THE MAN WHO CAN’T GET MARRIED (I) – Korea del sur – 2009 – (Ep. 1 al 6) de 16

Featured image

Hoy no empezaré con uno de esos “mis” rollos – alguno seguro que ya me lo estará agradeciendo… – con los que contar obras y milagros de algunos de los implicados en la serie o que intenta explicar la causa del nacimiento de la misma. No, hoy voy a ser simple y aunque con una de esas también “mis” batallitas contaré la razón de porque vi éste serial y consecuentemente estoy escribiendo esto.

Muchos sabréis que en el verano del 2009 viajé a Korea del Sur para mostrarle las bondades de aquel país a mi mujer; pues bien mientras permanecimos allí descubrimos ésta serie y, ¡¡¡ cómo debería ser ésta cuando sin entender ni papa de koreano nos enganchamos a la misma como si hubiese estado doblada a nuestro idioma ¡¡¡.

Eran unos personajes simpáticos con expresiones tan transparentes que con un solo gesto daban a entender un concepto; eran unas situaciones tan chocantes que te tenían atrapado al sillón, silla o donde estuvieses – un día la seguimos incluso desde un bar japonés en la capital seulina con toda la gente mirándonos… – y era en resumen, un conjunto tan mágico que ineludiblemente nos indicaba que a la vuelta al hogar tenía que ser de obligado visionado.

Entonces, con todo esto, con unas sensaciones que por sí solas invitan a ver una serie… ¿a qué estás esperando?, ¿necesitas mas palabrería o introducciones vacías?, ¿o es que no te fías de ésta pareja de españolitos?. Pues espera, lee y decide…

1º CAPITULO: “Piano, piano si va lontano…”

Jo Jae-Hee es un arquitecto de éxito. Solitario se ha acostumbrado a sus propias excentricidades y solo su madre y compañeros de trabajo lo soportan, a malas penas claro. Al lado de su apartamento se trasladará Jung Yu-Jin una jovencita que cuidará del apartamento de su tío durante unos meses. Cuando Jae Hee sufra un colapso intestinal, Yu-Jin llamará a urgencias y lo acompañará al hospital. Allí conocerán a Jang Mun-Jung una doctora solterona que a diferencia del arquitecto sí que le gustaría pasar el resto de sus días junto a alguien. Soberbio como él solo, Jae-Hee se cogerá el alta voluntaria aún a riesgo de tener una recaída. El destino le llevará al centro sanitario de nuevo pero no a causa de su enfermedad sino para devolverle el favor a Yu-Jin cuando ésta se desmaye víctima de una enorme borrachera cogida tras haber roto con su novio. Pero cuando mas felices se las prometía el solterón, se cumplirá la predicción de la Doctora Mun-Jung.

A pesar del denso desarrollo nos encontramos ante un episodio típico de presentación en el que se nos empiezan a esbozar a los protagonistas y por suerte o por desgracia, yo que tengo que vérmelas todos los días a causa de mi trabajo con arquitectos de todo tipo, tengo que confesar que la serie retrata a la perfección a ese presunto “profesional” que se cree todo un artista y cuyo engreimiento le lleva a pensar que todo el que no opina como él está equivocado.

El resto de personajes bastante estereotipados pero se comienzan a ver destellos de esa “alta comedia” cuya meta no es solo provocarnos la risa y hacernos pasar un buen rato. Atención a ese chihuahua que puede ser la revelación de la serie.

Para acabar, aplaudir ese cómico cameo del estupendo cantante y artista Kim Gun-Mo como aspirante a pareja de la protagonista; y es que dejando el hecho como divertida anécdota cabe recordar que Uhm Jung-Hwa antes que actriz es cantante como lo demuestran sus mas de 15 años de carrera y su algo mas de docena de discos. De ahí que Gun-Mo haga una aparición estelar por la amistad que los une.

2º CAPITULO: Reflexiones y sonrisas.

Finalmente a Jae-Hee la doctora Mun-Jung le dará el alta de su problema intestinal pero su alegría no será completa ya que los análisis de sangre han reflejado un alto grado de colesterol. Sin embargo esto no será lo peor ya que a la propia Mun-Jung, en una revisión rutinaria del ginecólogo, le detectarán un forúnculo que si bien puede ser un simple quiste, también puede ser un tumor. Esto provocará que reflexione sobre la vida y el paso del tiempo. Mientras, Yu-Jin se cita con Park Hyeon-Gyu pero la velada no será como ésta se espera. Al día siguiente el destino unirá a la jovencita con la doctora y ambas se lamerán sus heridas sentimentales forjando una buena amistad, tanto que quedarán juntas para cenar. A la cena se unirá Hyeon-Gyu que había acudido al apartamento de su jefe para ayudarle a llevar la compra al resultar éste herido en el trabajo. Sintiendo lástima por el solitario arquitecto lo invitarán también pero su falta de tacto y desuso de las relaciones sociales provocarán que, aún sin quererlo, meta la pata con Mun-Jung.

La verdad es que me está encantando ésta serie y no solo por la capacidad cómica que tiene la pareja de protagonistas; y es que el argumento refleja con una cruel fidelidad esos problemas que tiene ese extracto social en el que me encuentro de gente que ni es joven ni mayor y que la sociedad termina por arrinconar ante su falta de relaciones sociales; y no importa que sea en Korea o en España, esto lamentablemente es algo universalizado.

Pero tranquilos, que a nadie le corra un escalofrío por la espalda que a pesar de esas consignas supuestamente reflexivas, como he dicho, resultan crueles porque en realidad tienen ese punto ridículo que las hace divertidas. Nos reímos de semejantes con similares problemas, cruel sí pero también liberador.

Por otra parte y dejando de lado el trasfondo “terrenal” hay que decir que comenzamos a verle el plumero a la serie. Los tópicos comienzan a surgir y las relaciones se encaminan ya no hacia lo clásico sino a lo manido. Al menos la serie sigue mostrándose fresca gracias tanto al buen hacer de sus interpretes como al de la realización; y es que salpimentar la acción del episodio con algunas imágenes sobreimpresas que reflejan los pensamientos de los protagonistas, resulta estimulante además de, otra vez, divertido.

Por cierto, una vez mas vuelve a sonar España ya que según afirma uno de los protagonistas, estuvo de viaje por nuestro/mi país.

Ah y como curiosidad, mucho soltero de oro pero Ji Jin Hee lleva felizmente casado desde el 2004.

3º CAPITULO: La lección de hoy va sobre la economía.

Mientras Jae-Hee disfruta con su nuevo y carísimo equipo de música, Yu-Jin tiene problemas mas graves cuando con el vehículo de la empresa golpee a otro estacionado. La reparación le costará cerca de 3000 , cantidad que no puede afrontar a no ser que encuentre un trabajo temporal. Esto le supondrá aún mas problemas ya que sin tiempo para descansar, comenzará a flaquear en su ocupación principal. Mientras el solitario Jae-Hee deberá visitar un par de veces mas a la doctora Mun-Jung víctima de sus continuos problemas intestinales. Ésta le diagnosticará que el origen de estos no es otro que es el estrés provocado por alguna preocupación. El “bueno” del arquitecto finalmente se dará cuenta – no sin cierta ayuda de Hyeon-Gyu – que lo que le atormenta es la situación de su vecinita. Finalmente determinará tomar cartas en el asunto ayudando a Yu-Jin.

“The man who can’t get married” sigue haciéndonos reír aunque al parecer centrando cada episodio en un tema determinado. En ésta ocasión le toca el turno al ámbito económico mostrándonos los contrastes entre las precarias condiciones de los jóvenes que se quieren independizar y los solteros ya algo mas maduros sin cargos a sus espaldas.

Pero como decía en el anterior capítulo que nadie se preocupe, que la serie no se pone en plan trascendental. Y es que uno de los muchos aciertos de la misma es que al parecer – aún estamos en los primeros episodios – por muchos problemas que haya no se va a poner nunca dramática.

Y ya que estamos con los aciertos… un 10 a Uhm Jung Hwa, la chica camaleón de Korea. En el último año le hemos visto un papel de villana al mas puro estilo “femme fatale” en “Insadong Scandal” y otro dramático en la majestuosa “Haeundae”. Con “The man who…” nos da la replica cómica conformando un conjunto redondo y magnifico. Pero por si fuera poco no hay que olvidar su vertiente musical donde es una estrella absoluta y no precisamente por esas baladas donde habitualmente campan las estrellas que combinan el cine con la música sino con canciones llenas de ritmo donde además se mueve – literalmente – como pez en el agua. Baila, canta, hace reír y llorar… ¿qué no hará en la… ?. Dejémoslo.

4º CAPITULO: Solitario e impertinente pero en el fondo inocentón como un niño.

Mun-Jung finalmente será la que acuda al rescate de Yu-Jin. Poco le importará a Jae-Hee que permanecerá indiferente ante su rol de hombre huraño. Siguiendo el consejo de la Manager Ki-Ran, el arquitecto decidirá pasar un domingo inspirándose en las bellezas que oculta Seúl. El destino provocará que en el autobús turístico se encuentre con Mun-Jung. Sin otro remedio que pasar el “mal trago” juntos, Jae-Hee volverá hacer gala de su repelente petulancia poniendo primero en evidencia a una pobre guía turística y luego a la propia doctora. El enfado terminará pronto ya que un irreconocible Jae-Hee acudirá a la consulta y a su modo le pedirá perdón. La “cita” acabará con una sorpresa mayor: al mas puro estilo galán de telenovela, el arquitecto le pedirá que lo acompañe a ver un Festival de Fuegos Artificiales.

Otra divertida hora en la que disfrutaremos de la refrescante relación de los personajes. Y ya no solo son las muecas o las dispares reacciones del “anti-héroe” protagonista, son esos detalles que terminan por hacer grande una producción.

Por ejemplo, para empezar resulta muy gracioso ver a Uhm Jung Hwa cantar karaoke… no muy allá que digamos. Con casi 20 años a sus espaldas de carrera musical resulta agradable ver como se ríe de sí misma. Y luego, aplaudir esa tendencia que estamos comprobando últimamente en la industria, ya sea televisiva o cinematográfica en el país, de aprovechar los tesoros que esconde la nación. Aquí valiéndose de esa excusa como es el tour turístico por la capital de los protagonistas se nos muestra el Palacio Changdeokgung contándonos parte de su historia. Divertido e instructivo, ¿qué mas quieres?.

Para acabar, decir que nos lo estamos pasando tan bien que no vemos el momento en que los tortolitos se unan.

5º CAPITULO: La casa de cada uno es el “Sancta sanctorum” personal.

Sorprendido Jae-Hee aceptará la llegada de Mun-Jung pero no tanto la de sus amigas. Al día siguiente acudirá a la consulta alegando dolor de cabeza, teniendo una curiosa conversación sobre lo importante que es para el arquitecto la privacidad de su hogar. Las visitas pronto acabarán ya que un nuevo encargo en el despacho provocará que tanto el arquitecto como Hyeon-Gyu trabajen noche y día. Para su sorpresa la doctora Mun-Jung echará hasta de menos a su paciente. Pero finalmente el stress terminará por vencer a Jae-Hee cayendo rendido en su despacho. Hyeon-Gyu lo acompañará al hospital y allí, tras haber mostrado debilidad delante de todos, lo pagará con su pobre ayudante despidiéndolo. Conociéndolo nadie le hará mucho caso, corrigiendo poco a poco su actitud a medida que vaya recuperándose. Se dará el alta voluntaria intentando acabar el trabajo en su casa pero allí el destino volverá a jugarle una mala pasada: volverá a desmayarse pero será “rescatado” por Mun-Jung, Hyeon-Gyu y Yu-Jin que se encontraban en casa de la última. Gracias a ello la Doctora conseguirá satisfacer su curiosidad sobre el hogar del profesional.

Mas carcajadas para un episodio que tacharía de transición sino fuese porque para que haya una transición debe existir una meta.

Y es que la “gracia” de “The man who can’t get married” es que parece que no se dirige hacia nada. Sí, sabemos que los protagonistas tienen que terminar juntos pero ni hay argumentos que compliquen esto ni otros condicionantes que embrollen la trama; cada episodio tiene su propio principio y final y parecen independientes unos de otros. Aquí la cosa va de cómo llegar a “introducirse” en la casa del prota y la diversión es ver como se llegará a ese fin.

Por lo demás, como decíamos en el anterior episodio, se nos siguen mostrando algunos de los tesoros de Korea, en éste caso en forma de esos típicos hanoks (casas tradicionales).

6º CAPITULO: De momento el mejor episodio de la serie. Redondo.

El padre de Mun-Jung, Jang Bong-Su, querrá averiguar que clase de hombre es quien está saliendo con su hija convencido de que Jae-Hee es su pareja. El destino llevará a éste a coincidir con el arquitecto en la consulta de la doctora y decidido a averiguar su naturaleza se dispondrá incluso a seguirlo. Finalmente éste se dará cuenta de que lo siguen y el dentista no tendrá otro remedio que “secuestrarlo”. A pesar de las negativas de Jae-Hee, el hombre seguirá insistiendo hasta que otra vez decida la providencia: la pareja de hombres se encontrarán en la sauna con Mun-Jung y Yu-Jin. Aclarada la situación solo quedará una cuestión por resolver: el secreto que su progenitor le pide guardar a Jae-Hee. Y es que el anciano no piensa contarle a su hija que se va a jubilar por miedo a hacerle daño. Al final éste no podrá guardar el secreto sabiendo lo mal que lo está pasando Mun-Jung y todo aparentemente se arreglará sacándole Bong-Su una promesa a su hija: que se casará.

Completo, estamos ante un episodio pleno y de lo mejorcito que te puedes encontrar en la actualidad en el panorama televisivo asiático. No solo son las muchas carcajadas que logran robarte los 50 primeros minutos del episodio son también esos 10 finales mas sentimentales que amenazan con hasta provocarte unas lagrimillas.

Y como parece que me repito cuando alabo la comicidad de la serie hoy voy a poner un ejemplo bastante ilustrativo. A pesar de que mi hijo de 7 años no tiene todavía la suficiente destreza como para leer los subtítulos de la serie no veáis como se reía cuando Jae-Hee se sienta en “cierto” taburete.

Respecto al segundo punto, el capítulo de hoy llega a tocar la fibra sin tener por el contrario que recurrir a artificios forzados. Es la naturalidad y humanidad que compartimos todos los que formamos parte de una familia las que lo consigue.

Por lo demás, comenzamos a ver que nuestro arisco protagonista empieza a cambiar aunque ese final tan… ¿picante?, pueda hacernos creer que la cosa va a empeorar.

Para acabar decir que como esto siga así, ya tengo nueva serie favorita.

Featured image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s