas horas juntos, las antiguas componentes de las “National Treasure Girls” se reunirán para hablar de lo ocurrido con su antigua compañera. De todo ello, Se-Ri se dará cuenta de lo injustamente que ha estado tratando a Ae-Jeong, terminando por echarle una mano. Y cuando mas felices se las prometían los protagonistas, Go-Jin sufrirá por sorpresa un ataque al corazón obligando a adelantar la intervención.

Pues sí, por fin llega la tan esperada operación deseando que con ello la serie vuelva a coger ritmo. Y es que salvo por la resolución de los problemas de la protagonista con el Director Jang, no vamos a encontrar mas contenido.

Lo malo es que ésta anticipación nos trae un efecto secundario no tan trivial y es que quedando aún dos capítulos resulta impensable que pueda morir el protagonista. Si solo quedase uno lo vería factible – que no lógico – pero así, no veo la manera de “rellenar” dos horas con el “héroe” bajo tierra. Recapitulando, no hay efecto sorpresa.

Y para acabar, dado que como he dicho no hay mucho contenido, por fin también nos enteramos del porqué del título de la serie. Todo un acierto, por cierto…ops, he salido un pareado.

15º CAPITULO: Reinicio.

Han pasado dos meses desde la operación a corazón abierto de Go-Jin. Éste se ha estado recuperando fuera de Korea y mientras, Ae-Jeong ha continuado con su vida intentado molestar lo menos posible al actor aunque éste considere que su actitud ha sido poco cercana y cariñosa. A su regreso a tierras koreanas, Go-Jin se dirigirá a casa de la ahora presentadora esperando recibirla con una sorpresa; sin embargo la sorpresa se la llevará él cuando vea llegar a ésta junto a Pil-Ju que se la había encontrado por casualidad en el mercado grabando un programa. Por suerte la sangre no llegará al río y el Doctor habiendo descubierto a Go-Jin, se irá disimuladamente. La pareja por fin sola reanudará su relación como si nada hubiese pasado o casi, ya que Ae-Jeong parece mas distante; y es que durante estas semanas la Directora Mun ha intentado que estos mantengan las distancias para no entorpecer la carrera del actor cuando regresase. Es mas, ahora les ofrecerá a ambos sendos proyectos que los tendrá separados durante un tiempo. Ilusionados, hasta se plantearán continuar con sus vidas en solitario dando la misma Ae-Jeong por perdido a Go-Jin resignándose en su dolor. ¿Superará la ambición al amor?.

Fantástico, vuelve el humor y para postre, nunca mejor dicho, tenemos un final de esos que tanto nos gustan. Y es que el tono que iba adquiriendo el capítulo nos hacía desconfiar con la Manager Mun en plan señorita Rotelmeyer queriendo separar a nuestros chicos y mas si como no paro de repetir últimamente, sabemos como se las gastan en la industria con esa querencia al drama y a los corazones rotos; pero no, no diré mucho para no destripar nada pero seguro que much@s soltarán alguna lagrimilla.

Por otra parte manda narices que hayamos tenido que esperar a casi la última entrega para ver a un Pil-Ju/Yun Kye-Sang mas suelto y alegre repartiendo sonrisas por doquier haciéndolo aún mas encantador una vez desecho de esa melancolía que le afectaba.

Pero si el “doctorcito” se revela contra la tristeza, Se-Ri/Yu In-Na una vez desnuda… metafóricamente que ya quisiéramos alguno, de esa fachada de personaje negativo nos encandilará con su encanto infantil y apariencia peligrosamente sensual. ¿Qué no tendría que haber tenido un mayor peso específico?.

Por lo demás, cómica la escena de Gu Ae-Hwan y Kim Jae-Seok al verse traicionados por Jenny y mas cómica aún la del propio Go-Jin y Ding-Dong rebuscando en el contenedor de ropa usada.

16º CAPITULO: Fin. ¿Fin?. ¿Ya?. ¿Tan pronto…?, ¿Por quéeeeee….?

Tras el sorprendente anuncio en televisión de su romance con Ae-Jeong delante de todo el país, los fans del actor no se tomarán muy bien la noticia poniendo a los pies de los caballos a la ahora presentadora. Y ya no es tanto la mala prensa de ésta sino que la popularidad de Go-Jin comenzará a decrecer alarmantemente; se le anularán contratos de comerciales e incluso será rechazado para protagonizar películas importantes. Sin embargo y a pesar de ello su amor por Ae-Jeong no disminuirá no teniendo dudas respecto a su relación. Pronto un sobresalto amenazará a la pareja cuando la presentadora sufra un accidente junto a su equipo de grabación. La opinión pública en lugar de compadecerse de ella la emprenderá duramente haciendo reaccionar a Go-Jin terminando en otro escándalo. Todo volverá a su cauce gracias a la intervención de la Manager Mun y su brillante plan.

Perfecto broche de oro a una serie que necesitaba de un final así. No voy a explayarme mas de lo que he hecho ya resumiendo su sinopsis por no destripar nada pero al menos dejaré constancia de unos pocos detalles. El primero, muy divertidas esas escenas donde Ae-Jeong se imagina el carácter de los videos en los que se le involucra.

El segundo, el sudor frío que sentimos cuando la protagonista sufre el accidente. Ya estamos, el tan odiado triste final…

Y el tercero y definitivo, la sensación de que se habían reservado éste final de antemano dejando el desarrollo para las quince anteriores entregas.

CONCLUSION

“The greatest love” ha sido una serie tan generosa que no creo que haya disgustado a nadie. Luego, dependiendo del grado de implicación de cada uno puede gustar mas o menos pero ha sido un producto para todos los públicos. Y no lo digo porque precisamente la puedan ver niños…
Particularmente a mi me ha parecido soberbia y desde ya una de mis favoritas. ¿Las razones?. Las mismas por las que voy a resumirla:

– Para empezar porque es una comedia en mayúsculas. Sí, viene “apellidada” con todo lo que significa la Dinastía de “lo romántico” pero aquí el humor prima sobre los sentimientos por mucho que en varios episodios nos aflore alguna que otra lagrimilla. En todo caso, éstas vendrán mas provocadas por la felicidad que por el dolor de una tragedia.

– Luego, “The greatest love” ha contado con una de las parejas artísticas que mas química ha destilado en los últimos años. Puede que en algunos episodios su relación haya sido fría a causa de la indecisión de su heroína pero solo hay que ver su último capítulo para ver que eran mas cercanos de lo que parecían. En éste caso ese “Para todos los públicos” de, ahora sí, su calificación moral, ha jugado en su contra.
Interpretativamente hablando nadie tiene en la actualidad capacidad para rivalizar con un Cha Seung-Won tan creíble en los momentos delicados como disparatados en los cómicos. En lo que respecta a Kong Hyo-Jin, menos espontánea que en otros de sus trabajos pero a tono con su papel. Eso sí, me queda la duda de que hubiese pasado con otra actriz estilo Kim Seon-Ah.

– Acompañando a estos, una pareja mas secundaria que ha jugado perfectamente su rol de ambiguos villanos/rivales. Y es que han sido tan encantadores que nunca hemos sentido odio sino lástima hacia ellos y esto es otro aliciente a tener en cuenta.

– Los secundarios, de lujo como siempre. Apoyando la vertiente cómica pero sin marcar la frontera entre estos y los protagonistas. La labor de algunos ha sido tan aplaudida – p.e. Lim Ji-Gyu (el secretario Kim Jae-Seok) – que espero les den la alternativa con algún personaje protagonista.

– El número de episodios ha sido el correcto como para no llegar a pensar que han estirado el chicle sin necesidad como en otros casos. Algunos capítulos eran un tanto intrascendentes pero compensaban la falta de contenido con humor y encanto, ingredientes principales de la serie.

– Otro de estos, la feroz crítica tanto al sistema como al propio público. Aún así y teniendo en cuenta la poca autocrítica del pueblo surkoreano, la serie tuvo notables índices de audiencia lo que mas que justificar una condescendencia, explica el grado de mano izquierda de sus responsables.

– Y para ir acabando, a pesar de que su banda sonora haya sido todo un éxito con canciones incluso nominadas al final del 2011 como “Mejor Canción de una Banda Sonora” – el “Please Don’t Forget Me” de Huh Hak – no hemos sido testigo de esos clásicos videoclips de relleno donde la música suena como fondo de flashbacks sin contenido. Han habido varios pero no se le puede acusar a la serie de quererse aprovechar de ello.

– Y por cierto y para ya casi terminar, la frase final de la serie, muy de “Luz de Luna/Moonlight”.

El epitafio. ¿Para cuándo una segunda parte?. No me hubiese importado que hubiese tenido 24, 36, 52, etc. episodios.

Featured image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s