“The Silenced”, una película de terror que esconde más de lo que muestra. Critica (Opinión) en el enlace.

Comenzamos el jueves con una reseña sobre una película de terror del año 2015 de Corea del sur; una opinión personal de un film que rompe con los esquemas del habitual cine de terror asiático pese a que juega desde un inicio con las bases principales de este.

El realizador surcoreano Hae-young Lee (Like a Virgin) rodó un film de terror que logra dar algo de novedad al género que se realiza en Asia, el cual lleva metido unos cuantos años en la mediocridad, venga este desde Japón, China, Tailandia…etc.

A primera vista no presenta nada que no hayamos visto antes, eso sí un producto cuidado e interesante como suelen hacerse en Asia. En lo que al terror se refiere en un principio se nos muestra algo que no se aleja mucho del espectro convencional que hemos visto en infinidad de títulos, pero he aquí que la cosa nos depara alguna sorpresa que le da entidad propia y de la que no puedo desvelar nada para aquel espectador que no la haya visto.

Como es habitual en la cinematografía asiática este es un film que va cociéndose a fuego lento, no aburre en ningún momento, dejándonos  pistas e indicándonos por donde irán los tiros…perdón, los sustos. Aunque como ya comenté antes estos irán por otros derroteros más satisfactorios.

Un grupo de chicas son las que protagonizan esta historia de fantasmas, aunque lo que mejor se representa son las personalidades de cada una de ellas: la antipática, la trastornada, la amigable y, la nueva que es la que se hace cercana a ese ente del más allá que habita la residencia donde ellas residen.

Won-Hee Go, Ryun Jo, Bo-Bi Joo, Dong-Hyun Kim, Ye-ji Kong, Sun-Ah Lee, Bo-yeong Park, Joo-hee Park, Se-In Park, So-dam Park, Sung-yeon Park, Mi-Ji Seo, Hee-seop Sim son las que conforman el reparto de este film. Todas ellas están muy bien en sus respectivos papeles haciendo que sus personajes lleguen y logren conectar con el espectador.

La historia se ubica en el año 1938, en la época en que Japón imponía su orden en Corea del sur, en una residencia para jovencitas regentada por unas mujeres japonesas. Chicas reprimidas por algún hecho acaecido en sus vidas, y las que han de convivir con un fantasma del pasado.

Una película novedosa con momentos destacables y que no abusa del susto fácil ni se deja llevar por el terror más agresivo sino dando sutilezas pesadillescas que van conformando un tablero de preguntas y respuestas -algo ya usado- pero con novedad en su envoltorio.

fullsizephoto607281

Anuncios

Nuevo tráiler para “Kodomo Tsukai” (Innocent Curse), lo último de Takashi Shimizu.

Takashi Shimizu, el director japonés que abriera escuela en el género del terror nipón con la saga de películas de La maldición (Ju-Oh) o con alguna otra aportación al género como la muy reivindicable Marebito lleva años de capa caída ya sean con las pobres producciones rodadas para el mercado norteamericano, donde lo único bueno que ha hecho es el remake de su obra maestra Ju-Oh, y aún así fue inferior al original, o en producciones olvidadas más cercanas al gusto del público japonés.

Ahora Shimizu presenta el que es su nuevo trabajo, el cual tampoco parece que le vaya a sacar del olvido de los fans del terror asiático. Mañana 14 de septiembre se estrenará en los cines de Japón Kodomo Tsukai (Innocent Curse), historia que nos llevará a un pequeño pueblo donde están sucediendo sucesos muy extraños: los niños desaparecen mientras que los adultos cercanos a ellos, tres días después de las desapariciones mueren de manera trágica.

Kodomo Tsukai (Innocent Curse) está interpretada en sus principales papeles por Hideaki Takizawa el integrante del dúo de idols Tackey & Tsubasa, a quien se le ha visto en su faceta como actor en diversos Doramas y películas como Kawa no nagare no you ni. Le acompañan Daiki Arioka integrante de la bandboy Hey! Say! JUMP y cuya carrera en la actuación se ha centrado más en el mundo de la televisión y  la actriz Mugi Kadowaki a quien conocemos por sus papeles en el Live-Action de Okami Shojo to Kuro Oji o Shanti Deizu 365 Nichi, Shiawasena Kokyu.

Tráiler para el anime de terror “Ou-sama Game”. El juego va a dar comienzo.

El próximo 5 de Octubre se estrenara en las cadenas de televisión AT-X, Tokyo MX y BS11 en Japón la nueva serie de anime Ou-sama Game adaptación de la novela de terror homónima para móviles obra de Nobuaki Kanazawa cuyo primer tráiler acaba de salir a través de su web oficial. En este tráiler se puede escuchar el que será el ending de la serie que llevará por nombre Lost Paradise interpretado por Pile.

El director Noriyoshi Sasaki quien ha trabajado en anteriores proyectos como Ojisan to Marshmallow, Isshuukan Friends o DRAMAtical Murder estará bajo las ordenes de el estudio de animación Seven. Kenji Konuta (Servamp) se encargará de la composición de serie. La novela de Nobuaki Kanazawa fue publicada en doce volúmenes entre los años 2009 y 2015, a principios de este año se ha relanzado una nueva edición de esta obra.

La historia de Ou-sama Game que ya tuvo una adaptación al cine a imagen real en 2011 cuenta como 32 alumnos de una clase de instituto reciben un mensaje en sus móviles de alguien que se hace llamar el Rey. Cada mensaje les dan órdenes que deben cumplir o morirán si no lo hacen.

 

 

Tráiler para “Mon Mon Mon Monsters”, comedia de zombies made in Taiwan.

Mon Mon Mon Monsters producción en la que los zombies vuelven a ser los protagonistas, dentro de una trama en la que no faltara el humor. De nacionalidad Taiwanesa su estreno en salas será el próximo día 27 de Julio. El film es obra del taiwanés Giddens Ko, además de dirigir ha escrito el guión, un novelista metido a director en cuyo currículum podemos encontrar L-o-v-e o You Are the Apple of My Eye, esta ultima fue su opera prima como realizador.

Este nuevo trabajo de Giddens Ko es un cambio importante en su carrera tras de las cámaras pues de dirigir cintas de tono románticas y de corte dramáticas se ha subido al carro de un film de zombies en la gran pantalla y más tras dos excelentes muestras asiáticas del género como fueron Train To Busan o I am a Hero, con esta ultima tiene una conexión y es el humor que destila esta curiosa producciónTambién a destacar por el tráiler que os dejamos abajo en que el tono o la fotografía recuerda al cine de terror nipón de los años 90.

Esta claro que en lo que a interpretaciones se refiere no es que haya un plantel de estrellas conocido, máallá de su presencia en el cine de Taiwan juvenil o en series de televisión, en el que hay que destacar a Deng Yu KaiKent TsaiLai Jun Cheng o Tao Bo Meng.

TRAIN TO BUSAN – Yeon Sang-Ho – Corea del Sur – 2016 – Acción/Terror

traintobusanOtra de zombis. Dicho así podría ser el título de una película paródica al estilo de las franquicias que David Zucker nos ha estado regalando –o atormentando, según el caso…- en las últimas décadas, pero la cuestión es que, poniéndonos serios, todo lo serio que puede ponerse alguien que cree que hay que huir del drama, la expresión adquiere carices, eso mismo, dramáticos cuando los amantes del género en los últimos años estamos siendo las víctimas propicias de una moda que ha rebasado los límites de las tendencias para convertirse en una pesadilla de títulos mediocres, sin ideas y dudosas calidades.

El repiqueteo machacón de títulos ya no solo de películas sino también desde otros ámbitos se ha hecho tan incontrolable que uno termina rechazando sistemáticamente todo lo que huela –nunca mejor dicho- a muerto viviente. Sin embargo, siempre hay alguna producción que consigue colarse en nuestro ‘menú’ gracias a las referencias que nos llegan sobre todo desde las redes sociales; y ese es el caso de esta “Train to Busan”, film que por encima de mi querencia al cine asiático y más allá, su origen surcoreano, ha trascendido favoritismos y claro está, frikismos, llegando a convertirse en un producto viral permitiendo, y es lo que más me gusta, que muchos aficionados al género del terror ajenos a la filmografía oriental, abran la puerta a este cine sin denostados prejuicios.

Pero dejémonos de rollos que el que más y el que menos si estáis leyendo esta reseña ya sabéis quién es Chanpoo y lo que defendemos los que componemos este blog, así es que vayamos con el film protagonista de estas líneas.

Volviendo al inicio de la reseña, sí, estamos ante ‘otra de zombies’ como decía, pero hay tantas diferencias como para justificar esa popularidad y hasta revuelo. Para empezar, los propios antagonistas del film, los zombies.

Antes de que acabásemos hartos de muertos vivientes el “maestro” Danny Boyle revolucionó hace casi ya quince años el sub-género con “28 días después”, trayéndonos por primera vez unos zombies violentos y sobre todo, rápidos. Fue un shock ya que la amenaza se hacía más patente, real y sobre todo peligrosa. En “Train to Busan”, nuestros ‘muertitos’ son de esta estirpe, pero han sabido dotarle de una… ¿personalidad? propia haciéndolos retorcerse más al estilo de unos poseídos que de lo que estamos acostumbrados. Vale, a alguno la mezcla le traerá a la memoria la última entrega de la patria “Rec”, sin embargo hay más factores que la simple flexibilidad y crujido de huesos y tendones, como por ejemplo, la propia interpretación.

A ver, a vueltas con el aluvión de títulos de films de este subgénero, contemporánea a esta hemos podido ver la adaptación del best-seller de mi escritor por excelencia Stephen King “Cell”. Dejando de lado la muy cuestionable calidad de esta película, en ella se nos ofrecía otros zombies “rápidos” con un apunte original: que podían utilizar armas. Bien, es loable querer diferenciarte de otras producciones, pero cuando los actores que escogías para interpretar a tus muertes vivientes tienen más ganas de poner la mano para cobrar su cheque como extra que de hacer algo creíble, pasa lo que pasa…

Aquí, efectos de maquillaje, de sonido y hasta de cables aparte –esto último muy asiático por cierto-, los actores encargados de meterse en la piel de los no-vivos se dejan eso mismo, la piel para meter miedo al personal. Así da gusto.

Lamentablemente el guión no es que ofrezca grandes giros argumentales o diálogos brillantes, pero sí que por el contrario mantiene la tensión, y estando en el género en el que nos encontramos, es lo que importa, de hecho las casi dos horas se pasan en un suspiro. Y ya no es lo distraído que estemos sino lo que contagia: nos sorprenderemos -o ya no, después de poner en sobre aviso- haciendo fuerza para que los protagonistas alcancen su objetivo, y esto desafortunadamente no lo pueden decir todas las películas. Mucho menos, lo que me he dejado casi para el final como es la facilidad para emocionarnos.

Porque sí señores, aunque parezca extraño siendo esta una película de zombies, “Train to Busan” llega a tocar la fibra. Vale, muchos diréis que tampoco es difícil; siempre se ha dicho que es más fácil hacer reír que llorar, pero repito, esto es una película de zombies ¿Cuántas os han emocionado? Si tan fácil es…

Pero ni aun poniéndonos exigentes, queriendo quitarle valor ayudándonos de la siempre recurrente ‘lágrima fácil’ –ya digo que para mí no- no se puede decir que el film no tenga su enjundia; y es que siendo Yeon Sang-Ho su director y guionista, responsable de films de animación tan críticos y mordaces como los premiados internacionalmente “The fake” y “King of pigs”, la película no se queda atrás en cuánto a esos detalles que pueden pasar inadvertidos o incluso camuflados bajo una capa de humor (al inicio claro está) y que denuncian el consumismo, la opresión corporativa, la hipocresía y falsa moral surcoreana con las mujeres, familia, etc. como objetivo del foco del ojo crítico del realizador.

Antes de terminar, aplaudir a su protagonista Gong Yu, el ‘chico de oro’ actual de Corea del Sur, un chaval que ya prometía en sus inicios más cosas que las de ser el típico galán y que encadena éxitos tras éxitos de taquilla y de crítica desde hace cuatro años. Se lo merece. Habría que hablar también del ‘villano’ del film, pero mejor que cada uno lo descubra…

Poco más se puede decir de una película para disfrutar y hasta dejarse sorprender; y es que hasta el desenlace rompe con lo esperado en una película de esta nacionalidad. Sin creer haber ‘spoiledo’ excesivamente, los habituales ya sabrán a lo que me refiero.

Resumiendo, “Train to Busan” es una película que se vende sola y no solo por la repercusión que ha tenido en las redes sociales y medios dedicados al género. Calidad artística y técnica tiene de sobra, a lo que hay que sumar una tensión constante y puntazos emocionales para dejar, por si no lo estabas ya, fuera de juego.

4  /   5

Malasia también sabe hacer cine de género.

interchange

Últimamente el sureste asiático está convirtiéndose en un estupendo foco de interés. Así ahora nos “Interchange”, un thriller sobrenatural malayo que muchos encuadrarían en el género de terror en el que un grupo de policías deben detener a un peculiar asesino con supuestos poderes.

En su desconocido reparto nos encontramos con actores de otras nacionalidades vecinas como indonesios para abrirse camino en estos mercados.