Un nuevo tráiler promocional para “0.0MHz” la cinta de terror protagonizada por idols del Kpop.

Un nuevo tráiler promocional ha salido para la producción de terror “0.0MHz” obra del director Yoo Sun-Dong (“Death Bell 2: Bloody Camp”. El nuevo film de Sun-Dong basado en el Webcomic de mismo nombre obra de Jang Jak publicado en el año 2012 tendrá su estreno en los cines de Corea del sur el próximo 29 de Mayo.

Esta película esta protagonizado por la miembro del grupo de Kpop Apink, Jung Eun-Ji, quien debuta en el cine con esta cinta. Lee Sung-Yeol quien es integrante de la band boy de INFINITE (ya habia participado en un documental estrenado en cines sobre su grupo) y Choi Yoon-Young (“Horror stories”).

Por desgracia del argumento de esta “0.0MHz” y pese a lo poco que queda para su estreno no se ha comentado mas allá de lo que es su idea general que es sobre los miembros de un club de investigadores de lo sobrenatural que van a una casa encantada.

 

 

Anuncios

Lee Joon-Ho (Junho) protagoniza los dos carteles promocionales de la película “Homme Fatale”.

Nam Dae-Joong vuelve a la dirección cinematográfica con la comedia de época que se ubica en Joseon, “Gibang Bachelor/Gibangdoryeong”, cuyo título occidental será el de “Homme Fatale”. Al igual que hiciera con la que fue su opera prima en la silla de director “The last ride” el guion viene firmado por el mismo.

Lee Joon-Ho (conocido como Junho) miembro de la band boy de “2PM” al que se le ha visto en su faceta de actor en cintas como “Cold eyes” o “Twenty” será el principal protagonista de esta cinta en la que estará acompañado por la actrices Jung So-Min, con la que coincidio en la mencionada “Twenty”, o la veterana Ye Ji-Won (“Old Miss Diary”).

Heo Saek es un joven encantador cuya madre era un gisaeng, él creció en el gibang (lugar donde trabajan los gisaeng). Heo Saek se convierte en el primer gisaeng masculino, una época en que las mujeres sufrían de opresión. Hae-Won es una mujer hermosa con una forma de pensar progresiva. Ambos trataran de encontrar el amor verdadero.

1

2

Nuevo póster y tráiler para la cinta de terror de Corea del sur “0.0MHz” que protagoniza Jung Eun-Ji (“A pink”).

El director surcoreano Yoo Sun-Dong tiene un nuevo trabajo que se adentra en el género del terror tras haber rodado aquella secuela de “Death Bell 2: Bloody Camp”, su nueva propuesta basada en el Webcomic de mismo nombre obra de Jang Jak lleva por nombre “0.0MHz” llegara a las salas de cines de Corea del sur el próximo 29 de Mayo.

0.0MHz” cuenta en su reparto con Jung Eun-Ji miembro del grupo de Kpop A pink, ella debuta en el cine con esta cinta, aunque ha participado en diversos K-Dramas, en la que estará acompañada también por el “casi” debutante Lee Sung-Yeol  integrante de la band boy INFINITE quien ya había participado en un documental estrenado en cines sobre su grupo y la presencia de Choi Yoon-Young (“Horror stories”).

El argumento de esta “0.0MHz” cuenta como los miembros de un club de investigadores de lo sobrenatural van a una casa encantada en la que despertaran algo que no podrán controlar.

 

ph

Tráiler para la comedia de acción surcoreana de”Girls Cop”.

El actor Jung Da-Won visto en películas como son “Tazza: The Hidden Card” del realizador Kang Hyung-Chul o en “Nobody’s Daughter Hae-Won” del premiadísimo director Hong Sang-Soo debutó en la dirección en 2017 con la película “Garak Market Revolution”, que escribió y protagonizo, ahora dos años después vuelve a sentarse en la silla de director.

Su nuevo “Girl Cops”es una comedia de acción protagonizada por dos mujeres :  Ra Mi-Ran (“Sympathy for Lady Vengeance”/”Oda a mi padre”/”Horror Stories”), y Lee Sung-Kyung (“Broker”/”Love+Sling”/”It’s Ok, This is Love”), y en el reparto destaca la presencia de Sooyoung (“Hello Schoolgirl”/”Memories of a Dead End”/ y quien participo en mi Kdrama favorito “Gentleman’s Dignity”) además ella es miembro de la banda de Kpop “Girl’s Generation”.

Mi-Young era una policía reconocida entre sus compañer@s pero todo cambio tras que ella se casara. Ahora trabaja en el centro de servicio público en una estación de policía a la que llega la policía novata Ji-Hye. Ella siempre está causando problemas por su actitud violenta. Tanto Mi-Young como Ji-hye comienzan a investigar un caso de asesinato.

Teaser tráiler y póster para la cinta de terror surcoreana de “0.0MHz”.

Una nueva produccion de terror que llega desde Corea del sur. El realizador surcoreano Yoo Sun-Dong tiene un nuevo proyecto dentro del cine de terror tras su experiencia en Death Bell 2: Bloody Camp secuela de aquella Death Bell del año 2008 que estuvo en manos del director conocido como Chang. El nuevo film de Sun-Dong lleva por nombre 0.0MHz.

Esta película basada en el Webcomic de mismo nombre obra de Jang Jak publicado en el año 2012 esta protagonizado por la miembro del grupo de Kpop Apink, Jung Eun-Ji, quien debuta en el cine con esta cinta. Lee Sung-Yeol quien es integrante de la band boy de INFINITE (ya habia participado en un documental estrenado en cines sobre su grupo) y Choi Yoon-Young (“Horror stories”).

Por desgracia del argumento de esta película que tendrá estreno en los cines de Corea del sur el próximo mes de Mayo no sabemos nada mas que tratara sobre los miembros de un club de investigadores de lo sobrenatural que van a una casa encantada.

00

 

Tráiler para la comedia de acción de corte fantástica, “The Man Inside Me”.

Kang Hyo-Jin el director y guionista, autor de títulos como “The Rule of Violence”, “Punch Lady”, “Twilight Gangsters”, o el que ha sido su último trabajo estrenado en los cines el pasado mes de septiembre, “The Backstreet Noir”, ya tiene nuevo proyecto terminado para su estreno en salas en el 2019 en Corea del sur.

“The Man Inside Me” que así se llama su nueva película en la que se combina la comedia, la acción y la fantasía ha contado con un guion obra de la guionista Baek Mi-kyeong (“Heung-boo: The Revolutionist”). Park Sung-woong (“The great battle”), y el integrante de la band boy de B1A4, Jin Young (“Miss Granny”) encabezan el reparto.

La trama de “The Man Inside Me” que se estrena en los cines surcoreanos el próximo 9 de enero es bastante sencilla: Un adolescente se cae del techo por accidente y lo hace sobre un  un gángster que habla por móvil en ese momento, al despertar sus cuerpos están intercambiados.

COOKING UP A STORM – Raymond Yip – 2017 – China/Hong Kong – Comedia

Cooking

Siempre me ha gustado el mundo de la cocina. De hecho si no hubiese sido lo que soy –a decir verdad, no sé lo que soy porque no ejerzo mi profesión…- me hubiese decantado por el mundo de la gastronomía. Pero en mi ‘época’ estudiar cocina –allá en las cavernas…- no era tan accesible como lo es ahora –de hecho mi hijo sí que está estudiando el oficio- y elegir esta profesión estaba penalizado por ciertos prejuicios de los que ahora me avergüenzo.

Pero dejando las batallitas personales aparte, en lo que estaremos todos de acuerdo es que la gastronomía está de moda. Solo hay que ver cómo en los distintos canales de televisión vemos mil y un programas dedicados a este tema, sea en forma didáctica con profesionales enseñando recetas por doquier, en forma de concurso con mil versiones y formatos o tradicionalmente, por medio de documentales.

El mundo cinematográfico o en forma de serial no se ha visto tan afectado. Al menos en occidente, claro, puesto que particularmente en Asia este mundo siempre se ha visto representado llegándonos incluso a dar títulos tan míticos ya como “God of cookery”.

Quizás es que pasa lo de siempre, que en occidente nos creemos el ombligo del mundo, especialmente en Europa donde el timo de las estrellas Michelin -¿nadie se da cuenta de que esto está promovido por una compañía privada y como tal, no está sujeto a la objetividad?- lo tiene todo sometido a su tiranía y pensamos que nuestra gastronomía es la mejor.

En parte también juega su papel la ignorancia ya que si a alguien poco versado en la cultura de extremo oriente le preguntan por la gastronomía japonesa no va a ir más allá del sushi sin ni siquiera diferenciar el mismo del sashimi. Algo por el estilo pasa con la comida china. Arroz tres delicias, pollo agridulce y como mucho, pato laqueado.

Pero a lo que vamos, “Cooking up a storm” como vehículo culinario nos va a ofrecer esa otra cara de la cocina china, pero que nadie se espere un film que gira sobre los fogones ya que habría que empezar diciendo que el film dirigido por Raymond Yip, otra de las claves del film, no es otra cosa que un “Lunar New Year Film”, es decir, una de esas comedias que tradicionalmente se estrenan para el ‘Nuevo Año Lunar’ chino y que comparte ciertas características; la primera, que son familiares. La segunda, que guarda un poso sentimental nostálgico.

Así, Yip, experto en este tipo de films, nos presenta una comedia en la que la cocina es la excusa y las relaciones padre-hijo-maestro-familia, las  verdaderas protagonistas. Pero por partes.

En lo que respecta a la cocina tenemos el típico esquema de estas producciones: rivalidad entre dos antagonistas, luego se ganan el respeto mutuo, unen fuerzas y se enfrentan al enemigo común. No destripo nada porque como he dicho, es lo de siempre.

Igualmente, no pueden faltar las competiciones culinarias para que los personajes demuestren sus habilidades. Aquí tenemos tres, pero lo que evidencia que lo importante en el film no son los fogones, es que por ejemplo la segunda competición se la pulen al momento dando de golpe al ganador. Concurren varios países pero ni hay puntuación, ni tercer, segundo o primer puesto. Ni emoción ni nada. Total, es evidente quien va a ganar porque sino no habría resto de película… Al menos se agradece la franqueza.

Por otra parte, ¿se presentan apetitosos los platos? Pues sí, el problema es que hay pocos. Yip recurre a las cámaras lentas, cámaras subjetivas, primeros planos… todo muy visual, casi videoclipero, pero se nota que no es lo que busca. Cumple pero no va más allá.

Confía más en la labor de sus protagonistas, sobre todo en los veteranos Ge You y Anthony Wong -¿os muestro orgulloso mi foto junto a él?- y por supuesto, en Nicholas Tse, para conformar un triángulo que permita el milagro final. Y es que si bien, adelantando conclusiones, todo en la película pasa de puntillas, cuando llega el momento clave, sin saber cómo llega a emocionar. Eso, o es que me he vuelto muy blando…

La cuestión es que ya sea por la maestría de Wong o la experiencia de Yip en este tipo de películas, es imposible que lleguemos a odiar al personaje del progenitor del protagonista para que cuando llegue ese momento que mencionaba, resulte creíble y conmovedor. Yip y el no menos célebre Manfred Wong a cargo del guión, manejan muy bien la ambigüedad para que en esos tonos de grises nadie salga perjudicado.

Y quizás esa tibieza es la que termina para afectar para mal al film. Si carece de espectáculo culinario, tensión tampoco hay y además todo está impregnado de un “buen rollismo” bobo, salvo por ese momento de… ¿debilidad? uno termina la película con la sensación de haber visto algo insulso que olvidará al segundo siguiente.

Antes de acabar, una tanda de detalles. Que el protagonista sea Nicholas Tse no es casual ya que durante varios años estuvo presentando un programa documental de cocina viajando por distintos países –incluido España- dando a conocer la gastronomía mundial.

Su parteniere, el surcoreano Jung Yong-Hwa, no tiene justificada su presencia por encontrarse afín a la cocina sino por ser, además de popular actor en el gigante asiático gracias a su participación en varios Kdramas, líder de la banda CNBlue, una de mis favoritas y junto a FTIsland, una de las agrupaciones más rockeras de las boybands kpoperas. Su rol es del abrir fronteras, algo bastante habitual en los últimos tiempos en China/Hong Kong.

La fotografía raya a un gran nivel y la Banda Sonora instrumental ayuda a crear la atmósfera propicia para que, a pesar de esa inexplicable contención en toda la dimensión de la película –exceptuando quizás en los medios dispuestos para ofrecer esa semi-final y final del torneo de cocina- llegue a cuajar como lo hace.

Resumiendo, el que busque una película sobre el mundo gastronómico que busque otra opción. Esta es una comedia amable sobre la superación y los lazos de unión personales. Se deja ver pero queda lejos de lo que podría haber dado por reparto y apartados técnicos y artísticos. Si en lugar de Raymond Yip la hubiese dirigido otro Yip, Wilson, Wilson Yip, otro gallo nos hubiese cantado… Le falta espectáculo y compromiso.

Sky es un joven cocinero de Macao. Junto a su maestro Seven regenta un restaurante familiar en un antiguo barrio de la ciudad. Enfrente del local se establecerá otro joven cocinero de origen coreano, Paul Ahn, pero a diferencia de ellos, dirige un restaurante de alto poder adquisitivo, avanzadilla de la moderna zona que quieren construir los promotores del lugar derrumbado y rehaciendo el barrio. Pronto entre los jóvenes nacerá la rivalidad.

3