Nuevo tráiler para “Idol” el thriller con Sol Kyung-Gu.

“Princesa” (“Han Gong-Ju”) fue toda una sorpresa dentro del panorama del cine de Corea del sur en 2013 y la cual tuvimos la suerte de que llegará a nuestro país de manos de Mediatres Studio. Ahora su director Lee Su-jin vuelve con el que es su nuevo trabajo.

“Idol” se ha paseado por festivales como el de la Berlinale dentro de su sección  Panorama tendrá su estreno en los cines de Corea del sur el próximo día 20 de este mes. Lee Su-jin quien además escribe el guión se sumerge en este film en el terreno del thriller.

El reparto de esta producción que esperemos también nos llegue en su momento cuenta con el actor Sol Kyung-gu(“Memoir of a Murderer”), acompañado por  Chun Woo-hee (“The wailling”, que aquí conocimos como “El extraño”) y Han  Suk-kyu (“The Berlin File”).

Koo Myung-Hui es un político. Su hijo atropella mortalmente a alguien por accidente. Debido a esto, Koo Myung-Hui se enfrenta la peor crisis de su vida política. Yoo Joong-Sik es el padre de la víctima quien era decapacitado mental y era toda su vida. Ryun-Hwa estaba con el hijo de Yoo Joong-Sik esa noche, pero ella desaparece.

 

Anuncios

Tráiler para “Birthday” el drama que protagonizan Sol Kyung-Gu y Jeon Do-Yeon.

El próximo mes de abril llegará a los cines de Corea del sur el film Birthday el cual supone el debut tras las cámaras del anteriormente asistente de dirección Lee Jong-Eon. Ejercicio este que ha realizado en títulos como los de Poetry del director Lee Chang-Dong o A Brand New Life de Ounie Lecomte.

Como ya os contamos en la anterior noticia dada en esta página sobre esta película que promete lagrimas sin parar en la que se presento el póster de la misma el film de Jong-Eon se inspira en el trágico suceso acaecido el 16 de abril del año 2014 cuando el hundimiento del ferry MV Sewol.

Esta cinta esta protagonizada por Sol Kyung-Gu (“Memoir of a Murderer”) y la actriz Jeon Do-Yeon (“Secret Sunshine”) ambos habían coincidido anteriormente en el reparto de la película I Wish I Had a Wife. Le secundan Yoon Chan-Young (“Mourning grave”) y Kwon So-Hyun (“Yellow Dog”), quien es ademas de actor integrante del grupo de K-pop de nombre 4minute.

Jung-Il y Soon-Nam son una pareja que sufren por la pérdida de su hijo. Jung-Il se siente culpable por no estar allí con su familia cuando este murió su hijo, mientras que Nam quien trabaja en una pequeña tienda extraña mucho a su hijo.

Primer teaser póster para “Birthday” el drama inspirado en un hecho real que protagonizan Sol Kyung-Gu y Jeon Do-Yeon.

“Birthday” es una película de Corea del sur que se inspira en el trágico suceso acaecido el 16 de abril del año 2014 cuando el hundimiento del ferry MV Sewol. Esta lacrimógena producción supone el debut tras las cámaras de Lee Jong-Eon quien hasta ahora ejercía de asistente de dirección en títulos como los de “Poetry” del director Lee Chang-Dong o “A Brand New Life” del realizador Ounie Lecomte.

Esta película que llega a las salas de cines de Corea del sur el próximo mes de abril está protagonizada por el excelente actor Sol Kyung-Gu (“Memoir of a Murderer”) y la estupenda actriz Jeon Do-Yeon (“Secret Sunshine”). Anteriormente ambos habían coincidido juntos en la película “I Wish I Had a Wife”. En el reparto también están Yoon Chan-Young (“Mourning grave”) y Kwon So-Hyun (“Yellow Dog”) integrante del grupo de K-pop de nombre “4minute”.

Jung-Il y Soon-Nam son una pareja que sufren por la pérdida de su hijo. Jung-Il se siente culpable por no estar allí con su familia cuando este murió su hijo, mientras que Nam quien trabaja en una pequeña tienda extraña mucho a su hijo.

Birthday

 

MEMOIR OF A MURDERER – Won Shin Yun – Corea del Sur – 2017 – Thriller

Memoir

No todo vale, señores, no todo vale. Dejen ya de tomar por tonto al personal y de aprovecharse de la indulgencia del respetable.

Ya sabemos que a todos nos gustan los thrillers surcoreanos y que son unos maestros en este género, pero no por ello hay que abrigarse bajo la capa de réditos y tirar para adelante cual burro adiestrado a fuerza de costumbre sin mirar a tu alrededor.

Porque sí, porque “Memoir of a murderer” es una buena película por varios aspectos, pero de ahí a ser una obra ejemplar, va mucho trecho.

Mi principal alegato en su contra es que no se puede hacer creer al espectador aspectos que no son ciertos ni hacer de circunstancias necesarias para el desarrollo de la historia, simples anécdotas para colársela al personal. Vamos, que ni el Alzheimer es así ni guardar un diario en una grabadora de los noventa y luego buscar lo que te interesa, es algo sofisticado y fácil como nos lo hacen creer. ¡Qué esto es un thriller, no una película de Ciencia-Ficción! Que por ejemplo un enfermo de Alzheimer que olvida lo acontecido en toda una semana, no puede ir conduciendo su coche como si nada…

Ahhh… que es una licencia argumental… Una trampa, un insulto para la inteligencia del espectador.

Luego podemos pasar por alto esta cuestión -con una pértiga, claro-, pero al hacerlo tienes que ser consciente de que la nota corre contraria suerte, es decir, baja distanciándose de ese sobresaliente que se había vendido. La cuestión es si llegará al notable. Y es que son tantas preguntas que provoca esta película…

Por ejemplo: ¿Modela una película al actor protagonista o es este el que modela a la película?

Está claro que para que el protagonista resulte verosímil en esta ocasión necesitas a un intérprete de primera fila, alguien que no te falle cuando, como hemos visto, no haya por dónde creerse el guión. Sol Kyung-Gu es uno de los mejores actores de la península –de toda Asia me atrevería a decir- no solo por su trayectoria sino por su dominio de distintos géneros. Aquí mismo lo vemos saltar del drama a la comedia en segundos resultando igual de eficaz: sobrio, oscuro cuando se necesita y riendo hasta la lágrima si el libreto se lo demanda. Otra cuestión es que la cámara se deleite en ello viéndose el plumero otra vez a su director Won Shin-Yun, autor a su vez de la historia.

Todos coincidiremos que es gratificante encontrarse con una interpretación así, yo mismo disfruto con ella e incluso uno se permite tontear sacando ‘parecidos razonables’ con Takeshi Kitano, pero más que nunca parece que has forjado tu película alrededor de ella; servir al actor y no al revés.

Pero no hemos acabado todavía. Siguiendo la línea con la que había comenzado, la manipulación se amplía más allá de las herramientas con la forma de contar la historia; y es que buscando esa sorpresa, el film comienza a dar bandazos para despistar al espectador. El problema, como en otras muchas ocasiones, es cuando llegado el momento clave, sabes que aún queda una hora de película con lo que eres consciente de que hay ‘algo’ más. Vamos, que no hace falta ser un Sherlock Holmes para averiguar que no te están contando toda la verdad. Y ya no tanto ‘toda’ como la ‘única’, y claro… otra vez pasar por tonto… Y ya no hablo de las casualidades porque si no…

No obstante, creo que a pesar de todo es una buena película porque tiene elementos, además de la interpretación del protagonista, como esos golpes de humor que permiten que el film no sea tan plano –genial el entrenamiento del ‘héroe’- o que posea un buen ritmo, herencia sin duda de los antecedentes de su realizador como en la indispensable “The suspect”, pero no deja de ser un thriller más dentro de la, por otra parte, estupenda media general del género en el país.

Sin ir más lejos, a grandes rasgos el film no deja de ser uno de esos “duelos” al sol entre antagonistas tan populares que hasta el propio Sol Kyung-Gu elevó al nivel de palomitero con los consiguientes éxitos en taquilla de la saga “Public Enemy”.

Para terminar, una puntilla salida de mi mente también afectada por otro mal: la estupidez. ¿Soy yo o el estrafalario peinado del protagonista es una llamada de atención al igual que lo fue en su momento el de Cho Min-Sik en “Old Boy”?

Resumiendo, entretenido thriller que depende demasiado de la indulgencia y complicidad del espectador para dejarse manipular. Eso sí, la interpretación de Sol Kyung-Gu, eleva el conjunto más allá de la corrección.

Kim Byeong-Son sufre de Alzheimer, enfermedad agravada por un accidente que tuvo diecisiete años atrás. Lo curioso es que gracias a ello, dejó de asesinar, ya que desde su juventud no dejó de matar a aquellos que él encontraba culpables de diferentes crímenes. Un día tendrá un accidente topándose con un joven que lleva un cadáver en el maletero de su coche. Pronto descubrirá que se trata de un asesino en serie que se mueve por la zona. Para su desgracia, este conocerá a su hija, utilizándola para sus planes…

4