ZANJEER – Apoorva Lakhia – 2013 – India – Comedia de acción

ZanjeerUno de los “males” –véase media ironía en ese entrecomillado- que tiene Bollywood y, por extensión, sus cinematografías hermanas es que es una industria cerrada, sobre todo en lo que a actores se refiere. Si uno se da cuenta, los films más comerciales están protagonizados por una serie de actores que pertenecen a grandes dinastías dentro de la industria. Y lo que es peor: el pastel se reparte entre pocas familias. Entre los Bachchan, los Mukherjee, los Deol, los Khan (Salim) y los dos clanes Kapoor (los Prithviraj y los Surinder) se centra el 75% de la producción de Bollywood.

Y como decía al principio, esto no es patrimonio único del cine de Mumbai sino que en Tollwood y Kollywood nos encontramos con, lo que podría llamarse, monopolios similares. En los primeros tenemos a la familia Chiranjeevi mientras que en los segundos a los Rajinikanth.

Pues bien, esta película está protagonizada por uno de los “productos” de estos clanes, Ram Charan Teja, hijo de la súper-estrella telegu Chiranjeevi, al que casualmente le acompaña Priyanka Chopra, perteneciente a otro clan no tan importante como los mencionados al principio, pero igualmente ‘miembra’ de una estirpe de curiosamente actrices.

Sin embargo, la importancia del discurso con el que comenzaba la reseña no estaba tanto en la vinculación de estos actores al frente del reparto como en el sentido que tiene la presencia de Ram Charan en un film hindi.

El trasvase de actores de una cinematografía a otra, si bien no ha sido algo habitual, tampoco ha sido algo extraordinario. La misma Priyanka, aunque no sea el mejor ejemplo, comenzó su carrera en Kollywood, y el progenitor de nuestro héroe ocasional tiene en su filmografía casi una decena de películas ajenas a su Andhra Pradesh de origen. Pero quizás, y ahora llegamos al quid de la cuestión, que su fama no se hubiese extendido como habría querido a todo el país puede ser el causante de que tengamos a su retoño como protagonista.

Y es que si como comentaba, las estrellas no se prodigan mucho a aparecer en otras cinematografías -limitaciones lingüísticas aparte-, sí que por el contrario las diferentes industrias son muy dadas a realizar remakes de producciones que han tenido éxito en territorios hermanos. Sin embargo, este no es el caso ya que si bien esta “Zanjeer” es un remake la que sirve de matriz se remonta a 40 años en el pasado, por lo tanto aquí no se está aprovechando una estela o una historia que no admite interpretaciones según su origen; solo se estaba matando dos pájaros de un tiro previendo el éxito.

Así, los productores del film rodaron simultáneamente dos versiones de esta “Zanjeer”, una en hindi y otra en telegu, cambiando a los villanos y a algunos secundarios para cada territorio. Chopra y Ram Charan participaban en ambas por si la idea no funcionaba asegurándose el 50% del tirón local.

Pero dejémonos de presentaciones y vayamos al grano.

“Zanjeer” –la que reseño es la versión hindi, la telegu llevaba por nombre “Thoofan”- nos trae la típica película de agente de la ley incorruptible, implacable, algo chulesco y con métodos no muy ortodoxos que durante tantos años ha estado funcionando en To/Kollywood, pero que paradójicamente ha comenzado a triunfar hace poco en Bollywood. Pero sigamos.

Nuestro Vijay es tan expeditivo con los malos que es expedientado y trasladado de su Hyderabad de origen a Mumbay. Allí se hará cargo de un caso de asesinato. Gracias a una testigo –la pizpireta Chopra- descubrirá al culpable pasando a destapar una red ilegal de venta y adulteración de gasolina comandada por un peculiar capo.

Pues bien, con este argumento se va desarrollando la película dando paso a una puesta en escena tan típica como esos otros tantos títulos a los que me refería unos párrafos más arriba. Sin embargo “Zanjeer”, como engranaje dentro de esa maquinaria en la que se ha convertido este casi subgénero de la acción, tiene un par de bazas que la hacen si bien no singular, sí que algo diferente.

Para empezar, dura poco más de dos horas, y acostumbrados a metrajes de tres horas o más, puede parecer un alivio; es cierto, tiene sus cosas buenas, pero también malas.

Porque la verdad es que entre el montón de bailes y de peleas que contiene, no hay tiempo para perderlo en situaciones intrascendentes o peor, romanticismo edulcorado. “Zanjeer” va al grano, es directa y esto, a su modo, también le perjudica, por ejemplo a la hora de desarrollar la redención del personaje interpretado por Sanjay Dutt –otro de un clan- que aquí es tan precipitada que da la risa floja.

Luego, tenemos un sentido del humor que no es el ‘de siempre’. Es verdad que nuestro héroe está de servicio las 24h. y que no se quita la pistola ni cuando está en casa, pero no es el típico musculitos al que estamos habituados. Y tampoco quiero que os llevéis a engaño: no vamos a soltar carcajadas a diestro y siniestro, pero el humor es tan ligero que no sienta mal como en otras ocasiones, gracias sobre todo a la espontaneidad de Priyanka y a la manga ancha que se le ha dado al gran Prakash Raj, este sí uno de los pocos actores al que no le importan las fronteras idiomáticas.

Raj, villano por excelencia del cine telegu y tamil, es un pedazo de actor de los pies a la cabeza, y aunque tengamos presente esa imagen de malo-malísimo, donde mejor se mueve es en la comedia. Así, a este Teja –mezcla de Tom Jones y Dean Martin- le han dotado de unos diálogos y situaciones divertidas que si bien no lo ridiculizan con tal de no restarle amenaza, lo sacan del rol de cartón-piedra de estos personajes. Brillante como siempre. Destacar ese guiño a “Los Intocables de Elliot Ness” y no solo por la cantinela que acompaña al personaje.

Por lo demás, con las pautas habituales. El héroe con discursos y una audiencia entregada, y el malo con sentencias engoladas y rebuscadas. Junto a esto, acción abundante aunque bastante comedida para lo que son los estándares del género y un buen repertorio de bailes.

Sobre lo primero, Ram Charan no es bajito, pero tampoco tiene cuerpo para hacer creer que el tipo es capaz de lanzar a sus rivales a varios metros de distancia como hacen otros héroes. Aquí nos hartaremos de puñetazos, e incluso a la fiesta se unirá esos ahora de moda navajazos a diestro siniestro y una escena automovilística a través de unas “favelas” que aportarán el punto original, salvaje y hasta nostálgico recordando hitos de su padre.

Respecto a la Sección de “Coros y danzas”, decir que hay tantos números musicales que describirlos todos sería un poco tedioso. No son majestuosos como nos tienen acostumbrados en las filmografías hermanas de Bollywood, pero saciarán al aficionado a estos espectáculos. Destacar “Lamhaa Tera Mera”, curiosamente el más romántico, y “Mumbai Ke Hero” bastante sofisticado y alejado de las melodías más cercanas a la cultura hindú.

Para acabar decir que el film no destacó de cara a la taquilla. Conclusión: a Ram Charan aún le costará dar el salto a Mumbai.

Por su parte, Priyanka, maravillosa como siempre. No soy objetivo ya que me tienen enamorado, pero… ¿qué otra mujer resulta tan fresca, simpática y guapa a la vez? Sí, también con talento, pero sobre eso, leerse mejor la reseña de, por ejemplo, “Barfi!”. Aquí solo está para dar encandilar al público.

Resumiendo, “Zanjeer” es un film divertido que en cierta forma justifica el mestizaje entre Bollywood y Tollywood. Acción “Made in India” pero con un espíritu más ligero. Se nota que su director Apoorva Lakhia tiene sus raíces profesionales en Occidente.

4

Anuncios

Una de cal y otra de arena para “Bruce Lee, the fighter”.

A pesar de que nos habían vendido que la telegu “Bruce Lee, the fighter” iba a ser un estreno sonado en EEUU con más de 200 salas a su disposición -2500 alrededor del mundo- y un Top Five en la pre-venta, no ha logrado situarse entre las 44 películas más vistas de la semana. De hecho, ha sido su compatriota “Pyaar Ka Punchnama 2” de Luv Ranjan la que se ha llevado el gato al agua situándose en el número 27 con una recaudación de poco más de 100.000 dólares.

Fuentes de la productora dice que ha recaudado más de 250.000 dólares en Norteamérica, pero la verdad es que esta no aparece en las listas que resumen el taquillaje del fin de semana.

Eso sí, a pesar de ello la película protagonizada por Ram Charan no tiene motivos para estar triste ya que ha roto todos los récords de recaudación en su día de estreno en Andhra Pradesh y Telangana, los estados hindús de habla telegu.

Featured image

“Bruce Lee, the fighter” arranca con éxito incluso antes de su estreno.

Hoy se estrena en las pantallas de todo el mundo la telegu “Bruce Lee – The fighter”, protagonizada por Ram Charan (“Yevadu”, “Zanjeer Thoofan”, “Magadheera”, etc.), hijo del mítico Chiranjeevi. Y resalto lo de ‘todo el mundo’ porque en EEUU ha logrado situarse entre las cinco películas que más entradas han vendido de cara a este fin de semana en pre-venta, dato significativo para un film de este origen.

Si la estrenasen en España (donde digo España podría poner otro país), también iría a verla de cabeza. Acción, colorido, música y u Ram Charan que seduce como pocos. ¿Aún no lo conoces?