DISHOOM – Rohit Dhawan – 2016 – India – Acción/Comedia

dishoomEl que más y el que menos ya sabe a estas alturas cómo es una película de acción de Bollywood, así es que perdonadme la soberbia, pero creo conveniente no enredar al que buenamente se haya acercado a esta reseña e ir al grano.

Y es que si como decíamos casi todos tenemos una idea de cómo es una película de acción de la India, voy a reseñar esta “Dishoom” destacando precisamente lo que la hace diferente de esa imagen de conjunto que tenemos; y es que por encima de prejuicios en algunos casos y frikismos en otros, el enésimo vehículo de acción de John Abraham se haya más cerca de una “Buddy Cop” occidental que de una producción india al uso, es decir, más cerca de una comedia que del habitual espectáculo exacerbado. Pero hasta en eso, en la mayoritaria parte de comedia nos encontramos con diferencias. Me explico.

Si comenzaba diciendo que casi todos conocemos las películas de acción de la India, no menos las particulares comedias del país. Con un humor que podría ser tachado de infantil pero paradójicamente políticamente incorrecto, los gags en las comedias, más veces de las deseadas, nos han hecho poner los ojos en blanco, tanto por lo grueso del humor como por lo errónea de algunas disposiciones que hacen burla del débil o de, sin ir más lejos, la mujer.

En “Dishoom” desgraciadamente no nos vamos a librar de ese mal extendido por el género y su filmografía, pero afortunadamente a ojos de este modesto reseñador, el humor es mucho más comedido, y esto tiene su parte buena y, contrariamente a lo que pueda parecer por lo que venimos diciendo, parte mala.

Buena, porque no es ese humor casposo que solo hace reír a los, y perdón por si alguien se siente ofendido, predispuesto a ello. Salvo esas llamadas al móvil del agente de policía diciéndole que opinan de él para un matrimonio concertado, pocos chistes o gags nos harán sentir vergüenza ajena. No es que sean un prodigio de humor inteligente; ni siquiera se puede decir que estén trabajados, pero al menos sí que son simpáticos, ‘humildemente’ agradables.

Y en esto entra en juego otro factor… digamos ‘diferencial’. Decíamos que el film puede encajarse en las “Buddy movies”. Pues bien, en este tipo de películas normalmente nos encontramos con una incompatibilidad de caracteres entre los protagonistas que son las que causan muchas de las situaciones chocantes. En “Dishoom” está claro que la pareja protagonista es divergente, pero no llega a los extremos de por ejemplo la comedia norteamericana donde uno de ellos, casi obligatoriamente, tiene que ser –con respeto- un ‘payaso’. Aquí Junaid/Varun Dhawan ejerce de agente de la ley torpe pero su falta de habilidad se puede achacar más a su inexperiencia que a algo premeditado para que ejerza únicamente de comparsa cómica. Además, es de aplaudir que su personaje vaya creciendo poco a poco y que en lugar de resignarse a ser un ‘suelta chistes’ más, tenga una buena motivación: ambición.

Y como decíamos párrafos arriba también nos encontramos con un parte no tan… ¿afortunada? Y es que el que espere llorar de la risa va, bajo mi punto de vista, mal encaminado. Ante ese ‘encorsetamiento’ para no parecerse a la mayoría, “Dishoom” se deja ver, provoca alguna sonrisa, pero de ahí a soltar carcajadas… Y eso que yo soy de risa fácil.

Quizás es que su director Rohit Dhawan, hermano del propio Varun, quería distanciarse de su padre David Dhawan, uno de los maestros del género de la comedia en Bollywood, pero sea eso o no, la cuestión es que a la película le falta algo de chispa.

Así es que por este lado, aunque yo creo que la cosa no está del todo mal, más de uno puede sacar a relucir la palabra “Decepción”, término que amenaza con más fuerza otro de los apartados de la película. Y eso que se suponía que era su punto fuerte. Estoy hablando de, como ya todos imaginareis, la acción.

Teniendo a Abraham como protagonista y, como decíamos, circunscribiéndonos al género que pertenece, uno se esperaría mucho guantazo, persecución, tiros y explosiones. Pues bien, la película solo tiene tres escenas de acción y no muy espectaculares que digamos. Sí, veremos volar algún coche y alguna ‘trola’ exagerada, pero poco mordiente. Por no haber no hay ni peleas. ¿Decepción? Pues espera, que hay más.

Si a un neófito le preguntamos por Bollywood, ¿qué es lo que nos dirá? ¿Películas con bailes, verdad? Pues “Dishoom” solo tiene tres números musicales y dos de ellos en los títulos de crédito de inicio y final. Y joroba cuando estos no tienen mala calidad, de hecho hasta me atrevería a incluir a “Sau Tarah Ke” entre lo mejor del 2016. Abraham parece ‘castigado’, pero Dhawan se confirma como uno de los mejores bailarines jóvenes del panorama cinematográfico del lugar. Ni qué decir, la guapísima Fernandez…

Ya para ir acabando, es cierto, el guión es imperfecto, siempre dependiendo de las casualidades –lo de que el dueño del perro sea…- pero también tiene aciertos, como por ejemplo que la primera mitad de la película, recurriendo a los flashbacks, no resulte tan lineal, entreteniendo, resultando fresca y hasta buscando curiosos guiños para el muy friki. Y es que qué Askhay Kumar haga un cameo parece hasta algo normal teniendo en cuenta las vinculaciones de amistad con su director y sobre todo Abraham, pareja artística de este en algunos títulos, pero la presencia de Akshaye Khanna adquiere otra dimensión si recordamos aquella estupenda “36 Chinatown” que protagonizaba y que utilizaba idénticos recursos en el caso que investigaba.

Un último detalle/chorrada… qué el prota esté siempre fumando, choca y mucho conociendo la constante propaganda gubernamental contra esta práctica.

Resumiendo, “Dishoom” es una película que apuntaba mucho más de lo que termina ofreciendo. Parece que lleva el freno de mano puesto en todo su metraje, y esto, para lo que es Bollywood, puede resultar decepcionante. En todo caso, entretiene y resulta simpática.

3

Más nombres para la secuela de “Enthiran”

Aaron Crippen, especialista de acción de películas como la inminente “Batman vs. Superman”, otras partes de la saga del Caballero Oscuro o de Transformers, será el encargado de dirigir la acción de la secuela de “Enthiran/Robot” a estrenar el año que viene por parte de Rajinikanth (“Ra.One”, “Lingaa”, “Sivaji, the boss” y Akshay Kumar (“Brothers”, saga “Khiladi International”, “Happy family”, etc.).

Junto a este el más reconocido Kenny Bates (“Pearl Harbor”, “La jungla de cristal”, “Armaggedon”, etc.) que ya estaba trabajando en el film orquestando las escenas de acción físicas.

ROBOT2

Espectacular tráiler de lo nuevo de Akshay Kumar

Empezamos el Domingo con lo nuevo de Akshay Kumar (saga “International Khiladi”, “Brothers”, “Singh is Kinng”, “Welcome”, etc.).

La verdad es que este hombre, al que en una época se  le denominó como el Jackie Chan hindú, cada vez más está y actúa mejor.

“Airlift”, que nos lleva a la invasión de Kuwait por Iraq, promete acción y tensión y muchos ya dicen que, a pesar de encontrarnos a principios de año, será la película del 2016.

Raja Krishna Menon la dirige. El 22 de Enero su estreno.

Airlift

Bombazo: Akshay Kumar en “Enthiran 2”

Liados entre batallas de estrellas y fechas navideñas hay noticias que pasan desapercibidas.

Una de ellas es la participación de, nada más y nada menos que Akshay Kumar (Saga Khiladi, “Singh os kinng”, “Boss”, etc.), el antaño llamado Jackie Chan hindú, en la secuela de “Enthiran the robot” como villano de la misma.

Recordar que la primera parte, protagonizada por la super-estrella tamil Rajnikanth y Rai Aishwarya (“La joven de las especias”, “La última legión”, “Boda y prejuicios”, etc.) batió todo tipo de récords de taquilla gracias a unos espectaculares efectos especiales. Ahora con la adición de Akshay nos olemos que los Shahrukhs, Salmans y Aamirs se están poniendo a temblar.

Por si alguien no vio la original…

enthiran2

BABY – Neeraj Pandey – 2015 – India (Bollywood) – Acción

Featured image

En Junio del 2014 se estrenaba “Holiday: A soldier is never off duty” convirtiéndose en uno de los éxitos del año, tanto comercial como de crítica: el film fue el sexto más visto del año en la India y cosechó un buen puñado de premios entre los, eso sí, muchos galardones cinematográficos que se celebran en el país.

Seis meses después, el mismo Akshay Kumar estrenaba esta “Baby”, y mira por donde volvió a contar con el favor del público ya que cuando escribo esto, a falta de 4 meses para acabar el año, el film es la cuarta 4ª producción más vista del 2015 aunque con cifras un poco menores a las de “Holiday”. Por lo que respecta a premios, aún es pronto, pero las críticas fueron igualmente buenas sino mejores.

Pero esta comparación no es gratuita, ni siquiera sirve el paralelismo en la carrera comercial y artística, ya que lo que quiero destacar es que ambas películas están cortadas por el mismo patrón, tanto que esta bien podría ser la secuela de aquella.

Para el que no la haya visto, “Holiday” nos traía a un militar que trabajaba para el servicio secreto del país contra los terroristas de origen musulmán. En “Baby”, la consigna es exactamente igual, salvo que este es un policía secreto. Eso y el MÁS y MENOS. Me explico.

En “Baby”, en comparación con “Holiday”, nos encontraremos MÁS acción, MÁS ritmo, MÁS presupuesto, y MÁS calidad. Por el otro lado, MENOS ambigüedad, MENOS humor y MENOS baile.

Pero como siempre digo, para reseñar una película no es bueno referenciarla a otra así es que, utilizando esos mismos términos, me las apañaré para que os hagáis una buena idea de la película e incluso si os encaja, que la veáis.

Sobre más acción, igual os llevo a engaño ya que “Baby” no está al nivel de acción de los años dorados de Hong Kong o de las superproducciones de Hollywood, pero la que hay está muy bien. Tiroteos hay un par y peleas otro, pero por ese tono y entorno de película de espionaje/anti-terrorista, parece que haya más. Y no solo por el convencimiento/atracción sino porque incluso encontramos alicientes como esa escena de Taapsee Pannu donde nos vamos a encontrar una pelea protagonizada por una mujer. Y eso, en Bollywood, es novedoso.

Sobre el ritmo, es algo a destacar: una vez comienza no para. Fijaros en un dato: escenas de Kumar con su familia solo hay tres, y dos de ellas son conversaciones por teléfono que no duran ni un minuto. Es decir, sitio para lo que no sea la acción e intriga no hay. Tampoco hay bailes, pero eso vendrá luego… Sobre lo que venía diciendo del ritmo, y compartiendo estructura y género, es como si estuviésemos ante una película de James Bond en la que unas situaciones llevan a otras sin dar descanso al espectador.

Y ya que hemos sacado a relucir el nombre del popular agente 007… No hay que confundir: “Baby” no es una imitación de James Bond, pero tiene cosas de este. Por ejemplo, esos viajes alrededor del globo. Los protagonistas visitarán Estambul, Katmandú –antes del desgraciado terremoto que asoló el país- y Riad en Arabia Saudí. Esto por un lado ya nos está indicando la dimensión –dígase, presupuesto- del film ya que junto a los fastuosos escenarios tenemos un atrezzo lujoso, a la última, como nos tienen acostumbrados estas producciones.

El generoso presupuesto también lleva implícitas otras consideraciones como los cientos de extras en algunas escenas y, como no, un reparto en el que no solo luce Kumar. Esto a su vez se traduce en esa calidad a la que me refería al principio.

Aunque Anupam Kher solo salga en la parte final del metraje –una hora aproximadamente- vale su peso en oro. No me cansaré de reivindicarlo; no en vano ahí tenemos sus coqueteos con producciones occidentales demostrando que no solo es uno de los mejores actores en Asia sino a nivel internacional. Aquí hace un papel bastante desenfadado con peluca incluida, pero la cámara –como nosotros- le adora y eso se nota. Junto a este, los estupendísimos Danny Denzongpa y Kay Kay Menon que por sí solos bien podrían –como ya han hecho en otras ocasiones- protagonizar un film.

¿Fotografía, montaje… dirección? Venga, hombre, eso ha quedado ya para la historia y cuestionar la calidad de una película de Bollywood es señal de prejuicios. Y con estos escenarios… ¡¿qué vas a esperar?! Por parte de la fotografía Sudeep Chatterjee ya ha demostrado en repetidas ocasiones su… ¿podría decir ‘maestría’?, pero el que más y el que menos se quedaría igual solo con su nombre. Aconsejaría acudir al Youtube para ver el tráiler ya no de esta producción sino de otros de sus trabajos anteriores como el de “Guzaarish” para hacer un mejor juicio de valor. ¿Ahora sí?

Pasemos ahora al MENOS. Decía que ‘menos ambigüedad’ porque “Baby” no se anda por las ramas. No todos los musulmanes son malos, eso está claro, pero aquí Pakistán ampara a los terroristas. Directo y sin medias tintas. Y ya no es tanto la “ideología” como lo “prácticos” que son: no tienen miedo a disparar a matar. Y se agradece.

También decía que hay menos humor porque francamente “Baby” no es una de esas comedias de acción tan típicas del país. Es un film de acción sin más. Hay alguna secuencia graciosa en su segunda mitad –sí, la verdad es que hace reír- pero no se puede considerar una comedia, ni siquiera gags; son situaciones irónicas con más apoyo de materia gris que de golpe visual.

Y por último, ya no es que tiene menos bailes, es que no tiene ninguno. De hecho, solo tiene un videoclip de esos en los que su protagonista sigue con sus quehaceres acompañado de música de fondo sin más. Más formal –o al gusto occidental-, no puede ser. Por eso para acabar la reseña quiero hacerlo con una reflexión: en España el cine de Bollywood o hindú en general no nos llega con cuenta gotas, en realidad no nos llega de ninguna de las maneras. El año pasado se atrevieron a editar “Tiger/Ek Tha Tiger” y gracias. Siendo esta “Baby” –lo peor del film a decir verdad es su engañoso título- un film similar al protagonizado por Salman Khan, no hay excusa para que alguien la importase y editase a nuestro idioma. Hay producciones de EEUU peores que esta que por el contrario sí que nos llegan. Prejuicios, siempre prejuicios…

Resumiendo, “Baby” es un film policiaco anti-terrorista totalmente recomendable con sus buenas dosis de ritmo, calidad y entretenimiento. Equilibrio perfecto en todas sus líneas y perfecto ejemplo de que en la India están haciendo las cosas cada vez mejor por mucho que algunos no quieran enterarse. De lo mejor del 2015.

Ajay Singh Rajput atrapa a uno de sus hombres que estuvo trabajando en la sombra para sus enemigos. Este les confesará que detrás de él hay mucha gente y que en pocos meses la India se convertirá en un polvorín. Ajay sacrificará su vida personal para detener a los terroristas.

Featured image

¿Puede “Singh is bliing” la película del año en la India?

Tras haber triunfado como protagonista con “ABCD 2” –tercera película más vista del año en la India- el coreógrafo, director y actor Prabhu Deva (“Rowdy Rathore”, “Wanted”, “Pokkiri”, etc.) estrena este finde “Singh is bliing” y ya se está hablando de que pueda convertirse en el film del año por las pre-ventas de entradas.

La película, una comedia de acción protagonizada por Akshay Kumar (“Brothers”, “Baby”, “Housefull”, etc.), será la cuarta de este estrenada en el 2015, dos de ellas –“Brothers” y “Welcome back”- situadas ya entre las 10 más vistas del año.