THAT FOOL (The Accidental Couple) (III) – Korea del sur – 2009 – Kdrama – (Ep. 12 al 16) de 16. FINAL

Featured image

BREVE RESUMEN DE LOS 11 PRIMEROS CAPITULOS:

Ha Ji Su y Kim Kang Mo son una pareja de enamorados cuya relación se mantiene desde niños. Sin embargo, su amor es imposible; ella es la actriz mas popular de Korea del Sur y él, el hijo del candidato a la alcaldía de Seúl y por esa misma razón su romance no puede hacerse público. Y es que Kang Mo está prometido con la hija del dueño de un emporio editorial cuyo apoyo necesita su padre. Un día al volver de una entrega de premios cinematográficos la pareja será perseguida por un reportero que quiere poner al descubierto la historia de ambos y arruinar así la carrera política del padre de Kang Mo. De resultas de la persecución sufrirán un accidente estando a punto además de atropellar a Dong Baek, un trabajador de la Central Postal de Seúl al cual pedirán ayuda para sustituir a Kang Mo al frente del volante del vehículo. Como Dong Baek adora a Ji Su aceptará y se convertirá al día siguiente en el centro de la primera plana de la crónica rosa al descubrirse como circunstancial acompañante de la actriz. Éste que había vivido hasta el momento una anodina vida viviendo solo junto a su hermana y siendo ignorado por sus compañeros de trabajo, verá en la aventura que le ofrece la pareja, un escape a su aburrida existencia. Y es que Ji Su y Kang Mo verán en él la solución para acallar rumores haciéndolo pasar por novio de la estrella. Pero no será el único que piense que éste es la respuesta a sus problemas ya que el padre de Kang Mo viendo que esto puede ser el principio del fin de la relación de su hijo difundirá el rumor de que Dong Baek y Ji Su van a casarse. Sin otra salida ambos tendrán que aceptar firmando un contrato de matrimonio por un tiempo de seis meses, al termino del cual seguirán por caminos separados ya que entonces Kang Mo será libre de su compromiso al haber alcanzado su padre la alcaldía. Lo que nadie se espera es que Ji Su se vaya enamorando poco a poco de Dong Baek gracias al carácter ingenuo y afable de éste. Pero su relación se verá plagada de problemas…

12º CAPITULO: Empieza la guerra.

Kyung Ae no venderá muy caro su silencio: 3.000 , un contrato para aparecer en algunas de las películas de Ji Su y algunas citas a solas con Dong Baek. La actriz aceptará encantada aunque cuando la última de sus peticiones se convierta en realidad, teniendo Kyung Ae una cita con el cartero, Ji Su comenzará a sentir celos. Dejando éste asunto como algo puramente anecdótico, la estrella tendrá que afrontar un problema mas grave: Sang Chul quiere hablar con su madre y tendrá que confesarle que ésta se encuentra en Korea. Todos juntos, incluido Dong Baek bajo petición de Sang Chul, irán a verla; el problema es que el reportero Baek desde la lejanía observa la escena. Pero esto no será lo peor que le ocurra a Ji Su. Sin saberlo, el padre de Kang Mo ha citado a Dong Baek para ofrecerle un cheque en blanco si permanece junto a Ji Su durante 5 años. El cartero rechazará la oferta pero se irá desolado del lugar cuando sepa que al término de las elecciones Kang Mo se casará con su prometida. Cargado de valor, se enfrentará al heredero para saber la verdad y conocer su punto de vista. La reunión terminará violentamente cuando Dong Baek confiese su amor por Ji Su. Lleno de rabia, Kang Mo llamará a la actriz para solventar el tema pero el funcionario le ganará la partida haciendo que ésta se quede con él haciendo uso de su segundo deseo. La velada será tan idílica que no podrá ocultar mas sus sentimientos…

Si remarcábamos la falta de contenido de los anteriores capítulos, aquí nos encontramos con uno bien denso y cargado de emociones. Reír nos hará poco pero tampoco hará falta.

Finalmente vemos a un Dong Baek pletórico lleno de decisión y alejado de esa ingenuidad infantil de los primeros capítulos que lo acercaban casi a un ser un tanto retrasado. Los sendos enfrentamientos que éste tiene en el episodio con padre e hijo denotan que es merecedor del amor de Ji Su.

Por lo demás, buen rollito y una armonía entre los diferentes miembros de la “familia” protagonista que trasciende fuera de la pantalla. Cuando la serie acabe, seguro que les echaremos de menos…

13º CAPITULO: Con revelaciones dramáticas no hay sitio para el humor… o sí.

Tras la declaración de Dong Baek, Ji Su volverá a poner una barrera entre ambos para evitar el dolor de la inminente separación. Cuando Kang Mo consiga finalmente hacerse con ella le contará a su manera el motivo de la visita del cartero a su despacho, dando por justificada la reacción de éste esa noche. Pero la visita de la actriz a la casa del heredero tendrá un final inesperado: la prometida de éste verá salir a Ji Su del garaje. Decidida al día siguiente aparecerá por sorpresa en el lugar de rodaje de ésta, soltándole una bomba: que Kang Mo y ella se van a casar. Sin embargo éste no será el único problema de la estrella ya que sin saberlo el Reportero Baek se ha colado en el hospital de su madre y ha conseguido grabar unas imágenes de ésta confesando que su hija y Kang Mo van a casarse. Ajenos a todo ello, Dong Baek intentará consolar a Ji Su pero para su sorpresa la actriz al día siguiente se despertará de un talante verdaderamente sorprendente ya que para olvidar el dolor le pedirá al funcionario que invite a sus amigos y celebren todos juntos una fiesta. Todo saldrá a la perfección y esa noche será Ji Su la que se le declare a Dong Baek.

Aunque dubitativo éste es uno de los episodios con mayor peso específico de la serie. La revelación de la prometida de Kang Mo ha dinamitado la misma por mucho que nosotros ya lo supiésemos y lo mas positivo es que la situación se ha resuelto de la mejor de las maneras, hasta sorprendiéndonos.

En el lado negativo pondríamos el alto contenido dramático del episodio con una alta carga lacrimógena por parte de casi todos los implicados en el mismo y en el positivo, que han sabido compensar en la parte final éste aspecto con una fiesta bastante divertida.

Y es que no me canso de repetirlo, “That Fool” es – de momento – una serie atípica y ni siquiera por formas se parece al estándar surkoreano. Recordar que en el país gustan de partes finales dramáticas para salvar el argumento con un final feliz. Aquí es al contrario; te pegan el golpe al principio – en lo que al capítulo se refiere – para acabar de “buen rollo”.

Para terminar por hoy destacar esa escena en la que el Jefe de Dong Baek se marca la primera estrofa de “Bésame mucho” en un bastante correcto castellano. Para partirse.

14º CAPITULO: El principio del fin.

Ji Su se despedirá por carta de Kang Mo y seguirá con su vida diaria como si nada hubiese pasado, o casi, ya que no puede dejar de pensar en Dong Baek, tanto que incluso quedará con Min Ji para saber como era éste antes de conocerse. Sus sentimientos son tales que hasta no le importará perder su precioso tiempo cocinando Sopa de Cangrejo para éste. El problema – bendito problema – es que encontrará una rival en Kyung Ae que celosa también invitará al funcionario al mismo plato; disimulando éste no dirá nada cuando acuda a su casa pero terminará descubriéndose víctima de su propia… ¿estupidez?. No obstante la actriz sabe que éste lo hacía por el bien de ambos y todo acabará felizmente. El que no correrá la misma suerte será Kang Mo. El reportero Baek irá a ver a la prometida de éste con el video grabado a la madre de Ji Su enterándose de todo. Con el corazón roto acudirá al padre de éste obligándolo a dejar la carrera política sino quiere que todo el caso salte a la opinión pública. Finalmente Dong Baek y sus compañeros de trabajo se estrenarán como cantantes debutando ante público sorprendiendo a la propia Ji Su; pero no será la única sorpresa ya que Kang Mo la espera a la salida con una proposición…

Humor y satisfacciones en un episodio redondo. Por fin vemos como los “villanos de la función” reciben su merecido aunque tenga algún efecto secundario no muy conveniente.

Por fin también vamos a ver al cuarteto de voces cantando. No será el “Bésame mucho” esperado pero tranquilos que éste tema será interpretado por el jefe de estos en unos minutos absolutamente geniales. Hay que verlo correr por el pasillo tras esa intervención del “Si tu eres mi hombre” de Jennifer Rush en otro ejemplo de la especial atención puesta en la banda sonora aunque como en éste caso sea motivo de chanza. Para mearse de risa.

Para acabar dar las gracias porque al Reportero Baek le hayan dado un final correcto ya que a pesar de sus actos algo mezquinos no merecía el desprecio del respetable. ¿Pasará lo mismo con Kang Mo?.

Quedan dos episodios y me pongo a temblar. ¿Se fastidiará ésta serie como pasó con “The 1st Shop of Coffee Prince” tirando a la basura todo lo bueno de sus episodios anteriores al no saber sus responsables darle un adecuado final?. En breve lo sabremos; de momento “That fool” es la serie mas divertida que me he encontrado en estos largos años de seguir “KDramas”.

15º CAPITULO: Si no fuese porque es una serie única esto se habría convertido en un desastre.

La sorprendente propuesta de Kang Mo deja fuera de juego a Ji Su y aunque en un primer momento lo rechace, la insistencia de éste junto a la colaboración de su manager hará que surjan dudas en la actriz. Dong Baek comprenderá la situación y viendo que ese no es su sitio decidirá irse a su casa. La ausencia del funcionario pronto hará mella en Ji Su tomando finalmente una determinación: a quien realmente quiere es a Dong Baek. Rápidamente acudirá al encuentro de éste pero no todo será felicidad para la pareja ya que un despechado Kang Mo urdirá un plan para fastidiar a estos. Haciéndose valer de Kyung Ae lograran sacar una foto comprometida al cartero con la que provocar un escándalo. Al día siguiente con la noticia en toda la prensa intentarán convencer a la secretaria para que haga una rueda de prensa confesando que se emborrachó y provocó a Dong Baek. Chantajeando a la actriz ésta solicitará a cambio de ello que la pareja se divorcie para ella quedarse con el cartero. Sin otro remedio y ante la negativa de Ji Su, viendo que ésta es la única solución, Dong Baek hará uso de su tercer deseo.

Lo dicho al comienzo, si ésta fuese una serie al uso ahora mismo estaría hablando de drama y de la peor de las tragedias pero como es una serie atípica, salvo los minutos iniciales, la misma se acoge al espíritu desenfadado que la ha caracterizado.

Sí, es cierto que hay unos minutos de zozobra en los que uno piensa que el capítulo está tomando unos derroteros no muy convenientes pero esto se mitiga tanto por ese humor que ha hecho las delicias de todo el mundo como por una diligencia digna de elogio.

Sobre lo primero; lo de siempre, tanto los compañeros de trabajo de Dong Baek como la pareja formada por Sang Chul y Min Ji provocaran las mejores carcajadas diluyendo la tensión.

Sobre lo segundo, es mas complicado. Complicado porque para empezar tenemos hasta dos situaciones difíciles de resolver en el episodio como son la decisión de Ji Su y el escándalo provocado por Kyung Ae. El primero se resuelve tirando de ritmo.

Volviendo al principio, si ésta fuese una serie corriente nos tendrían todo el episodio con la protagonista deshojando la margarita. Aquí creo que no pasan ni cinco minutos para saber la decisión de ésta y eso se agradece. Como decía, ritmo.

El segundo se resuelve acudiendo al propio espíritu de la serie. Dong Baek toma una decisión y ésta por extraña y contraproducente que resulte hace honor tanto a su carácter como al de la propia serie. Solo hay que ver a lo que recurre para convencer a Ji Su y la forma con que se lo dice, con una sonrisa en los labios.

Pues de esa manera tan encantadora se despide la serie hasta su último episodio y algo me dice que el talante del protagonista es indicativo de que algo bueno va a pasar a pesar de todo. He dicho.

16º CAPITULO: Solo diré una cosa, ¿por qué ha tenido que acabarse… ?.

Ji Su tendrá que aceptar la decisión de Dong Baek aunque no esté de acuerdo con que el funcionario cargue con toda la culpa. La noticia del divorcio de la pareja tendrá el efecto esperado en la opinión pública, tanto que incluso los fans de la actriz se atreverán a agredir a Dong Baek provocando la lógica preocupación de Ji Su, reacción que no entenderá Min Ji pensando en que ésta debería estar enfadada con su hermano por haberla engañado con otra. Llegado el momento de hacer la rueda de prensa que explique todo el motivo del divorcio, una torpeza de Kyung Ae abrirá las puertas a una situación beneficiosa para todos los interlocutores.

Se acabó y de la mejor de las maneras. Ésta “That fool” sí que hace honor a toda su trayectoria y no como otras como “The 1st shop of Coffee Prince” que en dos capítulos se carga las buenas sensaciones acumuladas durante largos episodios.

El desenlace es tan redondo que hasta se permiten formar parejas con incluso personajes que no parecían estar destinado a ello. Y es que la genialidad del capítulo no solo radica en atar cabos sino en “amueblar” debidamente el mismo con diálogos que en muchos casos parecen poéticos. La metáfora con los botones en el discurso de la actriz o la despedida de los protagonistas con mensaje implícito no solo alimenta el intelecto – toma ya… – sino que colma el vaso de las emociones.

Snifff… solo me quedan las conclusiones pero cuando uno piensa que ya no compartirá un rato de su vida con estos entrañables personajes se entristece mas que si el serial hubiese acabado mal.

CONCLUSIONES:

– Ahora sí, tras acabar de verla puedo decir que, de momento, “That Fool” se ha convertido en mi serie favorita. Con esto estaría dicho todo pero nunca me ha gustado ser perezoso y mas cuando pienso en la labor informativa – eso espero… – de éstas reseñas. Así es que ahí va eso:

– Lo principal porque estamos ante una COMEDIA en mayúsculas y sin apostrofes, es decir, podría ser encuadrada como una comedia romántica pero aquí prima mas el humor que el contenido romántico. Sí, no se puede negar que el trasfondo sea sentimental pero nunca la relación de los dos protagonistas, a pesar de ser el nexo de la serie, pecará de ese edulcoramiento de éste tipo de historias. Gracias a esos personajes toons y a las situaciones hilarantes “That fool” te hará reír como pocas y no te extrañe verte en algunas ocasiones soltando hasta unas lagrimillas de lo potente de las carcajadas.

– El segundo punto en importancia de la serie sería ese que hace referencia a lo utópico de su argumento. Está claro que a la Cenicienta de turno se le cambia el sexo convirtiéndola en un pobre e ingenuo caballero pero el desarrollo dista mucho de lo esperado en una serie de ésta procedencia. El crecimiento del mismo como personaje y sobre todo, la perspectiva de la serie desde un punto mas masculino de lo habitual, provoca que la misma se abra a todo tipo de público.

– Los actores serían otro foco de atención pero no tanto por sus dos estrellonas protagonistas, curtidas en el campo del cine, sino por la legión de secundarios que destinados a alimentar la parte cómica de la serie se ganan nuestros corazones por encima incluso de los primeros. El jefe de Dong Baek encarna a ese tipo de personajes que sin muchos minutos en la pantalla, uno solo está deseando verlo aparecer.

– La banda sonora de la serie. Soberbia. Soy de los que critican la excesiva dependencia de las series de televisión de su fondo musical porque en muchas ocasiones sirven de relleno en forma de videoclips subliminales pero en ésta ocasión se hace casi imprescindible dada la adecuación de los temas tanto por disposición como por el mensaje de sus letras.

Resumiendo, “That Fool” es una serie tan redonda que en lugar de terminar estirando el argumento, uno desearía que continuase. Te hace reír como pocas pero te emociona como siempre saben hacerlo las producciones televisivas surkoreanas. Que no te engañe la trama, te lo vas a pasar como nunca. Para el que os escribe, desde ya su serie de cabecera.

Featured image

Anuncios

THAT FOOL (The Accidental Couple) (II) – Korea del sur – 2009 – Kdrama – (Ep. 7 al 11) de 16

Featured imageBREVE RESUMEN DE LOS 6 PRIMEROS CAPITULOS:

Dong Baek trabaja en la oficina central de correos de Seúl como vendedor de seguros postales. Su carácter inocente y bonachón lo convierten en un individuo anodino para sus compañeros y todos lo ignoran. Viviendo solo con su hermana, la vida de Dong Baek se ha convertido en una rutina que el ingenuo funcionario acepta feliz. Sin embargo el destino le pondrá en bandeja una divertida aventura: huyendo de un periodista la pareja formada por Ha Ji Su, la mas afamada actriz del país y Kim Kang Mo, hijo del candidato a la alcaldía de la capital, estarán a punto de atropellar a Dong Baek. Para evitar el escándalo que supondría su relación, se aprovecharán de la bondad de éste para hacerlo pasar por el acompañante de Ha Ji Su a la cual éste idolatra. Pronto la noticia saldrá a la primera plana de las noticias y Dong Baek aceptará seguir el juego haciéndose pasar por novio de la actriz cuando la pareja de enamorados vean que es su salida para huir de los rumores. Pero la cosa se complicará cuando entre en juego el padre de Kang Mo viendo que ésta puede ser su oportunidad de separar definitivamente a Ji Su y a su hijo, el cual ha prometido a la heredera de un imperio editorial; difundirá la noticia de que Ji Su y Dong Baek van a casarse. Sin remedio, estos tendrán que aceptar firmando un contrato que los unirá durante seis meses.

7º CAPITULO: El humor vuelve por sus fueros.

Aunque molesto al descubrir que es víctima de un engaño por parte de los dos enamorados, Dong Baek intentará que no se le note. Dado su habitual plácido carácter pronto Ji Su advertirá que algo no va bien. El cartero tendrá que inventarse mil y una excusas para disimular, situación que no les traerá pocos problemas a ambos cuando Kang Mo regrese a Korea. Finalmente la actriz le confesará la identidad de su presunto amigo y todo volverá a la normalidad. De vuelta a Seúl Dong Baek tendrá que continuar con la pantomima del matrimonio trasladando todas sus pertenencias al hogar de Ji Su. Éste trajín mas lo acontecido en la antigua colonia española ha fortalecido la relación entre ambos y otra vez la manager Cha Yun Kyung tendrá que avisar a la estrella del riesgo que corre ya no por su persona sino por el bien futuro de Dong Baek. Para enmendar un tanto la plana decidirán invitar a la casa a la hermana de éste y a Seung Eun, su mejor amiga la cual parece estar enamorada de Dong Baek preparándole el camino para cuando éste termine la relación “contractual”. Lo que parecía una feliz reunión se convertirá en una desagradable sorpresa cuando las chicas se encuentren al funcionario peleándose con Sang Chul tras comprobar éste en carne propia lo que el reportero Baek le había contado: que el matrimonio de su hermana era tan solo una farsa.

Tras un episodio sinceramente aburrido y casi odioso por culpa de Kang Mo, nos encontramos con uno donde el humor vuelve a impregnarlo todo regresando las buenas sensaciones que nos despertó en sus primeras entregas.

Y es que se nota, cuando el “buen rollito” entre los protagonistas sale a relucir no solo nos hacen reír sino que una inmensa ternura nos envuelve olvidando nuestras penas aunque tan solo sea por una hora.

Dejando de lado esto decir que me parece un acierto que Kang Mo no sepa que Dong Baek conoce su verdadera identidad; de seguro que esto trae mas de una divertida situación.

Por último, un nuevo tanto para su banda sonora. A los excelentes títulos que habitualmente acompañan a la acción, en éste capítulo nos encontramos con el “A whole new world” de la película “Aladdin” que aunque pueda parecernos infantil en el contexto en que aquí es utilizado queda genial.

8º CAPITULO: De momento, el mejor capítulo de la serie.

A pesar de los intentos de disimular de Dong Baek, todos notarán que algo ha pasado de importancia entre él y Sang Chul. El joven saldrá disparado del hogar de la nueva “pareja” dispuesto a contar todo lo que ha visto al reportero Baek. Dong Baek lo seguirá e intentará convencerlo de que por el bien de su hermana no lo haga. No será hasta cuando éste declare su amor por la actriz cuando Sang Chul cambie de idea; viendo que el funcionario no tiene la culpa de la situación y que Ji Su solo ha aceptado casarse a la fuerza por amor a Kang Mo, Sang Chul decidirá llevar a cabo su plan B: hacer que su hermana se enamore realmente de Dong Baek. Por su parte éste tendrá que aceptar la oferta del joven bajo riesgo de que destape todo el escándalo a la prensa con todo el perjuicio que ello conllevaría en lo que se refiere tanto a la propia Ji Su como a su hermana. Mientras que la pareja pone en marcha el plan llegando incluso a obtener resultados truncados en parte por la sensatez de la manager Yun Kyung que volverá a poner los pies en el suelo a Ji Su, Kang Mo volverá a decepcionar a ésta cuando se vaya de vacaciones a Jeju mintiéndole cuando le diga que va solo en lugar de con su padre, prometida y progenitor de ésta. La actriz se refugiará de nuevo en Dong Baek y éste, tonto de él, abogará otra vez por el rico heredero. Todo acabará bien menos por un “pequeño” detalle: alguien está grabando con la cámara del móvil toda la escena…

Si hace tan solo dos episodios comentaba que el rumbo que estaba tomando la serie me estaba decepcionando y que de seguir la cosa así igual dejaba de verla, ahora tengo que confesar que tras retomar de nuevo el vuelo, ésta “That fool” lleva camino de convertirse en mi serie favorita.

Ya no solo es el humor que no abandona en casi ningún momento a los protagonistas, es que cuando éste pierde su razón de ser, la ternura entra en juego para conmovernos hasta un extremo que parecía imposible.

Por otro lado, se confirman mis sospechas y empezamos a ver como el personaje de Dong Baek comienza a crecer; notamos ya los primeros brotes de carácter en su persona ya que con una meta en su camino éste puede dar mas de sí de lo que parecía en un principio.

Y es que el cambio que ha registrado la serie nos ha pillado de improviso, mejorando notablemente el rendimiento de la misma. Todos mas o menos sabemos – o intuimos – que Dong Baek y Ji Su acabarán juntos pero no que ello iba a venir de la mano del hermano de ésta. Éste giro argumental amenaza para bien con depararnos muchas sorpresas y no solo por ese final tan inesperado sino por el contenido cómico inherente a ésta situación.

9º CAPITULO: Increíble, un episodio aún mejor que el anterior.

La velada la acabarán Dong Baek y Ji Su como dos auténticos novensanos; tras terminar la jornada de trabajo cerrarán la misma disfrutando de una autentica salida en pareja, cumpliendo el sueño del cartero de tener algún día una cita. Sin embargo estos no están solos ya que junto a la legión de curiosos que los siguen dada la celebridad de la actriz, se les une el misterioso “espía” que no deja de tomar videos e imágenes de ambos. Afortunadamente éste resultará ser Sang Chul el cual utilizará la felicidad de su hermana para fastidiar a Kang Mo cuando le vaya enviando las sucesivas fotos y grabaciones. Los celos se apoderarán de éste y casi no podrá refrenar su ira. Mientras Dong Baek, ajeno a todo esto, tiene sus propios problemas; en el despacho su jefe le obligará a celebrar la Fiesta de Bienvenida y sin otra salida tendrá que apoyarse en la manager Yun Kyung para celebrarla sin molestar a Ji Su. Sin embargo otra vez Sang Chul se interpondrá pidiendo a la actriz que comparezca en la fiesta. La noche se solventará con éxito salvo por un pequeño problema: Kyung Ae en un desliz de la estrella con su manager se enterará de que el “matrimonio” vive en habitaciones separadas. Otra vez Ji Su tendrá que apagar el incendio de los rumores apareciendo en la oficina de Dong Baek y, sorprendiendo a propios y extraños, disimular dándole un beso al funcionario. Pero lejos de la pareja una tormenta comienza a formarse cuando la amiga de Min Ji se entere por una conversación de Sang Chul y el reportero Baek que el matrimonio de Dong Baek es una farsa. Para rematar el asunto, Kang Mo se presentará en el “hogar de los Baek” dispuesto a desvelarle al cartero su identidad.

Lo que parecía imposible se ha hecho realidad. Si el anterior capítulo decía que era el mejor de la serie, éste le ha superado y es que…. que jartá a reír me he pegado. Nunca me he reído tanto con una serie como con ésta y nunca con un capítulo como con éste. Y no es demagogia barata, es que en un par de escenas no he podido retener ni las lágrimas de las carcajadas que soltaba.

Los gags dentro de la casa como ese de los “Peperos” – nombre que se les da a los palitos de chocolate que se regalan por San Valentín -, el de los huevos y las situaciones que conducen al enredo mas absoluto convocan uno de los sesenta minutos mas divertidos que se pueden ver actualmente en una serie de televisión asiática. Y es que dejando de lado las connotaciones románticas que de momento no son muchas, conviene recordar que ésta “That fool” es una COMEDIA en mayúsculas sin apóstrofes que conlleven al error. Quizás esa fue una de las claves de sus mediocres resultados de cara a la audiencia, que no se ajustase a los estándares de comedia romántica del país.

Aunque menos obvio pero cargado igualmente de una gran dosis de comicidad tenemos ese regustillo de ver como Kang Mo lo pasa mal y contrariamente, como Sang Chul se está convirtiendo en uno de los mejores personajes de la serie al pasarse al bando de los “buenos”.

En plan personal, éste episodio me depara dos sorpresas: la primera, ver a la pareja cantar un tema de mis queridos “Big Bang” y la segunda, con algo menos de frikismo, aplaudir la elección de los responsables de la serie a la hora de mostrar la película que van a ver al cine los protagonistas que no es otra que “Cyborg Girl” de Jae Young-Kwak. Y es que es curioso, a pesar de que el film japonés del hijo prodigo de Korea sucumbió en la taquilla surkoreana, aquí parece que la hayan escogido como reivindicación hacia su persona. Solo hay que leer la reseña que escribí de la misma para entenderlo por lo que me congratulo que una serie tan genial homenajee a éste Frank Capra local con, por otro lado, toda lógica ya que responde en todo momento al espíritu de tanto uno como otro.¡¡¡ Si hasta Hwang Jung Min nos recuerda a Jimmy Stewart ¡¡¡.

Resumiendo, un episodio redondo, desbordante de humor y lleno de detalles y sorpresas. Un 10.

10º CAPITULO: Menos humor, mas sentimientos y algún giro argumental.

A Dong Baek le tocará disimular cuando Kang Mo le descubra su “verdadera” identidad. Pero el plan de éste último no se quedará solo en sorprender a su “rival” sino que intentará humillarlo para marcar la distancia entre Ji Su y el cartero. Lo hará tan descaradamente que hasta la actriz le recriminará su actitud, algo que no gustará nada al rico heredero. De resultas de todo ello, Ji Su terminará finalmente por abrir los ojos y notar que siente algo por Dong Baek. Sin embargo será el propio funcionario el que ponga freno a sus emociones por miedo a salir herido cuando todo acabe. No obstante la estrella no es de las que se rinden y tras encajar un esquinazo de Dong Baek acabará confesándole sus sentimientos. Una mala jugada del destino provocará que crea que todo responde a un plan orquestado por Sang Chul y el propio Dong Baek.

Poco contenido para un episodio paradójicamente bastante completo. Humor poco, como casi siempre representado por los compañeros de trabajo del protagonista pero sentimientos, muchos. Por primera vez vemos emocionarse a Dong Baek y lo que parecía imposible a éstas alturas tan prematuras como era que Ji Su se sintiese atraída verdaderamente por su compañero, sucede aún a falta de siete episodios para la conclusión.

Claro que esto que previsiblemente debería ocurrir en las últimas entregas tiene una cara negativa: la ruptura con el buen rollo; y es que parece que ésta “That fool” se acoge a esa tradición – manía – de las comedias locales para la gran pantalla de romper un tono distendido, metiendo algo de drama para darle mas trascendencia a la historia. Aquí ese final tan descorazonador apunta a una próxima tormenta destrozando el encanto que se había conjurado y que hacía felices a todo el mundo. Habrá que esperar.

Por otra parte, muchas otras cosas ocurren en éste capítulo que vaticinan cambios y sorpresas y no todas muy agradables. Que el reportero Baek conozca de la existencia de la madre de Ji Su y que la prometida de Kang Mo sepa que éste ha comprado cierto colgante abre muchas vías que seguro los guionistas utilizarán para “mal” en los capítulos venideros. Esto junto a lo dicho en el anterior párrafo no augura muy buenos tiempos para los protagonistas. Lo dicho, habrá que esperar.

Para terminar, una curiosidad. Aunque nos separen miles de kilómetros es curioso: los juguetes que nos rescatan del pasado de los hermanos son los mismos que sin ir mas lejos yo tenía de niño. Sí, las edades son parecidas pero cuando yo digo que Korea y España se parecen…

11º CAPITULO: Episodio de transición.

Dolida, Ji Su se marchará de casa de Dong Baek terminando la velada en el regazo de Kang Mo. A la mañana siguiente cuando su hermano y “esposo” decidan volver a la carga, la actriz decidirá vengarse de estos. Finalmente le dirá a Dong Baek que sabe toda la verdad y que se siente decepcionada. En lo que respecta a Sang Chul lo invitará a que vuelva a Australia. Deteriorada la relación y viéndose perdedor, el joven decidirá jugarse la última carta: le dirá a su hermana que no culpe a Dong Baek porque en realidad éste hizo todo por amor a su hermana y en cierta forma, a ella. Cuando parezca que todo vuelva a la normalidad surgirá un nuevo problema: la prometida de Kang Mo atendiendo a los rumores que hablan de una relación de éste con la actriz, le pedirá que invite a ésta y a su reciente esposo a la exposición que organiza para por sí misma confirmar las habladurías. La prueba la saldará la pareja con un aprobado pero por primera vez Dong Baek, en un ataque de rabia, dejará de defender al heredero para hacerle notar a Ji Su que éste la está utilizando, algo que no le sentará muy bien a la estrella; ofendida le propinará un bofetón. Cuando vaya a disculparse a la oficina postal, toda la escena será observada por Kyung Ae, colocándolos en un grave aprieto.

Otra vez nos encontramos con un capítulo con poco contenido. Parece que las situaciones son redundantes y no avanzamos nada; eso sí, al menos se ha de agradecer que la serie afortunadamente no tome los derroteros que habíamos vaticinado y que aquella tormenta que se cernía sobre los protagonistas solo se haya quedado en un chaparrón.

Y es que, ¿quién se imaginaba que la protagonista se iba a tomar de esa manera la manipulación de su hermano y temporal pareja?. Se ha hecho honor al humor que caracteriza a la serie y eso nos debe de congratular. Además, eso tiene otras connotaciones ya que viendo como acaba el episodio uno se pregunta por donde nos saldrán los guionistas en ésta ocasión.

Mas allá de todo esto, un episodio bastante mas dramático de lo habitual – si se puede llamar así a que no haya casi humor… – pero que como siempre se verá en un suspiro.

Featured image

THAT FOOL (The Accidental Couple) (I) – Korea del sur – 2009 – Kdrama – (Ep. 1 al 6) de 16

Featured image

Cuando comencé en serio con esto de ver cine asiático, es decir, verme sistemáticamente una o dos películas por semana y mas tarde a “enrollarme” a escribir las reseñas que ahora ilustran ésta Vuestra Web, mucha gente me preguntaba que porque me gustaba el cine venido de Oriente.

Ahora no me voy a poner a contestar mas que nada porque ya es un discurso antiguo y de sobras conocido por los asiduos de la Web. A donde quería llegar es que con el tiempo comencé a aficionarme igualmente a los seriales televisivos de éste mismo origen, algo que para los ajenos a éstas producciones, aún les extrañaba mas.

A diferencia de las producciones para la gran pantalla, los contrastes entre éstas y las que podemos encontrar a cualquier hora en nuestras televisiones están señalados mas por su duración en el tiempo que por su tiempo de duración. Me explico; tanto a éste lado del océano – por decirlo así – como al otro, nos podemos encontrar con capítulos que rondan desde los veinticinco minutos a la hora; en esto no hay diferencia. Sin embargo en Asia las series suelen tener una “caducidad” corta, es decir, son pocas las temporadas que se mantienen en antena y si encima cerramos el círculo a Korea, podremos ver como en su gran mayoría ni siquiera se puede hablar de “temporadas”, solo tienen una y gracias, independientemente del éxito que tengan.

¿Eso que provoca?. Pues que la “morcilla” no se alargue excesivamente y en un formato de entre 16 y 24 episodios – duración estándar media de los “Dramas” como llaman por allí a las series – se nos desarrolle su argumento sin que el espectador tenga miedo a que llegue a perder el tiempo con rellenos que no hagan mas que eternizar un guión.

Luego se puede entrar en las propias historias que se nos cuentan que casi siempre orientadas al público femenino y de edades mas bien juveniles – siempre hablando de Korea del Sur – comparten ciertas líneas argumentales o estereotipos con los que identificarse mejor el público a quien va dirigido.

Por norma general, sentimentalmente hablando, los protagonistas o deben formar triángulos amorosos o cuartetos en los que el “intercambio” de parejas – sin connotaciones sexuales – parecen obligados. Dentro de los estereotipos tenemos desde adolescentes que descubren el amor a cenicientas persiguiendo un sueño sin olvidar el tema de la superación personal, asunto intrínseco con la propia sociedad surkoreana.

Sin embargo en los últimos años nos estamos encontrando una tendencia que parece repetirse y con la que desde fuera nos congraciamos: a medida que aquellos adolescentes maduran, las series se vuelven mas adultas y los protagonistas e historias también. Y por raro que pueda parecer en lugar de tornarse mas serias, ensombreciendo su mensaje, el humor gana la partida a los sentimientos.

Viendo los protagonistas de ésta “That fool” ¿Sucederá lo mismo con ella?

1º CAPITULO: Buen humor ante todo.

Gu Dong Baek trabaja como administrativo en la Sede de Correos. Inocente y de gran corazón no le importa incluso ayudar a sus compañeros carteros ya que es verdaderamente lo que le gusta. Un día de vuelta a casa tras acudir a una gala de entrega de premios casi será arrollado por un vehículo que conduce Kim Kang Mo, el hijo del candidato a la alcaldía de Seúl y su amante, Ha Ji Su la actriz de moda del país y la favorita del propio Dong Baek. Y es que la pareja termina con el coche accidentado intentando huir de un reportero que no quiere otra cosa que su relación salga a la luz para que con el consiguiente escándalo acabe con la carrera política del padre de Kang Mo. Para evitarlo, la actriz se hará valer de Dong Baek para que se haga pasar por el conductor. Tras engañar inicialmente al periodista, Ha Ji Su querrá gratificar a Dong Baek por su ayuda pero éste solo le pedirá nueve autógrafos suyos para repartirlos entre su hermana y compañeros de trabajo. Eso sí, éste deberá guardar un silencio sepulcral sobre lo ocurrido. Viendo lo poco de su recompensa y pensando que todo es una estratagema, decidirán darle por medio de la manager de la actriz una cuantiosa recompensa pero éste la rechazará aludiendo a su honor. Viendo que éste en realidad es honrado, Ji Su decidirá premiarlo a su manera apareciendo por sorpresa en el trabajo de Dong Baek y dejando a todo el mundo alucinado. Pero no todo es felicidad para el “cartero” ya que el periodista lo amenazará para que cuente toda la verdad. El destino provocará que un espía enviado por la pareja de amantes conozca de primera mano la entereza del funcionario y así, decidirán elegirlo para llevar a cabo su plan: fingir que ambos viven una relación para enmascarar la que en realidad tiene la actriz con Kang Mo.

Es curioso, bueno mas que curioso, alarmante; en el periodo de un año hemos asistido a tres series televisivas – que yo conozca – como “On Air”, “The last scandal of my life” y ésta misma que reseñamos – en las que los personajes protagonistas o parte de ellos son actores. ¿Casualidad?. La cuestión es que el mundo del espectáculo tira mucho y el glamour que rodea a estos, a tenor de ésta profusión, parece el perfecto marco para utilizarlos como personajes de seriales. Sea como sea, al menos hay que agradecer que en ésta ocasión se haya optado por elegir, al igual que en “The last scandal…”, el lado mas amable de una diva – divo en aquel caso – distanciándose de aquella inicialmente distante Oh Seung Ah de “On Air”.

Ésta Han Ji Su/Kim Ah Jung es encantadora y menos frívola que aquella y en poco tiempo, ni que decir de su belleza, nos enamoraremos de ella.

Su parteniere, se encuentra algo mas estereotipado, caminando peligrosamente por la frontera de la sobreactuación al exagerar su faceta de personaje inocentón de amplia y perenne sonrisa, un enorme osito de peluche que aunque tierno no deja de ser un producto de fabrica. Aún así la puesta en escena ha sabido contrarrestar esto dotándole de cierto encanto como se refleja en esa escena del autobús. Y es que tras ver a Hwang Jeong-Min en mil y un papel en la gran pantalla, sorprende verlo en éste registro.

Por lo demás, mucho humor, buen ritmo aún siendo un primer episodio y como única objeción, el miedo que tienen los surkoreanos a los escándalos. ¿Tan inconveniente es que el hijo de un político salga con una actriz?. ¿Qué hay de malo?. Vale que al padre no le haga pizca de gracia pero la presión sobre la pareja me parece de momento excesiva.

Para acabar, destacar la banda sonora del film que en éste primer capítulo promete y mucho. No solo son esas piezas instrumentales que agudizan la faceta toon/manga de los personajes y situaciones, son un buen puñado de temas que acompañan a las escenas destacando por su calidad.

2º CAPITULO: Sigue el humor.

Tras aceptar la propuesta de Han Ji Su, Dong Baek tiene que compaginar sus quehaceres diarios con su nueva faceta de estrella de la crónica rosa. Cuando tanto su hermana como sus compañeros de trabajo conozcan que está saliendo con la estrella, intentarán agasajarlo para aprovecharse de ésta relación, sin embargo la peor parte con la que tiene que lidiar Dong Baek no es la de mantener la mentira sino la de soportar a las docenas de periodistas que lo siguen por allá a donde va. Por si fuera poco la actriz, dolida por la obligada indiferencia de Kang Mo y el rechazo de su padre, comenzará a descargar su mal humor en el pobre cartero. El buen corazón de éste y las explicaciones de la manager de la diva lograrán que todo pase al olvido mostrándose comprensivo. Ésta actitud provocará a su vez una reacción positiva en la joven volviendo a sorprender a Dong Baek cuando ésta se presente en un acto de la empresa que inicialmente no le convencía. Pero no todo es felicidad ya que de regreso a su casa se encontrará allí mismo al obstinado reportero Baek.

Muchos tópicos y contradicciones nos encontramos en éste capítulo. Sobre lo primero, que mas o menos ya sabemos por donde van a ir los tiros y sobre lo segundo, asusta ver a Han Ji Su/Kim Ah Jung acogiendo ese mismo rol de actriz déspota que agradecíamos en el anterior episodio no parecía haber apuntado.

Sin embargo todo esto queda compensado cuando uno asiste ante tal desfile de gags cómicos que ya no solo dotan de encanto a los personajes sino a todo lo que los rodea; la algo mas de hora de duración pasa como un suspiro y uno no puede hacer otra cosa que encadenar la siguiente entrega.

Y es que vuelvo a incidir en lo mismo: la banda sonora del film me parece de las mas acertadas que he oído últimamente con esa mezcla de temas que parecen salidos de una producción de cine mudo, agudizando la faceta cómica, u otros mas significativos como esa fanfarria que suena cada vez que asoma el rostro el “villano” de la función como es el Reportero Baek.

Recapitulando, fresca, divertida y encantadora. ¿Qué mas quieres por ahora?. Pues que espero que no se estropee la cosa….

3º CAPITULO: De todo, como en la viña del señor…

La irrupción del reportero Baek en el hogar de Dong Baek y una imprudencia de éste precipitará para mal, la ya delicada relación del funcionario, la actriz y el joven político. Moviendo los hilos, los rumores llegarán al padre de Kang Mo que por iniciativa propia retomará el asunto deshaciendo a su vez el plan adoptado para “arreglar” el asunto del desliz de Dong Baek. El problema es que la estrategia iniciada por el aspirante a la alcaldía será la mas drástica de todas: difundir el rumor de que Ji Su y su pretendiente planean casarse en breve. Sorprendidos todos los interlocutores, cada uno se tomará la noticia a su manera llevándose la peor parte el inocente cartero ya que va a la deriva de las decisiones de unos y otros. En medio de ésta vorágine de noticias, rumores y habladurías hasta Seúl se presentará el hermano de la actriz, “exiliado” en Australia por Kang Mo un año atrás, con la clara intención de averiguar la verdad. Éste no logrará su objetivo consiguiendo por el contrario distanciarse aún mas de ésta sin que la intercesión del bueno de Dong Baek logre una tregua entre ambos.

Aunque menos cómica que en las dos anteriores entregas, “That fool” seguirá aprovechando sus puntos fuertes en lo que a humor se refiere para, sobre todo en su primera mitad, arrancarnos unas cuantas sonrisas sino carcajadas; sigue siendo el entorno laboral y familiar de Dong Baek el que mejor luce en éste aspecto refrescando el argumento cuando se mete en temas mas peliagudos.

Y es que poca explicación hay para la relación entre los dos protagonistas cuando ésta exige tanto sin encima perspectivas de una futura solución. Quizás a éste respecto se le puede criticar que no se haya profundizado en los lazos que unen a Ji Su y Kang Mo explicando la valía de estos sacrificios pero si por un lado aplaudo su distendimiento no puedo por otro pedirle un mayor compromiso sentimental que estropee lo anterior.

La entrada de nuevos personajes como el del hermano de Ji Su puede abrir el abanico de relaciones ya que es fácil barruntar un posible “acercamiento” con la hermana del propio Dong Baek dando pie a su vez a una de esas parejas de secundarios que conociendo el carácter de ambos, provoquen no pocas situaciones cómicas.

Resumiendo, episodio de transición hasta que el anuncio formal del falso compromiso cristalice, circunstancia que nos hace albergar esperanzas de un rato mas que divertido.

4º CAPITULO: Los jugadores comienzan a enseñar sus cartas.

El callejón sin salida a donde los ha conducido el padre de Kang Mo debe llevar irremediablemente a Ji Su y a Dong Baek al matrimonio; sin embargo deben seguirse los pasos pertinentes para dotar de realismo a un ya sospechoso enlace. La pareja debe presentar su compromiso en una rueda de prensa. Pero antes de que esto ocurra varios acontecimientos, fruto del anuncio del enlace del cartero con la actriz, deben pasar. A Dong Baek le premiarán en la oficina postal mientras que Ji Su comenzará a notar la presión de los celos de Kang Mo. La rueda de prensa se saldará con un aprobado a pesar de los intentos del reportero Baek de poner en un brete al funcionario pero el mayor problema de éste es que debido a la amabilidad de la actriz, fruto de guardar las apariencias, comenzará a encariñarse de ésta. Su manager se dará cuenta de ésta situación y le obligará a ponerle las cosas claras a Dong Baek; al menos éste lo entenderá. Al día siguiente Min Ji volverá a poner en un compromiso a la pareja cuando “obligue” a su futura cuñada a rendir pleitesía al padre de ambos al cumplirse el aniversario de la muerte de éste. Por suerte la jornada acabará felizmente con incluso una reconciliación entre los hermanos Han.

Parece que la serie comienza a despegar y con ello los diferentes interlocutores parecen posicionarse. El que mas claramente se perfila es Kang Mo que sin llegar a situarse como el villano de la función, demuestra rasgos poco bondadosos víctima de los primeros celos. Dada su elevada posición tememos en un futuro por el destino del pobre Dong Baek.

Sobre éste reafirmarnos en lo dicho al principio cuando hablábamos de lo irreal que resultaba su personaje. Ahora ya entrados en la serie, los guionistas han querido continuar presentándonos al mismo de igual manera conscientes de lo falso y exagerado que puede parecer pero sabedores de que ésta postura puede deparar mejores sensaciones. El problema – para mi – es que como muchas otras veces se confunden los términos y mas que ingenuo o inocente nuestro protagonista parece bobo. Imagino que todo resultará una estrategia para ir poco a poco “espabilando” al chico realizando una ejemplar construcción de personajes.

Por último resaltar el encanto de la protagonista no solo por su peculiar belleza sino por esa manera de actuar tan a veces paradójicamente inocente que la hace asemejarse a su compañero de serie. Por cierto, curioso el detalle: en la exitosa “200 pounds beauty” tuvieron que sustituirla para cantar las canciones de la misma, otra actriz fue elegida para el musical basado en éste film que se estrenó hace meses en la capital seulina y ahora aquí aparece Kim Ah-Jung cantando “Over the rainbow”. ¿Será ella u otra vez una doble la que pone la voz?. Y lo mas extraño de todo es que encima éste tema no ha sido incluido en la extraordinaria edición de la banda sonora.

5º CAPITULO: ¡¡¡ Sorpresa !!!

Quedan dos días para la boda y todo debe quedar bien atado. Para empezar Ji Su querrá intimar un poco con Dong Baek para que la entrada en la vida “conyugal” no sea tan violenta y aunque finalmente la velada resultará propicia para el objetivo buscado no se desarrollará como ella esperaba. En el trabajo sus compañeros querrán celebrar el matrimonio de Dong Baek todos juntos ya que lo reducido del convite no permite mas que la invitación de los dos jefes del cartero. La fiesta acabará mal ya que una de sus compañeras, Park Kyung Ae, a la que antes de conocer a Ji Su Dong Baek dedicaba sus atenciones, borracha y dolida intentará besarlo a la fuerza. Pronto la noticia con fotos incluidas saltará a la primera plana de la actualidad poniendo en peligro la celebración de la boda. Pero Ji Su está tranquila ya que conoce el verdadero percal de la noticia. El gran día llegará y todo estará a punto, sin embargo cuando la actriz se entere de que Kang Mo ha aceptado obligado por su propio progenitor un puesto en la empresa del padre de su prometida, empleo que por demás el joven le había prometido no coger, ésta desaparecerá dejando a Dong Baek plantado en el altar. Al creer que el motivo de la huída ha sido el escándalo con su compañera, todos culparán al funcionario. Sin tener pistas de Ji Su, Dong Baek recibirá una llamada de ésta a punto de cometer una locura.

Estupendo episodio del que no se puede decir que sea muy previsible. Para empezar una primera parte divertida en el que hasta dos mujeres se debaten por el amor del protagonista y para terminar, una sorpresa que rompe con lo idílico de la primera parte.

Respecto a lo primero, resulta chocante ver como el solitario Dong Baek es en realidad un “Don Juan”; y lo entrecomillo ya que ni él mismo lo sabía. Es como un chiste cruel pero divertido en el fondo.

Sobre lo segundo poco hay que explicar mas de lo dicho ya; esperábamos boda y no hay boda. Otro acierto.

Dejando ya lo puramente argumental hay que volver a incidir en lo estupendo de su banda sonora y es que ya no solo es la calidad de unos temas recomendables o incluso la “frikada” de tener una canción con estribillo en español como esa que reza “Que será, que será…” sino que en ésta entrega llegamos a oír parte de la melodía principal del “Concierto de Aranjuez” de mi paisano el Maestro Rodrigo. Eso sí, ni aparece luego en la edición de la banda sonora – imagino que cuestión de derechos – ni parece utilizada en un contexto adecuado ya que la confunden con un tema clásico del western atendiendo a la situación que acompaña.

6º CAPITULO: Retroceso claro.

Dong Baek acudirá de inmediato a la llamada de auxilio de Ji Su viajando hasta Guam y encontrándose a ésta en un estado deplorable. La actriz lo ha convocado allí para, tras haber reflexionado, decidir juntos si siguen adelante con la idea del matrimonio ahora que para ella el acto carece de importancia decepcionada por Kang Mo. El cartero, inocente como siempre, abogará por el joven consiguiendo reconfortar un tanto a su “pareja”. Tras recuperarla éste totalmente tanto anímicamente como físicamente hasta el lugar se desplazará Kang Mo en busca de su compañera. Después de un encuentro no muy amigable ambos se reconciliarán ocultándole de momento la identidad del rico heredero a Dong Baek haciéndolo pasar por un simple amigo. La visita la aprovecharán para hacer creer que tanto el cartero como la actriz se han casado en secreto teniendo al propio Kang Mo como testigo. Finalmente Dong Baek se enterará de la verdadera identidad del presunto amigo de Ji Su.

De los vistos por el momento éste es el peor capítulo; se tiran casi todo el rato en un resort hotelero con poco que contar y además se nos hace pasar por aún mas tonto al protagonista aprovechándose de la confianza del espectador.

Ya no es solo que éste actúe – en el mas amplio sentido de la palabra – de una manera que hasta parecería imposible para una persona cabal sino que se abusa de su ingenuidad para hacernos creer circunstancias inverosímiles.

Y lo que es peor, si Kang Mo ya comenzaba a caernos mal ahora la cosa empeora entrando en el mismo saco la egoísta de Ji Su. Espero que esto no continúe así porque sino me veré obligado a dejar de verla habiendo estropeado una serie que apuntaba muy alto.

Featured image