FRIENDS – Korea/Japón – 2002 – Serie – 4 episodios

Featured image

El mundial de fútbol 2002 que organizaron Japón y Korea del Sur era algo mas que la celebración de un evento deportivo sobre el que recaen muchas miradas y que aprovechan los anfitriones con tal de vender una imagen. El mundial del 2002 fue el mayor desafío que tuvieron que superar ambos gobiernos tras la reanudación de relaciones diplomáticas entre ambos países en 1965 tras la invasión de los primeros en la II Guerra Mundial. Y es que a pesar de que se nos venda otra cosa aún existen redecillas entre ambas naciones fruto de lo reciente de su historia.

Ese mismo año, dos canales de televisión – uno por parte de cada país, el TBS japonés y el MBC surkoreano – decidieron producir una mini-serie de 4 capítulos impulsando ese sentimiento de hermandad aunque destacando las diferencias entre ambas culturas. Era la primera vez que esto ocurría.

Al frente del mismo colocaron dos protagonistas bien distintos: por los primeros una estrella, a pesar de su corta edad, como Kyoto Fukada y por los segundos, un casi debutante Won Bin alejado de su actual imagen de ídolo. La química entre ambos funcionó y aún a día de hoy la serie es una de las mas recordadas en ambos países. Un dato, Bin en el país del Sol Naciente es toda una estrella gracias a aquel serial.

Destacar que junto a este en la serie aparece el popular cantante Lee Dong-Geon que en casi un rol autobiográfico se atreve a cantar un tema en un episodio.

1º EPISODIO: Se nos presenta a los personajes que compondrán la mini-serie, tanto principales como secundarios, y ya se nos pondrá en situación romántica.

Kim Ji-Hoon es un joven que se ha trasladado desde su Korea natal a Hong Kong para rodar un tramo de un corto que está dirigiendo para la escuela de cine donde estudia. El problema lo tendrá cuando la actriz con la que trabaja discuta con él y se marche dado lo “sacrificado” de su rol: correr sin parar por la calles de la excolonia británica. Por su parte Asai Tomoko es una jovencita japonesa que ha viajado hasta el lugar para realizar las típicas compras por las que es famosa la ciudad junto a una compañera de trabajo. Sin embargo deberá quedarse sola cuando su amiga deba irse de allí. El destino provocará que Tomoko confunda a Ji-Hoon con el ladrón que le ha robado el bolso. Arrepentida y sin medio con que valerse, ésta aceptará ser la actriz ocasional del joven. Entre ellos se iniciará una relación que aunque dificultada por la barrera idiomática, estará ciertamente basada en una mentira ya que ambos dicen ser otra persona que no son. Antes de regresar a sus hogares decidirán intercambiarse sus respectivos emails para continuar la amistad. En Seúl y Tokyo ambos mantendrán una relación epistolar que les llevará a conocerse mas profundamente e incluso enamorarse. Lo primero que harán será confesar su realidad: Ji-Hoon debe dejar su sueño de convertirse en director de cine para atender el negocio de su familia con tal de no decepcionar a sus padres y Tomoko es una simple dependienta de ropa con problemas emocionales. El interés de uno por el otro crecerá tanto que Tomoko decidirá aprender koreano y aprovechará la primera oportunidad para viajar hasta Seúl.

El punto de partida, bajo mi punto de vista, no puede ser mas estúpido o rebajando el tono de mis palabras, mas inocente y forzado. Es decir, que a la protagonista la dejen sola “porque sí” y que casi no se dé cuenta de que le roban el bolso son demasiadas casualidades para aglutinarlas en tan solo los primeros cinco minutos.

Dejando de lado esto hay que decir que como siempre que una grabación se realiza en tierras extranjeras con tal de mostrar las virtudes de la misma – en esta ocasión la belleza de Hong Kong – se toman ciertas libertades como la de concatenar escenarios que en realidad sobre el terreno distan mucho unos de otros.

Apartando la superficialidad decir que uno de los grandes atractivos de la serie se dejará ya notar desde el principio cuando se nos vaya dosificando esas notas culturales que vistas o no anteriormente en diferentes films nos traerán las diferencias entre japoneses y koreanos y las trabas que estos últimos encuentran en la sociedad japonesa. ¿Autocrítica?.

Para terminar, decir que la previsibilidad asomará la nariz cuando esos personajes estereotipados de los amantes secretos platónicos aparezcan por cada bando.

2º EPISODIO: Se desarrollará la relación; estos no ocultarán sus sentimientos y comenzarán a surgir las primeras dificultades.

Ya en Seúl la relación de los dos amigos sufrirá el primer sobresalto: la hermana del compañero de apartamento de Ji-Hoon enamorada secretamente de éste le ocultará que Tomoko ha viajado hasta la ciudad para encontrarse con él. Pero el amor triunfará y estos se encontrarán. En su despedida Ji-Hoon le prometerá a Tomoko que en un año viajará hasta Japón para devolverle la visita. Feliz esta retornará a casa. Ji-Hoon encuentra cada vez mas difícil satisfacer a sus padres y cumplir con su promesa pero otra vez el destino jugará a su favor: cerca de Tokyo se celebrará un festival de cine para escuelas y a él, como alumno aventajado, se le ofrecerá la oportunidad de acudir. Ya en Japón, cuando acuda al encuentro de Tomoko, tendrá una desagradable sorpresa: Sakamaki Shouta, compañero de trabajo de ésta le confesará su amor por ella y haciéndole comprender que su relación con Tomoko no puede terminar bien, Ji-Hoon desistirá de acudir a la cita volviendo a Korea. El pánico cundirá en la joven cuando sepa que éste al regresar a su hogar se alistó en la armada con tal de cumplir el servicio militar obligatorio.

Si se puede decir así, el drama llega a la serie; no es que se ponga la cosa trágica, solo que los obstáculos parecerán multiplicarse.

Si en el anterior episodio era Hong Kong el escenario propicio para sacar las bondades de una bonita ciudad, en esta ocasión le llega el turno a Seúl que sin grandes alardes se nos muestra como una ciudad abierta, moderna y amplia.

Por lo que respecta a las curiosidades, dos detalles. Uno, que a pesar de los deslices de los personajes mas “negativo” de la serie – solo inducidos por el amor – se muestran humanos arrepintiéndose y mostrándose mas ricos en matices que los propios protagonistas.

Y dos, que se sigue haciendo hincapié en las pocas ventajas de los surkoreanos en Japón, retratándose a sí mismos como ciudadanos de segunda fila. Es curioso pero en un pasaje uno de los personajes dice que a pesar de ser la tercera generación de koreanos nacidos en tierras niponas se les sigue considerando como extranjeros. Y luego dicen que los españoles integramos poco a los que vienen de fuera…

3º EPISODIO: La acción se acelera aunque la historia se estanca y ganan en presencia e importancia los secundarios.

Tomoko decide volver a Korea para poder contactar con un Ji-Hoon en plena instrucción. El encuentro no saldrá como esperaba la joven volviéndose a Japón con el corazón roto. A pesar de ello no perderá su interés por las tierras y gentes de la península asiática continuando sus clases de koreano. Es mas, su dedicación llegará a tales extremos que incluso querrá incorporarse a un grupo de trabajo para convertirse en guía turística para el cual tendrá que hacer horas extras con tal de reunir el dinero suficiente para sufragar el mismo. Por su parte Ji-Hoon continua evadiéndose de sus sentimientos bajo la rígida disciplina militar. Dos años pasan y mientras que la licencia llegará para este, Tomoko se habrá convertido en una dinámica guía para japoneses en tierras extranjeras. El destino provocará que ambos se encuentren en Seúl y reanuden su relación como si nada hubiese pasado entre ellos.

En este episodio, entre los muchos apuntes culturales que otra vez saltarán a nuestro encuentro, hallaremos curiosidades como ese que marca la precariedad del servicio militar obligatorio del país… ríete de mi “mili” y aquellos nueve meses.

Por lo que respecta a los personajes y dejando el contenido romántico que marcará el tercio final del episodio, decir que resulta refrescante ver el cambio de talante de la protagonista cuando es rechazada, esquivando toda postura victimista, un apunte maduro que dice mucho a favor de la serie y que hasta en cierta forma resta algo de previsibilidad a la misma.

4º EPISODIO Y FINAL: Los acontecimientos se precipitan y a pesar del arranque humorístico pronto el drama se cernirá sobre nosotros para llegar a la – lógica por otro lado – conclusión.

La felicidad de nuestros protagonista se topará con un difícil y definitivo obstáculo: Ji-Hoon se ve abocado a presentar a su novia a sus padres. El patriarca de la familia, tradicionalista y anclado en el paso sigue viendo a la nación japonesa como una figura ofensiva con su patria y gente por lo que Tomoko, sin ni siquiera conocerla, le infundirá poco menos que repulsión. En un dramático diálogo entre la pareja Tomoko averiguará que Ji-Hoon nunca será capaz de contrariar a su padre con lo que decide volverse a su tierra. Ji-Hoon sin resignarse decidirá hacer cambiar de opinión a su padre, empezando por su carrera como director alejado de las perspectivas de éste de continuar con el negocio familiar. Esto será el principio de una reconquista que acabará… (Me callo para no desvelar el final).

El final de esta mini-serie ciertamente me defraudó ya que no solo resulta predecible si no que encima a mi gusto le falta un poco de ritmo; se repiten muchas escenas y se resaltan escenas y diálogos que tienen mucho mensaje insulso y carente de interés.

Por otra parte se vuelve a despreciar a los secundarios tras darles sus “segundos de fama” en el tercer episodio convirtiéndolos en marionetas de una historia al parecer al servicio exclusivo de los protagonistas.

En resumen, “Friends” es una serie que gracias a su escueta duración de 4 episodios no llega a aburrir a pesar de su tema manido y poca inclinación para la sorpresa pero que llega a enganchar gracias a su casi interés docente sobre las realidades japo-koreanas y al servicio turístico que ofrece enseñándonos tres hitos urbanos como Hong Kong, Tokyo y Seúl.

Destacar por ultimo la belleza y voluntariedad de, sobre todo, Kyoto Fukada atreviéndose con el idioma koreano.

Featured image

Anuncios