MEMOIR OF A MURDERER – Won Shin Yun – Corea del Sur – 2017 – Thriller

Memoir

No todo vale, señores, no todo vale. Dejen ya de tomar por tonto al personal y de aprovecharse de la indulgencia del respetable.

Ya sabemos que a todos nos gustan los thrillers surcoreanos y que son unos maestros en este género, pero no por ello hay que abrigarse bajo la capa de réditos y tirar para adelante cual burro adiestrado a fuerza de costumbre sin mirar a tu alrededor.

Porque sí, porque “Memoir of a murderer” es una buena película por varios aspectos, pero de ahí a ser una obra ejemplar, va mucho trecho.

Mi principal alegato en su contra es que no se puede hacer creer al espectador aspectos que no son ciertos ni hacer de circunstancias necesarias para el desarrollo de la historia, simples anécdotas para colársela al personal. Vamos, que ni el Alzheimer es así ni guardar un diario en una grabadora de los noventa y luego buscar lo que te interesa, es algo sofisticado y fácil como nos lo hacen creer. ¡Qué esto es un thriller, no una película de Ciencia-Ficción! Que por ejemplo un enfermo de Alzheimer que olvida lo acontecido en toda una semana, no puede ir conduciendo su coche como si nada…

Ahhh… que es una licencia argumental… Una trampa, un insulto para la inteligencia del espectador.

Luego podemos pasar por alto esta cuestión -con una pértiga, claro-, pero al hacerlo tienes que ser consciente de que la nota corre contraria suerte, es decir, baja distanciándose de ese sobresaliente que se había vendido. La cuestión es si llegará al notable. Y es que son tantas preguntas que provoca esta película…

Por ejemplo: ¿Modela una película al actor protagonista o es este el que modela a la película?

Está claro que para que el protagonista resulte verosímil en esta ocasión necesitas a un intérprete de primera fila, alguien que no te falle cuando, como hemos visto, no haya por dónde creerse el guión. Sol Kyung-Gu es uno de los mejores actores de la península –de toda Asia me atrevería a decir- no solo por su trayectoria sino por su dominio de distintos géneros. Aquí mismo lo vemos saltar del drama a la comedia en segundos resultando igual de eficaz: sobrio, oscuro cuando se necesita y riendo hasta la lágrima si el libreto se lo demanda. Otra cuestión es que la cámara se deleite en ello viéndose el plumero otra vez a su director Won Shin-Yun, autor a su vez de la historia.

Todos coincidiremos que es gratificante encontrarse con una interpretación así, yo mismo disfruto con ella e incluso uno se permite tontear sacando ‘parecidos razonables’ con Takeshi Kitano, pero más que nunca parece que has forjado tu película alrededor de ella; servir al actor y no al revés.

Pero no hemos acabado todavía. Siguiendo la línea con la que había comenzado, la manipulación se amplía más allá de las herramientas con la forma de contar la historia; y es que buscando esa sorpresa, el film comienza a dar bandazos para despistar al espectador. El problema, como en otras muchas ocasiones, es cuando llegado el momento clave, sabes que aún queda una hora de película con lo que eres consciente de que hay ‘algo’ más. Vamos, que no hace falta ser un Sherlock Holmes para averiguar que no te están contando toda la verdad. Y ya no tanto ‘toda’ como la ‘única’, y claro… otra vez pasar por tonto… Y ya no hablo de las casualidades porque si no…

No obstante, creo que a pesar de todo es una buena película porque tiene elementos, además de la interpretación del protagonista, como esos golpes de humor que permiten que el film no sea tan plano –genial el entrenamiento del ‘héroe’- o que posea un buen ritmo, herencia sin duda de los antecedentes de su realizador como en la indispensable “The suspect”, pero no deja de ser un thriller más dentro de la, por otra parte, estupenda media general del género en el país.

Sin ir más lejos, a grandes rasgos el film no deja de ser uno de esos “duelos” al sol entre antagonistas tan populares que hasta el propio Sol Kyung-Gu elevó al nivel de palomitero con los consiguientes éxitos en taquilla de la saga “Public Enemy”.

Para terminar, una puntilla salida de mi mente también afectada por otro mal: la estupidez. ¿Soy yo o el estrafalario peinado del protagonista es una llamada de atención al igual que lo fue en su momento el de Cho Min-Sik en “Old Boy”?

Resumiendo, entretenido thriller que depende demasiado de la indulgencia y complicidad del espectador para dejarse manipular. Eso sí, la interpretación de Sol Kyung-Gu, eleva el conjunto más allá de la corrección.

Kim Byeong-Son sufre de Alzheimer, enfermedad agravada por un accidente que tuvo diecisiete años atrás. Lo curioso es que gracias a ello, dejó de asesinar, ya que desde su juventud no dejó de matar a aquellos que él encontraba culpables de diferentes crímenes. Un día tendrá un accidente topándose con un joven que lleva un cadáver en el maletero de su coche. Pronto descubrirá que se trata de un asesino en serie que se mueve por la zona. Para su desgracia, este conocerá a su hija, utilizándola para sus planes…

4

Anuncios

THE MIMIC -Huh Jung – Corea del Sur – 2017 – Terror/Drama

The Mimic

Una cueva maldita, desapariciones, una leyenda local y un pueblo remoto rodeado de un siniestro bosque. Todos los ingredientes para hacer una película de terror sobresaliente. Sin embargo, adelantando conclusiones, todo se queda en agua de borrajas, ya no por su origen sino por los defectos que afectan al género a nivel mundial. Explico mis palabras.

Sobre lo del origen, más que una apreciación mía, es ya algo de dominio público: el terror en Corea, la mayoría de los casos, dista mucho de lo que uno espera en estas producciones. Desde que allá por el noventa se internalizase su filmografía y como primer título del género como fue “Tell me something” cruzase fronteras –aún me acuerdo cuando compré una copia pirata de la misma en paradójicamente Beijing junto a otra de “Shiri”… -, no tardamos en darnos cuenta que el cine ‘de miedo’ en aquel país no eran más que thrillers policiacos siniestros y, como mucho, algo impregnados de sangre. Los años fueron pasando pero las sensaciones y circunstancias seguían siendo las mismas: algún susto, estrenos principalmente dirigidos para adolescentes, en fechas veraniegas (algo curioso de verdad) y a merced, como decía, de las modas imperantes sobre todo en occidente. Hay excepciones, claro está, pero…

Dejado más o menos claro lo que mencionaba sobre su ‘origen’ vayamos con la segunda parte.

Lo de la ‘madre coraje’ en el género más que un tópico es un ingrediente habitual. Nada que criticar. Otra cosa es el enfoque. Y mira por dónde, en España somos expertos en este tema con una figura destacada: Belén Rueda.

Pues empezamos por el final: mi resumen de “The mimic” es que es una película de Belén Rueda pero en Corea del Sur.

Con esto ya está dicho todo; pero tampoco seré así de expeditivo y/o cafre más que nada porque ni quiere decir que esto sea algo malo ni, para una vez que me siento a escribir ‘cuatro’ líneas…

El argumento nos trae a una familia que se traslada al pueblo natal del marido de la protagonista para ver si llevándola al sitio donde se crió recupera algo de su maltrecha memoria a causa del Alzheimer. Claro. Ya. Todo tiene un motivo, pero… La cuestión es que en aquella población hay una cueva abandonada, cerrada al público, al costado donde estos se trasladan en el que hallarán, oh sorpresa, un cadáver y una niña perdida. Por si las circunstancias no fueran ya excepcionales, el contexto nos dice que el benjamín de la familia desapareció sin dejar rastro dejando a una madre al borde de la locura.

Con estos antecedentes y sin querer desvelar nada, se podría decir que estamos ante un thriller sicológico más que ante un film de terror. Pues ni eso. En todo caso, un drama de terror, uno de esos que desde Asia nos llegaron con el nuevo milenio y de Hong Kong donde primaba más el dolor de los personajes que las sensaciones. Y con ello no digo que la tragedia no sea una sensación, solo que para aquel que se acerque a uno de estas producciones, puede saberle a poco o a… rancio.

En todo caso hay que decir que el film no comienza nada mal, lo que por otro lado tampoco le hace un favor. Y es que su arranque nos augura, salvando las muuuuuchas distancias, un “The ring” surcoreano cambiando un pozo por un agujero en una pared. De hecho, la primera media hora es bastante intensa, con algunos sustos que sin ser muy originales son efectivos sin llegar a tomar por tonto al espectador y vaticinando un resto de película esperanzador. El problema, como decía, siempre bajo mi punto de vista, es cuando desvía tanto la mirada que se pierde.

Y ya no es tanto el contenido dramático, personal, como el de esa leyenda que termina por resultar un tanto… excéntrica, por no ser grosero.

El que esté versado en la cultura y por ende, cinematografía local, ya sabrá la importancia del chamanismo y su implicación en la industria como acicate para historias fantásticas y de terror. Aquí se junta con el flocklore local y lo que de normal es una combinación infalible, aquí se convierte en algo demasiado abstracto con mezcla de conceptos vistos ya y hasta equívocos. La sensación es que querían repetir el éxito de la imprescindible “The wailling” y se queda en algo ridículo –mira que decía que no quería ser grosero…- y carente de sentido por mucho ‘género’ al que se apele.

Está claro que ante tal descenso de sensaciones –y hasta interés- nuestra atención no tiene otro remedio que centrarse en la interpretación de la protagonista, motor principal del film, ya que ni la música, elemento auxiliar aunque estrella en este tipo cine, merece un punto y aparte. Los –pocos- efectos especiales son resultones, pero como apuntaba, escasos y más como adorno.

Resumiendo, una oportunidad perdida. El típico ejemplo de película que se pierde por el camino por dejar la senda del terror buscando dramas de sobremesa.

3

 

Critica (Opinión) de “Psychokinesis” lo último de Yeon Sang-ho (Train To Busan).

Ya queda poco para el 25 de abril fecha del estreno en la plataforma de Netflix de  Psychokinesis, la nueva película de Yeon Sang-ho, el director de Train to Busan. En esta ocasión el director cuya carrera comenzase en el mundo de la animación con films como Fake o King of pigs vuelve apostar por una película de imagen real que se aleja bastante de la seriedad y contundencia del film de Zombies. Y que por desgracia no ha tenido el éxito esperado en la taquilla surcoreana.

La nueva película de Sang-Ho es simplemente una comedia, si tiene sus elementos dramáticos pero los cuales no explota y en verdad eso me ha gustado mucho. Pues en el inicio daba la sensación de que estaría ante otra cinta surcoreana que nos dejaría con el alma en los suelos, pero no ha sido así. Psychokinesis como ya he comentado es una comedia, si es verdad que queda lejos de su anterior película pero que personalmente la he disfrutado mucho.

El director quien también ha escrito el guion esta vez rueda un film sin mas pretensiones que el de entretener y según mi opinión para liberarse del estrés acumulado en la que es su mayor éxito hasta el momento, Train To Busan. Sí, estoy de acuerdo que hay cosas en el guion que no se explican como el origen del meteorito caído y causante de los poderes o por que el padre abandono a su hija-

Pero sinceramente para mi Yeon Sang-ho lo ha querido hacer así para no convertir esta cinta en otra Busan, y además que a mí se me pasó ni lo pensé al estar divirtiéndome tanto, y ha preferido centrarse en la diversión y en el toque fantástico. Y como comento el amigo Tomás con ese momento El gran héroe americano ya me conquisto.

La película está protagonizada por un gran Ryu Seung-ryong (The Target) quien está acompañado por Shim Eun-kyung, Park Jung-min y Kim Min-jae. Entre otr@s muchos más. Psychokinesis nos cuenta como un hombre adquiere poderes psicocinéticos y, cuando su hija se vea involucrada en una situación inesperada, deberá usar sus poderes para rescatarla.

psychokinesis-1000x600

 

 

Crítica (Opinión) sobre “Memoir of a Murderer”, uno de los grandes thrillers del 2017.

Memoir of a Murderer, excelente thriller que logró ser un gran éxito en la taquilla de Corea del sur el pasado 2017. Pelicula del director Shin-yeon Won (Gabal) quien contaría en su reparto con unos excelentes Sol Kyung Gu, Seolhyun de AOA, Oh Dal Soo y Kim Nam Gil. Este fantástico thriller surcoreano entro en mi lista de películas favoritas del 2017.

memoir-of-a-murderer-walk-away-lff17-389

El realizador Shin-yeon Won contaria en el guion con Jo-yun Hwang, guionista de esa maravilla que es el OldBoy de Park Chan-Wook, y el cual adapta la novela de Young-ha Kim. No confundir esta cinta con la también surcoreana (y magistral) Memories of Murder (Crónica de un asesino en serie) del realizador Bong Joon-ho.

2017090614074123735_1

Un thriller que se apega al género ya característico del pais surcoreano, tendiendo a ser dramático, con sus toques de humor dentro de un argumento serio, siniestro y bastante fuerte, contando para ello con unos personajes que son creíbles, cada uno de ellos, y en los cuales se carga todo el peso la historia.

5a02cd01f0071

La historia es tramposa en sí, nada nuevo que vayamos a descubrir dentro de este género, se utiliza el problema de salud del protagonista, tiene Alzheimer, y fue un asesino en serie que por un accidente dejo de asesinar. Encarnado por Kyoung-gu Sul quien esta magistral con esa tendencia a los cambios de personalidad que hacen que su personaje gane mucho mas interés y nos haga dudar sobre su verdadera personalidad.

Memoir1

En el otro lado tenemos a Nam-gil Kim (también esta excelente) quien encarna al que debería ser la buena persona que se vea involucrada en los crímenes pero que aquí se convierte en un policía, un asesino en potencia, que rivaliza y juega con el personaje de Kyoung-gu Sul a su antojo.

fullsizephoto878381

Por ello el film es en realidad un juego entre el gato y el ratón a ver quién de los dos es más listo o quien se lleva la victoria; un siniestro y cruel juego en la que se ve metida la pobre de Seolhyun quien encarna el papel de hija de Kyoung-gu Sul y novia de Nam-gil Kim. La integrante de la band girl AOA nos ofrece una actuación sobresaliente. Sin obviar la simpatica presencia de un grande como es Oh Dal Soo.

DFup5wVV0AUxAbI

Toda la película sabe como engancharte, ya sea a base de trampas argumentales, decisiones arriesgadas o por la utilización de la enfermedad del protagonista para usarla como base central de todo este juego que va agrandándose hasta su tramo final que desemboca en uno de los grandes finales vistos en un thriller el pasado año.

fullsizephoto881019

 

 

 

 

Critica de “The Villaniness” (Akn Yeo).

Jung Byung-gil quien antes de director se dedicaba a ser especialista de cine debuto en la dirección en el año 2008 con el documental Action Boys donde homenajeaba este duro y peligroso oficio. Cuatro años después llegaría la estupenda Confession of Murder, con la que gano diversos premios. Thriller intenso con cierta trampa pero genuinamente evocador del genero mas clásico. Tanto éxito tuvo que desde Japón se rodo un remake.

Y este año nos presento el que es su último trabajo hasta el momento, The Villaniness (Akn yeo), que también co-escribió junto a Jung Byung-Sik. Película que se presentó fuera de competición en el pasado Festival de Cannes donde fue muy bien recibida con ovación incluida, también se presento en el pasado Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges en la que recibió buenas críticas.

r4fxp9LqfCyPsnz6LFVzUn7jrVN

Queda claro que en el trabajo de Jung Byung-gil nos encontramos elementos en su historia que nos lleva a recordar cintas similares como el film de Luc Besson, Nikita (Nikita, dura de matar), que tendría su versión americana, Point of No Return (La asesina) e incluso dos series de televisión, y momentos muy del realizador Quentin Tarantino: incluyendo una escena muy similar a la vista en su duplo de Kill Bill.

The Villaniness (Akn yeo) es extremadamente violenta y cuenta con escenas de acción muy espectaculares aunque seamos sinceros en muchas de ellas se ven las costuras (cortes y demás) aunque eso no quita para que se disfrute de igual manera: Muchas de esas escenas están realizadas como si fuera un videojuego, hobby que a su director le encanta.

ak-nyeo_h_2017

The Villainess (Akn yeo), es una excelente muestra del cine de acción que se hace en Corea del sur, aun no siendo de lo mejor de ese país es una película que gana con diversos visionados y perdonando esos recortes técnicos que se ven en sus escenas deacción (no en todas pero en su gran mayoría). Destacar a su protagonista principal Kim Ok-Bin quien brilla tanto en sus momentos dramáticos como en las escenas de acción.

Sook-hee es una asesina despiadada que se convierte en un agente durmiente de la Inteligencia de Corea del Sur. Le es prometido su libertad en 10 años, cuando cumpla con los servicios que se le encomienden; sin embargo, las cosas no salen como esperaba ahora ha de cuidar a su hija fruto de su amor por un hombre que le enseño a defenderse y que murió tiempo atrás.

 

The_Villaines

 

 

Critica (Opinión) para “A taxi driver” del director Hun Jang con el gran Song Kang-ho.

Sin duda alguna A taxi driver es de las mejores películas, o la mejor, que he visto este año 2017: una historia basada en hechos reales ocurridos en el año 1980 en una etapa oscura de la política en Corea del sur. Una cinta que pese a ser de lo más dura contiene elementos de comedia que rebajan la tensión que se vive en la historia.

A taxi Driver ha sido seleccionada por Corea del Sur para optar a estar en la próxima gala de los oscars de 2018 en Hollywood en la categoría a mejor película de no habla no inglesa. En el país asiático más de 10 millones de espectadores han visto ya este film dirigido por Hun Jang y protagonizado por el gran Song Kang-ho (Memories of Murder) que está acompañado por el alemán Thomas Kretschmann.

A falta de verme las otras películas preseleccionadas para optar al Oscar de habla no inglesa creo que A taxi driver debería ganar el Oscar el próximo año, y si fuera por mi Song Kang-ho también lo ganaria, ya que es una cinta que te llega al corazón de varias maneras; la historia real en que se basa, de lo más duro que he visto en tiempo y donde el ser humano es un puto trapo sucio de usar y tirar y sobre todo la humanidad que desprenden todos sus personajes.

Destacar la bondad, el dolor y la comedia que Song Kang-ho imprime a su personaje desde el inicio de la cinta, empatizas con el desde ese momento y aunque es algo necesario para ver el drama que se le avecina el protagonista de The Host se engrandece con un personaje que roba el corazón a los espectadores.

He decir que todos los elogios que esta teniendo el film de Hun Jang son muy merecidos. Pues aunque es una cinta que bebe del drama originario del cine surcoreano el realizador sabe llevarlo por un terreno en el que los momentos de comedia aligeran esas duras escenas, muy duras, y contando con un final que te deja el corazón encogido.

A taxi driver nos cuenta la historia real de un reportero alemán que pudo cubrir el levantamiento de Gwangiu en la Corea del Sur de 1980 gracias a la ayuda de un taxista que pudo llevarle, ayudarle y lo saco de un infierno extremo.

MV5BNTYzMmYxNWQtOGFhOS00ZTMwLTgyMzgtYmZiNzdiN2EyNGNlXkEyXkFqcGdeQXVyNTUxNTI3MzY@._V1_UX477_CR0,0,477,268_AL_

“The Silenced”, una película de terror que esconde más de lo que muestra. Critica (Opinión) en el enlace.

Comenzamos el jueves con una reseña sobre una película de terror del año 2015 de Corea del sur; una opinión personal de un film que rompe con los esquemas del habitual cine de terror asiático pese a que juega desde un inicio con las bases principales de este.

El realizador surcoreano Hae-young Lee (Like a Virgin) rodó un film de terror que logra dar algo de novedad al género que se realiza en Asia, el cual lleva metido unos cuantos años en la mediocridad, venga este desde Japón, China, Tailandia…etc.

A primera vista no presenta nada que no hayamos visto antes, eso sí un producto cuidado e interesante como suelen hacerse en Asia. En lo que al terror se refiere en un principio se nos muestra algo que no se aleja mucho del espectro convencional que hemos visto en infinidad de títulos, pero he aquí que la cosa nos depara alguna sorpresa que le da entidad propia y de la que no puedo desvelar nada para aquel espectador que no la haya visto.

Como es habitual en la cinematografía asiática este es un film que va cociéndose a fuego lento, no aburre en ningún momento, dejándonos  pistas e indicándonos por donde irán los tiros…perdón, los sustos. Aunque como ya comenté antes estos irán por otros derroteros más satisfactorios.

Un grupo de chicas son las que protagonizan esta historia de fantasmas, aunque lo que mejor se representa son las personalidades de cada una de ellas: la antipática, la trastornada, la amigable y, la nueva que es la que se hace cercana a ese ente del más allá que habita la residencia donde ellas residen.

Won-Hee Go, Ryun Jo, Bo-Bi Joo, Dong-Hyun Kim, Ye-ji Kong, Sun-Ah Lee, Bo-yeong Park, Joo-hee Park, Se-In Park, So-dam Park, Sung-yeon Park, Mi-Ji Seo, Hee-seop Sim son las que conforman el reparto de este film. Todas ellas están muy bien en sus respectivos papeles haciendo que sus personajes lleguen y logren conectar con el espectador.

La historia se ubica en el año 1938, en la época en que Japón imponía su orden en Corea del sur, en una residencia para jovencitas regentada por unas mujeres japonesas. Chicas reprimidas por algún hecho acaecido en sus vidas, y las que han de convivir con un fantasma del pasado.

Una película novedosa con momentos destacables y que no abusa del susto fácil ni se deja llevar por el terror más agresivo sino dando sutilezas pesadillescas que van conformando un tablero de preguntas y respuestas -algo ya usado- pero con novedad en su envoltorio.

fullsizephoto607281