Tráiler para Estados Unidos de la coproducción de terror entre Japon y Corea del sur, “Aru Yasashiki Satsujinsha no Kiroku” (“A Record of Sweet Murder”)

El próximo día 28 de mayo la distribuidora Unearthed Films lanzará tanto en Blu-ray como en Dvd en Estados Unidos la película de “Aru Yasashiki Satsujinsha no Kiroku” (“A Record of Sweet Murder”) ,coproducción coreano-japonesa que entra de lleno en el sub-genero del formato del found footage. El que está detrás de las cámaras es el cineasta japonés Koji Shiraishi (“Grotesque”/ “Sadako vs. Kayako”).

Kim Kkobbi (“Rough Play”), Yeon Je-Wook (“The Witness”), Ryotaro Yonemura (“Asako I & II “) y Tsukasa Aoi (“Goddotan Kisu Gaman Senshuken”) son el reparto de esta cinta de terror que fue estrenada en Japón en el 2014 y llevada a varios festivales del genero. Según parece la película nunca se distribuyo en el formato domestico occidental hasta ahora.

Soyeon es un periodista que un día recibe una llamada de Sangjoon un asesino en serie, quien en verdad fue un amigo de la infancia de la periodista. El que se haya fugitivo después de escapar de un instituto mental y matar a 18 personas le pide una entrevista personal.

Anuncios

Nuevo tráiler (sub en ingles) para “Persona” la producción de Netflix con la cantante y actriz IU.

El próximo viernes se estrenará en la plataforma online de Netflix la producción surcoreana de “Persona”, cinta que narra varias historias cada una dirigida por realizadores diferentes : Lee Kyoung-Mi (“Love Set”), Yim Pil-Sung (“Collector”) , Jeon Go-Woon (“Kiss Is Sin”),y Kim Jong-Kwan (“Walking at Night”).

Lee Ji-Eun más conocida como IU es una actriz y cantante que debuta en el cine como protagonista con esta película tras hacer un cameo en el film “Real” del director y guionista Lee Sa-Rang. Bae Doo-Na muy popular actualmente por su participación en el Kdrama de zombies de “Kingdom”, también de Netflix, y  el actor Park Hae-Soo (“The pirates”) son parte del reparto.

Como ya he comentado “Persona” que se estrenará el próximo día 5 de abril en Netflix contiene 4 historias separadas y dirigidas por un director diferente. Los cuatro directores crearon sus historias teniendo en mente a la actriz y cantante IU.

“Spring, Again”, el drama de una madre no lo logra detener el tiempo.

Este próximo mes de abril se estrena la nueva película del director surcoreano Jung Yong-Joo (“Never Ending Story“) quien anteriormente había ejercido de asistente de dirección en películas como las de The Uninvited escrita y dirigida por Lee Soo -Youn, y Princess Aurora” cinta estrenada en 2005 bajo la dirección de Pang Eun-Jin y en cuyo guión participo el propio Jung Yong-Joo.

SpringAgain” (“DasiBom“) es el titulo del nuevo trabajo de Jung Yong-Joo el cual se enmarca dentro de los generos del drama, la fantasia y los viajes en el tiempo. Protagonizada por la actriz Lee Chung-Ah (“Northern Limit Line“), y el actor Hong Jong-Hyun (“Enemies In-Law“).En el reparto de secundarios nos encontramos con Park Kyung-Hye (“The Drug king“), Park Ji-Bin (“Almost Love“), Park Ji-Il (“Shiri“), y Lee Hye-Ran (“Love clinic“).

La trama que se cuenta en SpringAgain” (“DasiBom“) es al menos curiosa con ese juego que siempre da el tema de los viajes en el tiempo en el cine. Al morir su hija en un accidente Eun-Jo cae en la tristeza y desesperación. Un día tras otro ella al despertarse se encuentra que su tiempo está yendo hacia atrás. Eun-Jo se encuentra con Ho-Min quien puede tener una clave para el misterioso viaje en el tiempo de ella.

 

 

La surcoreana “The guest” seguirá su andadura en la pantalla grande.

The guest

Muchos fuimos los que tuvimos la oportunidad de ver ese estupendo KDrama que fue “The Guest” que vio la luz el último trimestre del 2018.

El serial que nos llegó de la mano de la OCN y Kim Hong-Seon I (“The age of blood”, “Black”, “Voice”, etc.) continuó y dio paso a otros seriales y productos de la tendencia ‘posesiones’ que parece no dejar de estar en boga.

Con Kim Dong-Wook (“The concubine”, “The cat”, “Coffee Prince”, etc.), Kim Jae-Wook (“The last princess”, “Antique” y otra vez “Coffee Prince”, etc.) y Jung Eun-Chae (“The great battle”, “The fatal encounter”, “Pasta”, etc.) al frente del reparto, la serie se convirtió en un éxito y ahora se anuncia la intención de continuar con la misma con el ínclito Kim Hong-Seon I al mando aunque no se ha asegurado si sus protagonistas continuarán ya que se desconoce la naturaleza de la misma, si es una continuación, spin-off o un caso totalmente diferente.

Estaremos atentos pero la cosa apunta.

El film de terror “Whispering Corridors” tiene su remake en Indonesia.

En Indonesia no solo se vive del cine de acción y artes marciales como las dos entregas de “The Raid” sino que también apuestan por el cine de terror, en este caso hablamos de un remake de un film bastante conocido por los fans del genero y en especial del terror asiático.

Se trata del remake de “Whispering Corridors” (“Yeogo goedam”) producción de culto dentro del cine de terror rodado en Corea del sur que fuese estrenada en el año 1998 y la cual estuvo dirigida por Park Ki-hyeong (“Akasia”). Su éxito en las salas de cine surcoreanas daría paso a una saga de cinco películas.

El remake indonesio en manos de Blok M, Asih (el nombre la verdad que no me suena para nada) lleva por título el de “Death Whisper” y tendrá distribución internacional a través precisamente de la compañía de Corea del sur, CJ Entertainment. Por ahora no tiene fecha de estreno en cines.

Amanda Rawles (“Something in Between”), Angga Yunanda (“Sajen”), Teuku Ryzki (“Generasi Micin”) y Arya Vasco (“Tembang Lingsir”) son parte del reparto de este film. La trama gira en torno a un espíritu malvado que vaga enfurecido por una escuela de la secundaria

 

RAMPANT – Kim Seong-Hoon III – 2018 – Corea del Sur – Aventuras épicas/Terror

Rampant.jpg

Si uno ve la serie que está en boca de todos como es “Kingdom” y es aficionado al cine asiático, está abocado a ver “Rampant”, por curiosidad y por lógica.

Si “Kingdom” nos traía a unos valientes muchachos de la mediana dinastía Joseon que luchaban contra unos infectados por una plaga que los asemejaba a zombies, los de “Rampant” no lo son menos. De ahí, esa ‘curiosidad y lógica’ que apuntaba más arriba.

Ahora bien, mientras la serie vio la luz en Enero, esta que nos ocupa aprovechó las condiciones propicias de la festividad de Halloween para convocar a más de un millón y medio de espectadores en las sala de cine. Recapitulando, dos meses y algo de antelación.

Sin embargo, esto no fue más que una estrategia clara de marketing ya que si nos ponemos a analizar una producción y otra, viendo las coincidencias más allá de las líneas generales que he dado en los primeros párrafos, es “Kingdom” la… digamos original. Y eso que no nos hemos metido todavía con las sensaciones.

En “Kingdom” se encuentra acreditada la guionista Kim Eun-Hee, autora de la web toon

Kingdom of the gods” junto a Yang Kyung-Il en la que se basa. Con este punto de partida, sobra todo lo demás. Las coincidencias no son fortuitas y hasta se podría asegurar que aquí en “Rampant” hacen uso de algunos de los planteamientos de la web toon sin pararse si quiera a reconocer la autoría. Claro, como hacen cambios… debieron pensar con ironía.

Dicho esto, empezaré reflejando los cambios entre esta y la producida/presentada por Netflix. Está claro que si no has visto aquella, esto poco importará así es que pasar unos párrafos más abajo.

En ambas tenemos un príncipe heredero pero no tan “heredero”. Aquí es un tío –no tengo otro nombre para calificar a tal… personaje- criado en China que vuelve al país tras la muerte de su hermano mayor. En la “otra” es hijo de una concubina y por lo tanto si la actual reina tiene un hijo, será desposeído de todo derecho al trono.

En las dos el villano es el Primer Ministro y oh, qué casualidad, en las dos es un ‘primer espada’ del país, incluso en esta que nos ocupa un primer espada de Asia ya que el bueno de Jang Dong-Gun ha trabajado fuera de sus fronteras. Aquí mismo nos enseña su dominio del mandarín con un par de intervenciones en este idioma. También es curioso que sendos actores normalmente sean los buenos de las películas que protagonizan, por sí solos además, y aquí sean malos, malísimos. Eso sí, a Dong-Gun lo estamos viendo últimamente queriendo demostrar que puede ser algo más que un héroe ya que en su anterior película como fue la recomendable “Seven Years of Night” acogía un rol negativo.

Tanto en “Kingdom” como en “Rampant” el protagonista está acompañado de un subalterno al más puro estilo Sancho Panza. En ambas tiene un toque cómico aunque es aquí donde está más acentuado. Excesivamente. Y es que mientras en la serie es un guardia real aquí es un… un… ¿monje?

Por último tenemos el detonante de toda la función como es la plaga. En las dos les llega de nuevas. Eso sí, con diferencias tanto por origen como por efectos. Sobre lo primero, mientras que en “Kingdom” proviene del uso de una flor que nos ata irremediablemente a otro mito del género del terror como es la licantropía, aquí son los sucios y bárbaros extranjeros –holandeses, of course!- los que traen la enfermedad.

En cuanto a los consecuentes efectos, en ambos son impecables pero en “Kingdom” están más definidos y con matices.

Dicho esto, vayamos con un análisis más individualizado de la película, aunque con todo lo dicho tampoco hay mucho qué decir y más, dando el resultado que da.

Antes cuando hablaba del protagonista ya he esbozado parte de mis sensaciones hacia él. Decíamos que la película, aunque no lo acredite, toma prestadas cosas de una webtoon, pues bien, más de dibujo animado no puede ser el ínclito principito. Nos llega desde las Chinas en plan chulo y tras una demostración en plan Naruto se nos mete a republicano y santurrón…

Y tras lo dicho, podríamos aplicar los mismos términos al resto de la película: irregular y poco creíble. Está claro que perteneciendo al género con el que tratamos lo de ‘poco creíble’ suena un tanto… extraño. No me refiero a la lucha contra zombies sino a los bandazos que da la película. Arranca fantástica, enganchando, pero se queda en eso, en gancho. Luego pasa a una hora de aburrimiento supino con excesivo diálogo que suena a excusa y poca acción.

Y la parte ‘zombática’… Sin ganas de innovar. Sí, hay crujidos de huesos, posiciones imposibles y señas que hemos visto en los ‘no muertos’ de este origen, pero es eso: cosas que ya hemos visto. Poco más.

Y lo peor es que cuando se pone dramática no hay por dónde cogerla, en parte porque ya sabemos quiénes van a ser las bajas cuando hacen hincapié en algunos personajes por medio del humor para caer simpáticos y por otro, porque algunos de los que caen no nos interesa un bledo por mucho que el compositor de la Banda Sonora ponga todo su empeño.

Es lo de siempre: artística y técnicamente impecable, pero la historia haciendo aguas y más en este caso con los precedentes y consecuencias teniendo ahí “Kingdom”.

Resumiendo; estando “Kingdom” uno puede pasar absolutamente de esta película. Si no existiese la serie de Netflix tendría un pase por Jang Dong-Gun. Entretiene, pero también tiene sus momentos aburridillos.

3

KINGDOM – 1ª Temp. – Corea del Sur – 2019 – Aventuras épicas/Terror

kingdom

El que me conozca un poco va a creer que pongo a esta serie bien porque es coreana y claro, dada mi afinidad por todo lo asiático… Pues no.

El que me conozca más sabrá que soy de los que digo las cosas cómo me parecen, caiga el que caiga sin importar el qué. Si no me gusta algo, lo digo y no pasa nada, venga de donde venga y salga el que salga.

De hecho, por muy coreana que sea, no le tenía excesivas ganas, una porque al tratarse de zombies ya estaba un poco harto y dos porque, y relacionada con esta misma razón, pocas semanas antes nos había llegado desde el mismo lugar “Rampant”, otra producción épica con zombies con muchas… coincidencias. Está claro que aunque la otra vio la luz antes, es esta la que tiene acreditada a la webcomic “Kingdom of the gods” de Kim Eun-Hee y Yang Kyung-Il de donde claramente la primera robó algunas ideas.

Pues bien, tampoco era cuestión de desestimarla a las primeras de cambio ya que no todos los días nos llega un Kdrama doblado a nuestro idioma, ¿verdad?

Un último apunte que ayuda a empezar con el análisis vinculado a lo que venía diciendo sobre mí objetividad: mis dudas sobre la serie eran tales que hasta el primer episodio me pareció un tanto… soso.

Pues sí, el arranque de “Kingdom” es un tanto dubitativo con unos cuantos clichés, casi nula aparición de los ‘no-muertos’, menos presencia de acción y ya si de terror hablamos… Apaga y vámonos. Por si faltase poco, sus dos estrellas, reclamo donde los haya para autónomos y frikis como un servidor, dejaban mucho que desear.

El protagonista Joo Ji-Hoon,  al que hemos visto crecer a lo largo de ya más de una década desde la encantadora “Princess Hours” donde también ejercía en el papel de príncipe, aparecía poco menos que acartonado.

Su contrapartida, el carismático Ryu Seung-Ryong, se nos hacía extraño viéndolo en un papel de villano como hacía tiempo que no veíamos en él, desde también sus orígenes.

Pues entre unas cosas y otras la cosita no apuntaba bien. Pero como otras tantas veces, nada es lo que parece en Corea.

El segundo episodio toma el relevo del primero aumentando las sensaciones y añadiendo todo el mordiente que echábamos a faltar: acción, terror y hasta reconciliación con su reparto, aunque bien no personificado en el mencionado dúo de estrellas pero sí por parte de un puñado de secundarios que aportan los matices que extrañábamos. ¡Pero si hasta nos encontramos con alguna dosis de humor!

Pormenorizando en los detalles aunque sin destripar nada, diremos que otra vez Corea ‘se la saca’ –perdón por lo soez que pueda sonar y ser la expresión- como ya hiciese con “Train to Busan” al añadir notas originales a nuestros queridos ‘resucitados’ que no dejarán de sorprendernos hasta el último capítulo.

En todo caso, que nadie se piense que la serie solo busca combatir contra la plaga de zombies ya que esconde otras subtramas como el ‘equilibrio de poder’ dentro de la corte que nada tiene que ver ya con el género fantástico y/o de terror aunque sí más común a la filmografía local.

A este respecto la dirección artística se presenta como siempre impecable haciendo gala de un generoso presupuesto. Esto no nos viene de nuevas a los habituales a estas producciones, pero conviene mencionarlo para el vea a esta “Kingdom” como algo exótico o casual, ahora que está de moda la palabra, jejejeejeje…

Para ir acabando, volver a lo dicho sobre los secundarios encontrándonos un granado puñado de actores de primera fila como por ejemplo Heo Joon-Ho como ese líder de los “Panaderos Ninjas”.

Lo peor: Por un lado el doblaje en español, sobre todo el que recae en el papel del Magistrado Beom-Pal, el más hilarante de los personajes que por mor de un doblaje mediocre pasa directamente de cómico a idiota.

Y por otro lado que en seis capítulos no da tiempo para nada, dejándonos con ganas de más. Sabiendo que la semana pasada comenzó el rodaje de la segunda temporada, uno no puede dejar de pensar que sus productores esperaban su resultado internacional para acometer la continuación.

Resumiendo; “Train to Busan” ya demostró que aún se podía sacar provecho de los zombies. Ha tenido que volver a ser Corea del Sur quién continúe pillándonos a contrapié con esta serie tan entretenida, ricamente recreada y gratamente construida para sorprender hasta el último momento con detalles y guiños.

5